viernes, 6 de mayo de 2011

Costumbres de Benín




El filósofo escocés David Hume escribió: 'la costumbre constituye la guía fundamental de la vida humana'. Efectivamente, el conocimiento de las costumbres supone una guía importante para comprender el alma de un país y de sus gentes. Con el siguiente texto se intenta ofrecer una panorámica del entorno de las costumbres nacionales: cómo se desposan sus habitantes, cómo celebran las familias sus fiestas o las ocasiones festivas, qué comen, cómo se relacionan, cómo se divierten, etc.
Costumbres de Benín
Matrimonio y familia
El matrimonio se considera una alianza entre dos familias y la mayoría de los benineses concede una gran importancia a los ritos matrimoniales tradicionales, que son muy variados. Los cristianos y los musulmanes combinan sus rituales respectivos con costumbres locales. Las mujeres de más edad de la familia de la novia presiden una ceremonia en la que aceptan los regalos del novio y aprueban oficialmente el matrimonio. El precio de la novia —que la legislación ha tratado de erradicar— y el coste de una boda apropiada son tan altos que la ceremonia puede posponerse durante meses o años, hasta que la situación económica lo permite. En tales casos, las parejas viven juntas y tienen hijos como si estuvieran casadas.
Aunque las familias nucleares se han vuelto cada vez más comunes en las áreas urbanas, en las rurales la mayoría de la población aún sigue el esquema tradicional de vida; así, la familia extensa vive en un conjunto de casas rodeadas por una valla o cerca, con un patio y un pozo comunes, espacios para los animales y un área para cocinar. Los principios de tolerancia y de apoyo mutuo dirigen la vida de la familia extensa, cuyos miembros trabajan juntos y comparten los productos de su labor. Se considera una desgracia mantener malas relaciones dentro de la unidad familiar. En las ciudades, el alejamiento de la estructura familiar tradicional y el abandono del principio de apoyo mutuo ha provocado algunos conflictos sociales, al no compartirse el éxito con otros miembros de la familia extensa.
La poligamia es legal, pero no es muy practicada. La costumbre de tener dos mujeres está más extendida en las áreas septentrionales que en las meridionales. El padre es el cabeza de familia, pero las mujeres hacen gran parte del trabajo —crian a los hijos, cultivan y comercian— por lo que son muy respetadas. Las mujeres mayores gozan de una estima especialmente alta. La mayoría de las familias tiene varios hijos; los padres desean tener al menos un hijo varón para perpetuar el nombre de la familia.
Las comidas
Los benineses prefieren las comidas picantes y condimentadas. En el sur, la comida básica diaria es un guiso picante que se toma con unas gachas duras hechas con harina de maíz (wo, amiwo). La harina de batata (amala o loubo) se usa en áreas de Yoruba, y la harina de mijo y sorgo en el norte. Los platos se acompañan de batata machacada, batata frita o cocida y mandioca, ñame, plátanos fritos y garri, una especie de sémola elaborada con mandioca y que también se toma con cualquier clase de carne o sopa, o se diluye y se bebe como unas gachas con azúcar o leche. Cocido en agua, el garri puede servirse como acompañamiento (llamado eba) de la carne. Las judías son populares y cada vez más gente come arroz, que en su mayor parte es importado. Los guisos benineses pueden tener muchos ingredientes, como verduras y hojas, quingombó, cacahuetes y pulpa de nuez de palma.
Los benineses se alimentan de una gran variedad de frutas tropicales (plátanos, mangos, naranjas, papayas, aguacates, mandarinas y piñas) y toman un refrigerio por la mañana y a última hora de la tarde. La carne se reserva para las ocasiones especiales, ya que es cara; las más populares son el pollo, la cabra, la vaca y la rata de la caña de azúcar, considerada un manjar. Casi todas las partes del animal se comen. En áreas urbanas también se prepara cocina francesa. En el sur, hay una gran abundancia de marisco fresco.
En las áreas rurales de Benín, los trabajadores agrícolas toman algo durante la mañana, a menudo en los campos. Almuerzan en casa por la tarde y cenan por la noche. Los asalariados pueden hacer una, dos o tres comidas al día, dependiendo de sus medios. En las áreas urbanas, la gente suele desayunar entre las 7 y las 10, comer entre las 13 y las 15 horas, y cenar entre las 19 y las 22 horas. Pueden usarse cucharas y otros utensilios para algunas comidas, pero en general se prefiere emplear la mano, especialmente para el quingombó o la batata machacada. En casa, los comensales toman los alimentos de una fuente común (los hijos comparten una y los padres otra). Suele servirse primero al padre, y las familias comen juntas. En áreas del norte, sin embargo, cuando hay invitados masculinos, las mujeres comen aparte.
Hábitos sociales
Un saludo apropiado siempre precede a la conversación. Los hombres suelen estrecharse la mano derecha; es la persona de más edad la que inicia el saludo. Una mujer sólo estrecha la mano de un hombre cuando el hombre le tiende la mano. Para mostrar un respeto especial, en particular a una persona mayor, se suele hacer una ligera reverencia y sostener con la mano izquierda el codo derecho durante el apretón de manos. En las ciudades, los jóvenes chasquean los dedos cuando se estrechan la mano. En las áreas urbanas, muchos familiares y amigos se besan tres o cuatro veces, alternativamente, en las mejillas. En las áreas rurales, hacen lo mismo y añaden un beso en la boca.
Los fon preguntan A fon dagbe a? (¿te has levantado bien?), mientras los yoruba dicen E Karo (buenos días). Expresiones similares en otras lenguas se usan en todo el territorio de Benín. Las personas de una misma edad y de una misma condición usan sus nombres o apodos cuando se saludan. Los títulos se reservan para las funciones oficiales. Es de mala educación llamar a una persona mayor por su nombre, y lo correcto es utilizar las palabras hermano o hermana (fofo o dada entre los fon) y tío o tía. Si el hijo mayor se llama Dossa, por ejemplo, los padres son llamados Dossanon (madre de Dossa) o Dossato (padre de Dossa).
Las muestras públicas de afecto son inaceptables, pero los amigos del mismo sexo suelen cogerse las manos o tocarse cuando hablan o pasean. Es importante mostrar respeto por las personas mayores. No debe interrumpirse a una persona mayor cuando habla ni dirigirse a ella con las manos en los bolsillos o con un sombrero en la cabeza. Para mostrar respeto por las personas mayores, se evita el contacto visual.
Se considera una deferencia visitar a los amigos y familiares, y no es necesario notificar la visita con antelación. Los visitantes son calurosamente recibidos y como mínimo se les ofrece agua para beber. El anfitrión puede tomar un sorbo antes de ofrecer a los demás, y en las áreas rurales los invitados vierten un poco en la tierra para mostrar respeto por los muertos.
Si los visitantes llegan durante la comida, los anfitriones se sienten obligados a ofrecerles algo de comer. Aunque es rudo no probar al menos la comida, los visitantes pueden declinar cortésmente ingerir una comida completa. Los visitantes piden permiso antes de marcharse; cuando el anfitrión está de acuerdo, el invitado es acompañado hasta la puerta y, a veces, hasta más lejos. La reciprocidad constituye una parte importante de las relaciones, de modo que los que hoy son invitados, mañana serán anfitriones.
Aunque gran parte de la vida social se realiza en las casas, el mercado es también un lugar habitual de encuentro. Cada ciudad o aldea tiene un día de mercado todas las semanas, durante el cual la gente se reúne para charlar.
Entretenimiento
A los benineses les gusta visitarse; ésta es la forma principal de entretenimiento. Muchos eventos sociales están íntimamente relacionados con la familia o con ceremonias religiosas. Algunas personas son aficionadas al fútbol y otros deportes, como el baloncesto, el balonmano y el boxeo. La lucha libre goza de gran aceptación en el norte. Los televisores son escasos, pero la gente suele tener acceso a uno en algún lugar de la aldea, y grandes grupos se reúnen para ver programas populares o partidos de fútbol. Pocas personas pueden permitirse ir a restaurantes o hacer una excursión a la playa. Los benineses pasan parte del tiempo al aire libre, jugando a las cartas, a las damas o al adji (un juego de probabilidades muy popular). Los bailes tradicionales al ritmo de los tambores son populares.
Fiestas
Los benineses celebran el Año Nuevo el 1 de enero. El Lunes de Pascua, el lunes posterior al Domingo de Resurrección, es fiesta oficial. El Día Internacional de los Trabajadores se observa el 1 de mayo. La independencia de Benín de Francia, lograda en 1960, se festeja el 1 de agosto, y el Día Nacional (30 de noviembre) es una fiesta pública. También se celebra la Navidad (25 de diciembre).
Las dos fiestas musulmanas más importantes, cuyas fechas se calculan según el calendario lunar y por tanto varían de año en año, son el Odun Idi y el Odun Lea. La primera tiene lugar al final del mes de ayuno del Ramadán. El Odun Lea, la Fiesta Musulmana del Sacrificio, conmemora la decisión de Abraham de sacrificar a su hijo por voluntad de Alá. Además de esas fiestas, a lo largo del año se suceden diversas celebraciones locales en las áreas rurales.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares