viernes, 6 de mayo de 2011

Costumbres de Belice




El filósofo escocés David Hume escribió: 'la costumbre constituye la guía fundamental de la vida humana'. Efectivamente, el conocimiento de las costumbres supone una guía importante para comprender el alma de un país y de sus gentes. Con el siguiente texto se intenta ofrecer una panorámica del entorno de las costumbres nacionales: cómo se desposan sus habitantes, cómo celebran las familias sus fiestas o las ocasiones festivas, qué comen, cómo se relacionan, cómo se divierten, etc.
Costumbres de Belice
Matrimonio y familia
Muchas jóvenes beliceñas se convierten en madres solteras, y muchos hombres engendran una serie de hijos de varias mujeres con las que nunca se casan formalmente, si bien pueden acogerse al matrimonio de hecho. Los casamientos religiosos son normalmente seguidos por una colorida recepción en la que se come, se escucha música y se baila.
Las familias suelen ser grandes y a menudo abarcan la familia extensa. Muchos beliceños se marchan a trabajar y a vivir en otros países, y es habitual que los abuelos críen a los nietos. Debido al gran número de padres ausentes, actualmente la población está compuesta en su mayoría por menores de edad en la Ciudad de Belice. Los hijos adultos suelen permanecer en la casa paterna hasta que contraen matrimonio o tienen hijos. Entre la población criolla, hay muchas familias uniparentales. En un pueblo criollo es común que la cabeza de la familia sea una mujer y que convivan varias generaciones de mujeres sin ningún hombre adulto. En la mayoría de los demás hogares, el padre ocupa la posición central. Las mujeres más jóvenes son más proclives que las de mayor edad a trabajar fuera de casa, pero se espera de ellas, en general, que se hagan cargo de las tareas domésticas y de la familia.
La baja densidad de población de Belice ha permitido al gobierno extender la propiedad de la tierra. La mayor parte de las familias tiene su propia casa en lugar de un apartamento, si bien en las áreas rurales puede ser una simple cabaña con techo de paja. En las zonas costeras, muchas casas se construyen sobre pilotes para protegerlas de las inundaciones después de las tormentas.
Las comidas
Los alimentos básicos más comunes son el arroz blanco y las alubias, que pueden servirse con pollo, carne vacuna, pescado o mariscos. Entre los maya, el maíz está integrado en casi todas las comidas, a menudo en forma de tortillas. Algunos de los platos más populares son los tamales, panades (costras de maíz frito con frijoles o pescado), pasteles de carne, escabeche (sopa de cebolla), chirmole (sopa) y garnaches (tortillas fritas con frijoles, queso y salsa). Abundan las frutas, como los plátanos, las naranjas, los mangos, las papayas y las limas. Es menor la variedad de vegetales, muchos de los cuales deben ser importados. En general, la población rural tiene una dieta menos variada que la de las ciudades.
En las áreas urbanas, el desayuno puede consistir en fruta, pan, queso, frijoles, huevos o cereales; en las rurales, a menudo se limita a los frijoles. Por lo general, la comida principal se hace a mediodía, aunque algunos grupos, como los kek’chi maya, toman la comida principal por la noche.
Las familias suelen comer juntas, y las escuelas y muchas empresas cierran a mediodía para que la gente pueda comer en su casa. Sin embargo, en algunas familias mayas y mestizas, las mujeres lo hacen después o aparte de los hombres. La costumbre exige que, en la mesa, las personas —en especial los niños— no hablen mucho mientras comen.
Hábitos sociales
Los beliceños son informales y amistosos en sus saludos. Se considera de mala educación no saludar, incluso a los sólo conocidos de vista o a un empleado o recepcionista cuando se entra en una empresa. Un simple movimiento de cabeza o de la mano basta cuando uno se cruza con alguien en la calle, y las personas conocidas también se pueden saludar con un Hey, how yu di do? (hola ¿cómo estás?) o Y’all right? (¿cómo estás?). Cuando se hace un alto para hablar con alguien, es habitual un apretón de manos. Entre amigos, se puede saludar chocando las palmas o los puños, o entrelazando los pulgares o todos los dedos. Los hombres se suelen palmear la espalda al tiempo que se estrechan la mano. Los mestizos dirán ¡buenos días!, ¡buenas tardes!, ¡buenas noches! o sólo ¡buenas! en cualquier momento del día. En criollo, se podría decir Wa di gwan? (¿qué tal?) o frases similares.
En situaciones formales, las personas se dirigen unas a otras usando sus títulos de tratamiento, pero de lo contrario, se emplean los nombres de pila. Los niños se suelen dirigir a sus mayores anteponiendo el señor o señora al apellido, y suelen responder a las preguntas diciendo Yes, ma’am (sí, señora) o No, sir (no, señor).
A partir de la introducción de la televisión en 1980, las visitas empezaron a desempeñar un papel cada vez menor en la vida de las ciudades, si bien siguen siendo importantes en los pueblos. Los beliceños suelen preocuparse porque sus visitas, incluso las inesperadas, se encuentren como en su casa. Las citas convenidas suelen producirse los fines de semana. Cuando se visita una casa, es probable que se inicie una larga conversación en la puerta antes de ser invitado a pasar al patio o al interior de la vivienda.
Entretenimiento
Los deportes más populares son el fútbol y el baloncesto, y los equipos de la liga cuentan con un apoyo entusiasta. Otros deportes que gustan en Belice son: el balonmano, el excursionismo, el boxeo, el ciclismo y el béisbol. Cada fin de semana de Pascua se celebra una carrera ciclista internacional campo a través.
Los conciertos y las fiestas escolares tienen una amplia acogida. Sólo hay un cine en la Ciudad de Belice; por eso, la gente ve los estrenos de películas en casa, a través de la televisión por cable y en video. Los beliceños son aficionados al reggae, al calypso, al soca y a otros tipos de música, como el punta-rock, que tiene sus raíces en la cultura garífuna.
Belice tiene la segunda barrera de arrecife más grande del mundo y cientos de pequeñas islas, llamadas cayos, que constituyen áreas populares de recreo para los habitantes urbanos.
Fiestas
La fiesta oficial más importante se celebra en septiembre. El carnaval, que se festeja con desfiles en las calles y fiestas, tiene lugar el sábado anterior al día del Cayo de San Jorge (10 de septiembre). El Día de la Independencia es el 21 de septiembre. Entre estas dos fiestas hay varias 'Celebraciones de septiembre'. Otras fiestas oficiales son: el Día del Barón Bliss (9 de marzo), en honor de un noble portugués que dejó su fortuna a Belice; el Día del Trabajo (1 de mayo); y el Día del Asentamiento de los Garífuna (19 de noviembre), que conmemora la llegada del pueblo garífuna a Belice. La Navidad es un tiempo para la familia, la religión y la comunidad; para la mayoría es una fiesta sosegada. El fin de semana de Pascua, la gente suele tomarse vacaciones.




3 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares