miércoles, 1 de junio de 2011

Hagadá





Hagadá
Hagadá (en hebreo, haggadah, de higgidh, ‘relatar’), en el judaísmo, el cuerpo de la erudición rabínica no jurídica, que incluye leyendas, anécdotas y parábolas que sirven para ilustrar los principios religiosos y éticos de la ley tradicional compilados en el Talmud y el Midras durante los primeros siglos de la era cristiana. La Hagadá es un complemento de la Halajá, o secciones legales de la literatura rabínica. La Hagadá y la Halajá se compilaron al mismo tiempo. Aunque el Talmud contiene numerosos pasajes hagádicos, el grueso de la Hagadá se conformó en compilaciones separadas conocidas como Midrashim, es decir, interpretaciones homiléticas del Antiguo Testamento. En su mayor parte, los antiguos Midrashim reflejan más la Halajá que la Hagadá. El mayor de los Midrashim hagádicos es el Midras Rabbá, o Gran Midras, una interpretación versículo a versículo de todo el Pentateuco y también lo que en la Biblia hebrea se denominan meguilot (‘rollos’), es decir, los libros de Ester, Rut, Lamentaciones, Eclesiastés y Cantar de los Cantares que se leen en las diversas festividades judías.
La Hagadá es la principal fuente de conocimiento del antiguo judaísmo rabínico. El término Hagadá sirve también para designar el libro de oraciones que se utiliza en el Séder (o cena ritual de la Pascua judía). Este libro, además de numerosos salmos, reproduce extractos de la Hagadá tradicional elegidos por su especial relevancia para celebrar dicho festejo.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares