lunes, 25 de julio de 2011

Familia Sforza




Familia Sforza
Familia Sforza, familia ducal italiana que gobernó Milán desde 1450 hasta 1535. Muzio (o Giacomo) Attendolo (1369-1424) de origen campesino, que se convirtió en un condotiero con éxito y adoptó el apellido de Sforza (‘Fuerza’), fundó la familia. Participó en la defensa de Milán, Florencia y otros estados italianos y acabó al servicio de Nápoles. Su hijo, Francisco I Sforza, sirvió a la familia Visconti de Milán y se casó con la hija del duque; consiguió el control de la ciudad y obtuvo el título ducal en 1450. Le sucedieron dos de sus hijos, Galeazzo Maria y Ludovico. El último, un usurpador, tuvo un reinado agitado que terminó cuando los franceses conquistaron Milán en 1499-1500. Su hijo Maximiliano (1493-1530), recuperó la ciudad con la ayuda de las tropas suizas en 1512, pero fue expulsado de nuevo tres años más tarde. El emperador Carlos V (Carlos I de España) devolvió el ducado al hermano de Maximiliano, Francisco María, conocido como Francisco II Sforza (1495-1535), en 1522. Fue el último Sforza que gobernó Milán. Después de su muerte sin herederos en 1535, el control de la ciudad recayó de nuevo sobre Carlos V.
El gobierno de Milán a cargo de los Sforza fue personal y autocrático, muy parecido al de los Medici en Florencia, con quienes la familia estaba relacionada por matrimonio. Los Sforza patrocinaron a artistas como Leonardo da Vinci y el arquitecto Bramante.




Leer más...

sábado, 16 de julio de 2011

Familia Madrazo





Familia Madrazo
Isabel II
Autor de más de 600 retratos, Federico Madrazo fue el sucesor de Vicente López como pintor de cámara de Isabel II. Con una técnica que le valió el epíteto de ‘el Ingres español’, realizó numerosos retratos de la reina a diferentes edades. El lienzo de la imagen destaca por la delicadeza y el detallismo con los que están tratadas las telas.

Familia Madrazo, dinastía de pintores españoles del siglo XIX, cuyos máximos representantes fueron José Madrazo y su hijo Federico. Entre los otros miembros de la familia sobresalen los dos hijos de este último, Raimundo y Ricardo Madrazo.
2
JOSÉ MADRAZO Y AGUDO
La muerte de Viriato
Uno de los cuadros más representativos de la pintura neoclásica española es La muerte de Viriato (c. 1808, 307 × 462 cm, Museo del Prado, Madrid). Su autor, José Madrazo, es el primero de una dinastía de pintores del siglo XIX y uno de los iniciadores del historicismo. En esta obra se pueden apreciar la grandilocuencia y teatralidad características de esta tendencia.

(1781-1859), nació en Santander y estudió en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Roma y en París, donde fue alumno de David d’Angers. Inició, junto con José Aparicio Inglada, la corriente pictórica historicista con temas de exaltación patriótica. La teatralidad y el carácter escenográfico propios del género que cultivó, así como la frialdad con la que define a sus personajes, le sitúan entre uno de los mejores representantes de la pintura neoclásica. También cultivó el retrato con una ausencia de aparatosidad y suntuosidad inusuales en la época. Fue pintor de cámara del rey Carlos IV.
3
FEDERICO MADRAZO Y KUNTZ
(1815-1894), nacido en Roma, era hijo del anterior y de madre alemana. Fue un pintor romántico académico de corte francés, que cultivó tanto el género del retrato como el de la pintura histórica. Atravesó tres fases en su carrera. Al principio se decantó por la estética purista, de gran detallismo. Más tarde suavizó los contornos y su pintura se volvió más espontánea. Finalmente retornó a la tradición. Su formación en el dibujo hizo que predominara en él casi siempre la línea sobre el color. Pintó retratos para la aristocracia y gracias a ello gozó de una situación social elevada que le permitió frecuentar ambientes privilegiados. Su pintura está definida por medio de una pincelada prieta y muy brillante. Amigo de Ingres, trabajó en su taller durante su estancia en París. En Roma estuvo en contacto con el pintor alemán Johann Friedrich Overbeck y el grupo de los nazarenos, quienes reforzaron su destreza innata para el dibujo. Fue pintor de cámara de la reina Isabel II y director de la Academia de San Fernando y del Museo del Prado.
4
RAIMUNDO MADRAZO Y GARRETA
(1841-1920), nació en Roma y fue discípulo de su padre. Después de estudiar en la Escuela de San Fernando de Madrid se trasladó a París, donde residiría el resto de su vida. Fue un retratista consumado al igual que su progenitor, y entre sus obras se encuentra el lienzo titulado La reina María Cristina, que se conserva en la Hispanic Society de Nueva York, institución de la que fue miembro. Su estilo desenfadado y colorista alcanzó su máxima expresión en el retrato femenino. En este sentido destacan de forma especial las obras que realizó inspiradas en la modelo Aline Masson.
5
RICARDO MADRAZO Y GARRETA
(1852-1917), nació en Madrid y es el último representante de la familia. Cultivó la pintura de género y, a diferencia de su hermano, estuvo bajo el círculo de influencia de su cuñado, el pintor Mariano Fortuny, aunque también se aprecia la herencia de su padre en los retratos. Entre estos últimos destaca el titulado Don Antonio Cánovas del Castillo, que se conserva en el Congreso de los Diputados de Madrid.




Leer más...

viernes, 15 de julio de 2011

Familia Bayeu





Familia Bayeu
La rendición de Granada
Francisco Bayeu fue pintor de la corte del soberano español Carlos IV. Realizó numerosos cuadros de tema histórico, como La rendición de Granada (Museo del Prado, Madrid) que ilustra la toma del reino Nazarí, en 1492, por los Reyes Católicos.

Familia Bayeu, pintores españoles, nacidos en Zaragoza, activos en la corte durante las últimas décadas del siglo XVIII.
Poseedores de un estilo formado por el recuerdo del barroco final y por un incipiente neoclasicismo, realizaron una producción integrada fundamentalmente por decoraciones al fresco, retratos y cartones para tapices. Francisco Bayeu (1734-1795) y su hermano Ramón (1746-1793) fueron los artistas más relevantes de esta familia, a la que se incorporó Francisco de Goya cuando en 1773 se casó con Josefa Bayeu, hermana de los anteriores.
2
FRANCISCO BAYEU
(1734-1795), inició su formación en Zaragoza, dentro de la tradición del barroco español y del conocimiento de la pintura italiana del siglo XVIII. En 1763 fue llamado a Madrid por Anton Raphael Mengs, pintor de cámara de Carlos III, para colaborar en las decoraciones palaciegas. La influencia de este artista fue muy importante en su obra posterior, en la que las normas académicas, la precisión del dibujo y las estudiadas composiciones prevalecen sobre el sentido escenográfico y la riqueza cromática que habían caracterizado su producción anterior. Entre sus trabajos más importantes destacan los frescos de la basílica del Pilar de Zaragoza (1775), los que realiza junto a Maella en 1780 para el claustro de la catedral de Toledo (1776-1787) y los de la capilla del palacio de Aranjuez (1791).
3
RAMÓN BAYEU
(1746-1793), tuvo un estilo de inferior calidad al de su hermano, aunque su formación fue similar. Su mejor obra son los cartones para la Fábrica de Tapices, para la que también trabajaron su hermano Francisco y su cuñado Goya. En estas pinturas reflejó personajes y costumbres cotidianas, siguiendo la temática nacionalista imperante por entonces en ese tipo de obras: El choricero, El majo de la guitarra (ambas en el Museo del Prado, Madrid).




Leer más...

Familia Howard




Familia Howard
Familia Howard, destacada familia en la historia inglesa. Su cabeza de familia ostenta el título de duque de Norfolk y conde de Inglaterra. Las raíces de los Howard se remontan hasta William Howard o Haward de Norfolk, quien vivió entre 1260 y 1308, y fue nombrado juez del Tribunal de gracia en 1297. Su descendiente, John Howard, fue nombrado primer duque de Norfolk por el rey Ricardo III en 1483. Thomas Howard, tercer duque de Norfolk, fue el noble más poderoso de Inglaterra durante el reinado de Enrique VIII; dos de sus sobrinas, Ana Bolena y Catalina Howard, se casaron con ese monarca. Después de que Thomas Howard, cuarto duque de Norfolk, fuera decapitado (1572) por traición, durante el reinado de Isabel I, los Howard fueron privados del ducado, pero les fue devuelto en 1660.




Leer más...

Familia iroquesa





Familia iroquesa
Familia iroquesa, una de las familias lingüísticas más importantes de los pueblos indígenas de Norteamérica, cuyo nombre procede de los iroqueses, y que se subdivide en dos grupos tribales: las tribus septentrionales, entre las que la propia iroquesa era la más poderosa, habitaban una zona que iba desde el río San Lorenzo y las orillas de los lagos Erie, Ontario y Hurón, al norte; atravesaba el actual estado de Pensilvania, al este, y llegaba hasta lo que hoy es Maryland, al sur; las tribus meridionales, como la cherokee, la más poderosa, vivían en las zonas que hoy ocupan los estados de Virginia y las Carolinas, Georgia, Tennessee y Kentucky, en Estados Unidos. Los tuscarora, que vivían en el actual estado de Carolina del Norte, pelearon contra los colonos ingleses pero se vieron obligados a huir hacia el norte y en el año 1722 se unieron a la confederación iroquesa. Otras tribus de la familia iroquesa eran los conestoga, erie y hurón.
Las tribus iroquesas, aunque mostraban una gran disparidad, compartían ciertas características culturales y lingüísticas. Todas ellas practicaban la agricultura, siendo el maíz su principal cultivo. Vivían en grandes poblaciones de amplias viviendas comunales en torno a las cuales levantaban vallas de madera. Su sistema social y religioso se basaba en una forma de totemismo y su descendencia era típicamente matrilineal (véase Matrilinaje). Entre las diferentes tribus existían organizaciones cruzadas de clanes políticos y religiosos; asimismo, esta conexión se daba entre las tribus y las grandes confederaciones o ligas, de las cuales la iroquesa era la más importante.
Todos los varones iroqueses eran diestros guerreros, habilidad que demostraban frecuentemente con gran fiereza. A una tribu totalmente derrotada jamás se le permitía conservar su autonomía, aunque, en algunos casos, los enemigos vencidos eran incorporados a alguna de las tribus iroquesas vencedoras.




Leer más...

jueves, 14 de julio de 2011

Familia Este





Familia Este
Isabel d'Este
Perteneciente a la familia italiana de Este, que gobernó Ferrara durante el renacimiento, Isabel d’Este era hija del duque Hércules (o Ercole) I y contrajo matrimonio con Francisco II Gonzaga, marqués de Mantua. Este retrato de tan destacada representante del mecenazgo renacentista italiano fue pintado por el artista veneciano Tiziano en la década de 1530 y se conserva en el Kunsthistorisches Museum (Museo de Historia del Arte) de la ciudad austriaca de Viena.

Familia Este, familia principesca de Italia, conocida, sobre todo, por ser la dinastía que gobernó Ferrara durante el renacimiento. Su fundador, Alberto Azzo II (996-1097), obtuvo la soberanía de la ciudad de Este, próxima a Padua, cedida en calidad de feudo por el emperador del Sacro Imperio Romano Enrique III. Welf o Güelfo IV, hijo de Alberto Azzo, se convirtió en duque de Baviera mediante su matrimonio con una princesa alemana en 1070. Welf fue el fundador de las dinastías de Brunswick y Hannover, con posterioridad dinastía de los soberanos de Gran Bretaña desde 1714.
Los descendientes italianos de Alberto Azzo se convirtieron en señores de Ferrara y Módena en el siglo XIII. Leonello d'Este hizo de Ferrara un centro artístico e intelectual. A su hermano Borso le fue concedido el título de duque de Ferrara por el Papa en 1471. El duque Ercole (Hércules) I fortaleció la posición de su familia mediante el enlace matrimonial de sus hijos con miembros de las principales dinastías gobernantes en Italia. Su hijo Alfonso I, famoso como experto en el diseño de piezas de artillería, se casó con Lucrecia Borgia, hija del papa Alejandro VI, aunque más tarde se alió con Francia en contra del Papado. Sus hermanas, Beatriz e Isabel d'Este fueron mecenas de los pintores Leonardo da Vinci, Rafael y Tiziano, y su hijo el cardenal Hipólito II d'Este inició la construcción de la Villa d'Este en Tívoli y fue protector del compositor Giovanni da Palestrina. La Casa de Este perdió el control de Ferrara en 1598, pero continuó hasta 1859 gobernando Módena.




Leer más...

Familia





Familia
Familia, grupo social básico creado por vínculos de parentesco o matrimonio presente en todas las sociedades. Idealmente, la familia proporciona a sus miembros protección, compañía, seguridad y socialización.
La estructura y el papel de la familia varían según la sociedad. La familia nuclear (dos adultos con sus hijos) es la unidad principal de las sociedades más avanzadas. En otras este núcleo está subordinado a una gran familia con abuelos y otros familiares. Una tercera unidad familiar es la familia monoparental, en la que los hijos viven sólo con el padre o con la madre en situación de soltería, viudedad o divorcio.
2
HISTORIA
Árbol genealógico
Los árboles genealógicos trazan el linaje de una familia. Muestran, además, las relaciones entre parientes y ancestros, y pueden demostrar la realeza o nobleza de una persona. En la imagen, reproducción del árbol genealógico de la familia del rey Alfonso VII, quien reinó en Castilla y León desde 1126 hasta 1157.

Antropólogos y sociólogos han desarrollado diferentes teorías sobre la evolución de las estructuras familiares y sus funciones. Según éstas, en las sociedades más primitivas existían dos o tres núcleos familiares, a menudo unidos por vínculos de parentesco, que se desplazaban juntos parte del año pero se dispersaban en las estaciones en que escaseaban los alimentos. La familia era una unidad económica: los hombres cazaban mientras que las mujeres recogían y preparaban los alimentos y cuidaban de los niños. En este tipo de sociedad era normal el infanticidio y la expulsión del núcleo familiar de los enfermos que no podían trabajar.
Con la llegada del cristianismo, el matrimonio y la maternidad se convirtieron en preocupaciones básicas de la enseñanza religiosa. Después de la Reforma protestante en el siglo XVI, el carácter religioso de los lazos familiares fue sustituido en parte por el carácter civil. La mayor parte de los países occidentales actuales reconocen la relación de familia fundamentalmente en el ámbito del derecho civil.
3
LA FAMILIA MODERNA
Los estudios históricos muestran que la estructura familiar ha sufrido pocos cambios a causa de la emigración a las ciudades y de la industrialización. El núcleo familiar era la unidad más común en la época preindustrial y aún sigue siendo la unidad básica de organización social en la mayor parte de las sociedades industrializadas modernas. Sin embargo, la familia moderna ha variado con respecto a su forma más tradicional en cuanto a funciones, composición, ciclo de vida y rol de los padres.
La única función que ha sobrevivido a todos los cambios es la de ser fuente de afecto y apoyo emocional para todos sus miembros, especialmente para los hijos. Otras funciones que antes desempeñaba la familia rural (trabajo, educación, formación religiosa, actividades de recreo y socialización de los hijos) son hoy realizadas por instituciones especializadas. El trabajo se realiza normalmente fuera del grupo familiar y sus miembros suelen trabajar en ocupaciones diferentes lejos del hogar. La educación la proporcionan el Estado o grupos privados. Finalmente, la familia todavía es la responsable de la socialización de los hijos, aunque en esta actividad los amigos y los medios de comunicación han asumido un papel muy importante.
La composición familiar ha cambiado de forma drástica a partir de la industrialización de la sociedad.
Algunos de estos cambios están relacionados con la modificación actual del rol de la mujer. En las sociedades más desarrolladas la mujer ya puede ingresar (o reingresar después de haber tenido hijos) en el mercado laboral en cualquier etapa de la vida familiar, por lo que se enfrenta a unas expectativas mayores de satisfacción personal a través del matrimonio y de la familia. En los últimos tiempos se ha desarrollado un considerable aumento de la tasa de divorcios, que en parte se ha producido por las facilidades legales y la creciente incorporación de la mujer al trabajo.
Durante el siglo XX ha disminuido en Occidente el número de familias numerosas. Este cambio está particularmente asociado a una mayor movilidad residencial y a una menor responsabilidad económica de los hijos para con los padres mayores al irse consolidando los subsidios de trabajo y otros beneficios por parte del Estado que permiten mejorar el nivel de vida de los jubilados.
En la década de 1970 el prototipo familiar evolucionó en parte hacia unas estructuras modificadas que englobaban a las familias monoparentales, familias del padre o madre casado en segundas nupcias y familias sin hijos. Las familias monoparentales en el pasado eran a menudo consecuencia del fallecimiento de uno de los padres. Actualmente la mayor parte de las familias monoparentales son consecuencia de un divorcio, aunque muchas están formadas por mujeres solteras con hijos. En 1991 uno de cada cuatro hijos vivía sólo con uno de los padres, por lo general, la madre. Sin embargo, muchas de las familias monoparentales se convierten en familias con padre y madre a través de un nuevo matrimonio o de la constitución de una pareja de hecho.
La familia de padres casados en segundas nupcias es la que se crea a raíz de un nuevo matrimonio de uno de los padres. Este tipo de familia puede estar formada por un padre con hijos y una madre sin hijos, un padre con hijos y una madre con hijos pero que viven en otro lugar o dos familias monoparentales que se unen. En estos tipos de familia los problemas de relación entre padres no biológicos e hijos suelen ser un foco de tensiones, especialmente en el tercer caso.
Las familias sin hijos son cada vez más el resultado de una libre elección de los padres, elección más fácil gracias al control de natalidad (anticoncepción). Durante muchos años, el número de parejas sin hijos se había ido reduciendo de forma constante gracias a la gradual desaparición de enfermedades que, como las venéreas, causaban infertilidad. Sin embargo, en la década de 1970 los cambios en la situación de la mujer modificaron esta tendencia. Hoy las parejas, especialmente en los países más desarrollados, a menudo eligen no tener hijos o posponer su nacimiento hasta gozar de una óptima situación económica.
A partir de la década de 1960 se han producido diversos cambios en la unidad familiar. Un mayor número de parejas viven juntas antes o en vez de contraer matrimonio. De forma similar, algunas parejas de personas mayores, a menudo viudos o viudas, encuentran que es más práctico desde el punto de vista económico cohabitar sin contraer matrimonio. Actualmente las parejas de homosexuales también viven juntas como una familia de forma más abierta, compartiendo a veces sus hogares con los hijos de una de las partes o con niños adoptados. Las comunas (familias constituidas por grupos de personas que no suelen estar unidas por lazos de parentesco) han existido en el mundo desde la antigüedad. Estas unidades familiares aparecieron en Occidente en las décadas de 1960 y 1970, pero en la década siguiente disminuyeron de forma considerable.
4
TENDENCIAS MUNDIALES
Todos los países industrializados están experimentando tendencias familiares similares a las de Occidente. La mejora de los métodos de control de natalidad y la legalización del aborto han reducido de forma considerable el número de familias monoparentales no autosuficientes. El número de divorcios está aumentando incluso en aquellos países donde las trabas religiosas y legales son muy fuertes. Además, en todas las sociedades industriales están apareciendo unidades familiares más pequeñas con una fase pospaternal más larga.
En los países en vías de desarrollo, la tasa de hijos que sobreviven en una familia ha ido aumentando con rapidez a medida que se han ido controlando las enfermedades infecciosas, el hambre y otras causas de mortalidad infantil. La reducción de esta tasa de mortalidad infantil y el consiguiente crecimiento de la población presentan en estos países un grave problema de recursos para que las familias puedan mantener económicamente a tantos hijos.




Leer más...

Familia Adam





Familia Adam
Casa de Osterley Park
Robert Adam reconstruyó entre 1761 y 1780 esta casa de Osterley Park en Middlesex, siguiendo los planteamientos neoclasicistas. Su estilo, conocido como georgiano, estaba inspirado en la obra de Palladio, que a su vez había reinterpretado la arquitectura de la antigüedad clásica.

Familia Adam, familia de arquitectos y diseñadores escoceses del siglo XVIII, que desarrollaron un estilo neoclásico depurado. Los cuatro hermanos Adam, John, Robert, James y William, eran hijos de un arquitecto de Edimburgo. Trabajaron en Londres, donde proyectaron casas en la ciudad y en el campo y decoraciones que fueron reflejo de la creciente prosperidad de Inglaterra.
2
ROBERT ADAM
Salón Rojo de la Syon House
Robert Adam proyectó y construyó la Syon House en Middlesex (Gran Bretaña) entre 1762 y 1769. Su trabajo se inspiró en la antigüedad clásica y en las ideas de sus contemporáneos franceses.

 (1728-1792) fue el más importante de los cuatro hermanos. Inició su aprendizaje junto a su padre, y viajó a Italia de 1754 a 1758, donde estudió las ruinas romanas, especialmente las del palacio de Diocleciano en Spalato (actualmente Split, Croacia). Se estableció en Londres, y allí mantuvo una dilatada actividad, tanto privada como al servicio del Rey (fue arquitecto real desde 1761 a 1768). Uno de sus proyectos más ambiciosos fue el Adelphi (1768-1772; demolido en 1936), el área de Londres que da a una de las orillas del Támesis. Proyectada como unidad arquitectónica, incluía muelles y almacenes bajo los arcos que sostenían un paseo y calles de viviendas. También son notables las remodelaciones de Osterley Park (1761-1780) y la Syon House (1762-1769), dos grandes casas cercanas a Londres, y su proyecto para el Kedleston Hall (1765-1770) en Debyshire. Destacó por su convicción de que los interiores de un edificio y su decoración son el auténtico objetivo de la arquitectura; en consecuencia, diseñó muebles, telas y metalistería para sus edificios. Sus publicaciones Ruinas del Palacio de Diocleciano (1764) y Obras arquitectónicas de Robert y James Adam (1773-1779) fijaron el estilo Adam —una versión del neoclasicismo más sencilla, precisa y delicada que la del rico estilo palladiano, anteriormente de moda—. El estilo Adam es de dibujo y proporciones armoniosas, y procura una sensación de luminosidad y espaciosidad. Utiliza motivos clásicos, como festones, guirnaldas y urnas. El mobiliario Adam tiene características muy similares.
3
JAMES ADAM
(1730-1794) trabajó como dibujante junto a Robert y le sucedió como arquitecto real. John y William también colaboraron con Robert.




Leer más...

domingo, 10 de julio de 2011

Estilo hispano-flamenco





Estilo hispano-flamenco
Portada del colegio de San Gregorio
La portada del colegio de San Gregorio, actual sede del Museo Nacional de Escultura, se encuadra dentro del llamado estilo hispano-flamenco, también conocido como gótico isabelino, que floreció en la península Ibérica aproximadamente durante el mandato de los Reyes Católicos. Su autor, Gil de Siloé, fue uno de los principales artistas al servicio de la reina Isabel I de Castilla.

Estilo hispano-flamenco, término aplicado a la escultura y a la pintura que se desarrolló en España en la segunda mitad del siglo XV y los primeros años del siglo XVI bajo la influencia del estilo flamenco.
Los contactos políticos, económicos y culturales que existieron entre España y los Países Bajos durante el reinado de los Reyes Católicos, y la presencia en la península Ibérica de obras y artistas flamencos determinaron la aparición de este estilo, caracterizado en la escultura por una atenta observación del natural y por la angulosidad de los paños, y en la pintura por el empleo de la técnica del óleo y un lenguaje también muy realista, de enérgico dibujo, con abundantes dorados y un colorido algo apagado.
2
ESCULTURA
La escultura tuvo una especial relevancia en Castilla y Andalucía. Se realizaron grandes retablos en madera dorada y policromada, con numerosas imágenes y relieves, como el retablo mayor de la catedral de Sevilla, de Pedro Dancart y Jorge Fernández Alemán (iniciado en 1482), y el de la catedral de Toledo, realizado por Diego Copín de Holanda y Felipe de Borgoña, entre otros (1498-1504). Las sillerías de coro, de madera de nogal y sin policromar, se adornaron con relieves religiosos y profanos en respaldos, brazos y misericordias. Destacan la de la catedral de Zamora, con interesantes motivos satíricos, y las de la catedral de Plasencia y de Ciudad Rodrigo, ambas de Rodrigo Alemán, que intervino también en la sillería de la seo toledana.
En Toledo trabajaron varios escultores flamencos, entre los que destaca Egas Cueman, autor de algunas esculturas de la Puerta de los Leones de la catedral. El también flamenco Gil de Siloé desarrolló su actividad en Burgos entre 1486 y 1501, siendo su principal obra el retablo de la cartuja de Miraflores, así como varios sepulcros del mismo recinto. La nobleza impulsó especialmente la escultura funeraria, utilizando el sepulcro exento, como el del condestable don Álvaro de Luna y su esposa en la catedral de Toledo, obra del maestro Sebastián, o el adosado, como el de don Martín Vázquez de Arce, conocido como el Doncel, de la catedral de Sigüenza, atribuido al mismo artista.
3
PINTURA
Flagelación
Gran parte de la producción del pintor catalán Jaume Huguet está constituida por retablos. La Flagelación (Museo del Louvre, París), del cual vemos aquí un fragmento, es el frontal de la cofradía de los zapateros de la catedral de Barcelona. En ocasiones, para satisfacer la necesidad de ostentación de las cofradías, decoraba las tablas con motivos ornamentales en oro gofrado.

En la pintura fue en Cataluña donde antes se manifestó la influencia flamenca, en especial a partir de la obra de Luis Dalmau, quien conoció directamente el arte de los Van Eyck (Virgen de los Concellers, 1443, Museo de Arte de Cataluña). Siguió sus pasos, con un lenguaje elegante y melancólico, Jaume Huguet (1492, retablo de San Abdón y san Senén, c. 1460, iglesia de Santa María de Tarrasa, Barcelona). En Valencia los pintores más destacados fueron Jacomart y Juan Rexach, y en Aragón el cordobés Bartolomé Bermejo, poseedor de un estilo grave y monumental (Santo Domingo de Silos entronizado como abad, 1477, Museo del Prado, y Piedad con san Jerónimo y el canónigo Desplá, 1490, catedral de Barcelona).

Detalle del Retablo de los ángeles
Este retrato del marqués de Santillana forma parte del retablo del altar mayor de la iglesia del hospital de Buitrago de Lozoya (Madrid), aunque en la actualidad pertenece a la colección de los duques del Infantado. Está fechado hacia 1455 y se trata de la primera obra castellana documentada de estilo hispano-flamenco. Jorge Inglés pintó a don Íñigo López de Mendoza arrodillado ante la imagen de la Virgen y ataviado según la moda de la época.

La pintura hispano-flamenca tuvo un gran desarrollo en Castilla, donde fue introducida por Jorge Inglés, aunque el principal pintor fue Fernando Gallego, poseedor de un estilo personal, muy expresivo y dramático (retablo de San Ildefonso de la catedral de Zamora, bóveda de la biblioteca de la Universidad de Salamanca y La piedad, Museo del Prado).
En las últimas décadas del siglo trabajaron varios maestros que prolongaron el estilo hasta la siguiente centuria, enlazando con pintores como Juan de Flandes y Pedro Berruguete, que iniciaron ya la evolución hacia el renacimiento.




Leer más...

Estilo regencia ingles





Estilo regencia (Gran Bretaña)
Silla estilo regencia
Esta elegante silla pertenece al estilo regencia que se desarrolló en Gran Bretaña a principios del siglo XIX. Una de sus principales características es la adopción de elementos tomados de la antigüedad clásica, como la lira que decora el respaldo.

Estilo regencia (Gran Bretaña), término aplicado a la arquitectura, el mobiliario y las artes decorativas desarrolladas en Inglaterra durante el periodo comprendido entre 1811 y 1830. Desde un punto de vista estilístico, se corresponde con el neoclasicismo tardío.
Históricamente se asocia a los años de regencia del futuro monarca Jorge IV (1811-1830) y también, por extensión, a su reinado (1820-1830). Este estilo, caracterizado por la ligereza, la elegancia y el refinamiento, tiene sus orígenes en elementos tomados del vocabulario de la antigüedad griega y romana sacados a la luz por Robert Adam en la segunda mitad del siglo XVIII. Sin embargo, se diferencia del neoclasicismo en el predominio de elementos exóticos y suntuosos, incorporados de los estilos gótico, rococó y de las antiguas civilizaciones china y egipcia, sobre la pureza formal de aquél.




Leer más...

Entradas populares