martes, 27 de septiembre de 2011

Mesopotamia





Mesopotamia
Hace muchos, muchos años, importantes culturas nacieron y se desarrollaron en una región llamada Mesopotamia...
¿DÓNDE ESTABA MESOPOTAMIA?
Mesopotamia es el nombre que se dio en la antigüedad a la región situada entre los ríos Tigris y Éufrates (de hecho, en griego, Mesopotamia significa ‘entre ríos’). En la actualidad, en ese espacio geográfico se encuentran Irak y gran parte de Irán y Siria. Allí aparecieron las primeras ciudades de la historia. Por eso, en muchos libros leerás que Mesopotamia fue la cuna de la civilización.
Aunque la lluvia es escasa, sus habitantes fueron capaces de sacar un gran provecho a su suelo, muy fértil, regándolo a través de canales. La riqueza que la naturaleza ofrecía atrajo a pueblos de las regiones próximas, que eran más pobres.
UNA HISTORIA DE INVASIONES
Repasemos las principales etapas de la historia de Mesopotamia...
·                     Los primeros asentamientos fortificados y canales mesopotámicos se construyeron hace, aproximadamente, 8.000 años.
·                     Esos asentamientos se convirtieron en ciudades hace unos 5.000 años (es decir, en torno al año 3000 a.C.). ¿Qué pueblo creó aquella primera civilización? El sumerio. Las principales ciudades del antiguo país de Sumer fueron Uruk y Ur. ¿Sabes cuál fue su gran avance cultural? La escritura. Lo consiguieron haciendo inscripciones en tablillas de barro. A aquel sistema le llamamos escritura cuneiforme.
·                     Hace algo más de 4.300 años, Sumer fue conquistado por Sargón I el Grande, rey de Acad entre los años 2335 y 2279 a.C. (siempre aproximadamente, porque, para estos periodos de la edad antigua, la cronología no puede ser tan precisa como para tiempos más recientes de la historia). La lengua del pueblo acadio comenzó a sustituir al sumerio.
·                     Hace unos 3.700 años, Hammurabi, rey de Babilonia, consiguió unificar los territorios mesopotámicos. Los reyes de Babilonia llegaron a tener un poder tan grande como el de los faraones de Egipto.
·                     Doscientos años más tarde, Babilonia sería invadida y dominada por los hititas y por los casitas.
·                     Hace unos 3.350 años, el reino de Asiria comenzó a destacar en el norte de Mesopotamia. Los asirios conquistaron Babilonia 125 años más tarde. Pronto, su poder llegaba hasta las costas del mar Mediterráneo. En su momento de mayor apogeo, hace 2.700 años, el Imperio asirio dominaba Oriente Próximo desde Egipto hasta el golfo Pérsico.
·                     Luego renació Babilonia, dominada por los caldeos. El rey más importante de este periodo fue Nabucodonosor II (que reinó entre los años 605 y 562 a.C.).
·                     Ciro II el Grande, rey de Persia, conquistó Babilonia 539 años antes del nacimiento de Jesucristo. La lengua aramea se impuso en la región.
·                     En el 331 a.C., Alejandro Magno, rey de Macedonia, conquistó Mesopotamia, y la civilización griega comenzó a expandirse por la región.
·                     No obstante, sesenta años más tarde, Mesopotamia pasó a poder de los partos. Se mezclaron entonces las influencias griegas y persas. Fue en el 226 d.C. cuando los monarcas Sasánidas de Persia dominaron Mesopotamia.
·                     En el año 635, la zona pasó a manos de los árabes, quienes trajeron consigo una nueva religión y una nueva cultura: la islámica.
EL ARTE DE MESOPOTAMIA
El suelo de Mesopotamia proporcionaba el barro necesario para hacer el adobe, que fue el material constructivo más importante de esta civilización. Los mesopotámicos también cocieron esta arcilla para obtener terracota, con la que realizaron cerámica, esculturas y tablillas para la escritura.
Destacan los llamados zigurats (santuarios en forma de torre), realizados con ladrillos y adobe. También es necesario mencionar los palacios de los gobernantes y las esculturas. Entre los notables edificios de la ciudad asiria de Dur Sharrukin (actual Jorsabad, en el norte de Irak), merece que recuerdes el palacio del rey Sargón II. Tenía más de 200 habitaciones y patios, un gran templo y otras importantes estancias. Los asirios adornaron sus palacios con magníficos relieves, como uno muy famoso en el que se puede ver un león y una leona heridos, que se encontraba en el palacio del rey asirio Assurbanipal, en Nínive.
SUS GRANDES APORTACIONES
No podemos olvidar que las culturas que se desarrollaron en Mesopotamia aportaron a nuestra civilización notables avances. De entre esos logros es bueno que recuerdes: la invención de la escritura y de la rueda, la primera recopilación de leyes (el llamado Código de Hammurabi), la domesticación de animales, la agricultura (que podemos remontar hasta hace incluso 11.000 años) o la aplicación de algunos conocimientos matemáticos.





Leer más...

Seres humanos primitivos y actuales





Seres humanos primitivos y actuales
Los seres humanos han experimentado cambios importantes en el transcurso de su evolución. Esta ilustración se muestra al Australopithecus afarensis (en el centro de la imagen), la especie humana más antigua de las tres que aparecen; al Homo erectus (a la izquierda), una especie intermedia; y al Homo sapiens sapiens (a la derecha), el ser humano actual. El Homo erectus y los seres humanos actuales son más altos y tienen cerebros más grandes que el Australopithecus afarensis. Los seres humanos actuales tienen cerebros más grandes que el Homo erectus. 




Leer más...

Herramientas agrícolas del neolítico





Herramientas agrícolas del neolítico
neolítico, ca. (De neo- y lítico1). adj. Se dice del último período de la Edad de Piedra, que supuso una revolución en muchos aspectos de la vida del hombre. U. m. c. s. m. ORTOGR. Escr. con may. inicial c. s. || 2. Perteneciente o relativo a este período prehistórico.





Leer más...

lunes, 26 de septiembre de 2011

Dinastía Tang





Dinastía Tang
Dinastía Tang, dinastía imperial china que gobernó desde el 618 hasta el 907, fundada por Li Yuan (que adoptó el nombre imperial de Gaozu), supuso una era de fuerza y brillantez sin precedentes en la historia de la civilización china.
El sistema de exámenes para acceder a la función pública estaba tan bien estructurado que en lo básico sobrevivió hasta el siglo XX. Los órganos del gobierno imperial y de los gobiernos locales fueron reestructurados y ampliados para lograr una administración centralizada, y se promulgó un elaborado código de leyes administrativas y penales. La capital Tang en Chang’an (actual Xi'an) era un centro de tolerancia cultural y religiosa. Tanto los chinos como los inmigrantes practicaban las más diversas religiones, entre ellas el cristianismo nestoriano. El comercio exterior se llevaba a cabo con Asia central y occidental a través de las rutas de las caravanas, y con Oriente Próximo por mar a través del puerto de Cantón. Con los Tang, el poder chino se extendió sobre Corea, Dongbei Pingyuan (Manchuria) del sur y Vietnam del norte, y su influencia cultural llegó hasta Japón y aun más allá. En el oeste, mediante alianzas con tribus de Asia central, los Tang controlaron el río Tarim e hicieron llegar su influencia hasta lo que hoy en día es Afganistán.
2
LOS PRIMEROS TANG
Li Yuan comenzó como alto oficial en la corta dinastía Sui que había reunificado China, luego se rebeló, cuando en el año 617 el último emperador Sui huyó a causa de los levantamientos, y tomó la capital. Primero entronizó a un pequeño príncipe Sui, pero al año siguiente tomó el trono él mismo con el título dinástico de Tang. Antes del 624, la resistencia a la nueva dinastía había sido sofocada, aunque con importantes daños en las provincias centrales de Hebei y Henan, y Li Yuan promulgó un nuevo código de gobierno basado en antecedentes Sui. En el 626, su hijo Li Shimin (Taizong), un hábil general que al parecer instigó la primera rebelión Tang, se apoderó del gobierno, mató a sus hermanos rivales y obligó a Li Yuan a abdicar. En tanto que su padre vivió retirado hasta el año 635, el nuevo emperador resultó ser un gobernante brillante y activo, consolidó el gobierno Tang, se rodeó de hábiles ministros y acabó con las amenazas turcas y tibetanas con respecto a la Rutas de la Seda del norte. El sucesor de Li Shimin, Gaozong, accedió al poder en el 649, pero hasta su muerte en el 683 fue una figura débil, cada vez más dominado por su segunda consorte, antigua concubina imperial y futura emperatriz, Wu Zetian. Las instituciones Tang se fortalecían, mientras que los ejércitos chinos se adentraban cada vez más en Asia central y conquistaron Corea, aunque a partir del 670 China se vio obligada a retroceder desde estas fronteras y a establecer enormes ejércitos en la frontera. A la muerte de Gaozong, la emperatriz Wu situó a Zhongzong como emperador, y después le sustituyó por su hermano Ruizong, más dócil. Se deshizo despiadadamente de los que se le oponían dentro de la jerarquía, haciéndose ella misma con el trono en el año 690 como emperatriz única de China. Debido a las crecientes crisis institucionales y políticas, sus ministros la destituyeron y restauraron a Zhongzong en el año 705. Se produjo una confusa lucha de sucesión cuando la emperatriz le envenenó en el 710, pero en el 712 había triunfado su hijo Xuanzong (Hiuan-Tsong), iniciando un reinado dignamente caracterizado por su título póstumo de Ming Huang (‘Emperador brillante’).
3
SISTEMA ADMINISTRATIVO
La fuerza económica y militar del imperio Tang estaba basada en un sistema de reparto equitativo de la tierra entre los varones adultos. El impuesto agrícola per cápita pagado por los propietarios de las parcelas era la principal fuente de ingresos del gobierno, y el periódico servicio militar que debían cumplir era la base del poder militar Tang. Sin embargo, el gobierno tuvo que enfrentarse a dificultades debido a los estados libres de impuestos y a las importantes concesiones de tierras a aquéllos que favorecía. A consecuencia del crecimiento demográfico, hacia el siglo VIII, los propietarios heredaron parcelas muy reducidas, aunque el impuesto anual per cápita siguió siendo el mismo. Los campesinos abandonaban sus parcelas, reduciendo los ingresos del gobierno y desguarneciendo el Ejército. Las zonas fronterizas no podían seguir siendo protegidas por las fuerzas militares. En las fronteras se estableció un sistema de encomiendas, y con frecuencia la defensa era ejercida por tropas y comandantes extranjeros.
4
LA CULTURA TANG
La dinastía Tang conoció un gran desarrollo cultural. Las instituciones y la cultura Tang fueron adoptadas e imitadas en Corea y en Japón, mientras que la cultura Tang se beneficiaba de las influencias cosmopolitas del lejano imperio. El budismo chino alcanzó su punto culminante con los primeros Tang, con el famoso peregrino Xuan Zang, quien trajo consigo los conocimientos de los sutras budistas de la India a mediados del siglo VII; también el islam, el maniqueísmo e incluso el judaísmo estaban representados en la China Tang. Misioneros budistas Tang destacaron a la hora de difundir la religión por Japón y Corea.
Los escritores Tang trazaron el curso de la literatura china. Los primeros poetas, Li Bo, Wang Wei y Du Fu, y sus sucesores Bay Juyi, Li He (Li Ho) y Li Shangyin, así como el maestro de la prosa Han Yu, fueron posiblemente los mayores poetas chinos jamás conocidos. En el arte chino, el ya referido Wang Wei, Wu Daozi y otros, establecieron las formas y los estilos que serían desarrollados en dinastías posteriores, al mismo tiempo que la escultura y la cerámica alcanzaron una notable brillantez. La música china alcanzó su forma definitiva, con música e instrumentos turcos y de otros países (tales como el laúd o la flauta), que pasaron a formar parte de la tradición china. Todos estos avances tuvieron una enorme influencia sobre la cultura de toda Asia oriental.
5
REBELIÓN DE AN LUSHAN
El reinado de Hiuan-Tsong (Xuanzong) comenzó con importantes reformas gubernamentales y victorias frente a los turcos y los tibetanos. Como gran mecenas de las artes y las enseñanzas religiosas, el emperador presidió una corte brillante de inmensa creatividad cultural. Se incrementó el suministro de cereales y la recaudación de impuestos para la capital, fortaleciendo de este modo al gobierno. La China Tang alcanzó unos niveles de magnificencia hasta entonces inimaginables.
Sin embargo, las reformas habían tendido a concentrar el poder en manos de los ministros. Además, el brillante emperador se enamoró de la joven concubina Yang Guifei y dejó poco a poco el gobierno en manos del dictatorial ministro Li Linfu. Se permitió a Yang que colocara a sus amigos y parientes en importantes cargos del gobierno. Uno de sus favoritos era el hábil general turco An Lushan, que se enfrentó con el primo de Yang para conseguir el control del gobierno tras la muerte de Li Linfu en el 752, emprendiendo una terrible rebelión tres años después : primero Luoyang y después Chang’an fueron saqueadas por los ejércitos de An Lushan provocando la salida del emperador que huyó a Sichuan; más tarde, tropas amotinadas forzaron la ejecución de Yang Guifei y la China Tang cayó en el caos.
La paz no volvió hasta el año 763, mediante las alianzas que los Tang realizaron con tribus de Asia central. Millones murieron, y la devastación de Henan y Hebei provocó un salto histórico de población y de poder político, desde el centro cultural del norte de China hasta la región del río Yangzi Jiang (Yang-tsê). El heredero de Hiuan-Tsong usurpó el trono, y posteriores emperadores Tang igualaron la fortaleza de sus grandes predecesores. Después de la rebelión, el gobierno central no volvió a ser capaz de controlar las encomiendas militares de las fronteras. Algunas encomiendas se convirtieron en reinos hereditarios que solían ocultar impuestos al gobierno central. El sistema de encomiendas llegó a otras zonas de China, y en el siglo IX la única zona que quedaba realmente bajo el control del gobierno central era Shaanxi.
6
PERSECUCIÓN Y DESUNIÓN RELIGIOSA
El declive del budismo y el resurgimiento del confucianismo durante el final de la dinastía Tang desembocó en una enérgica y nueva ideología, el naciente neoconfucionismo, que fue la base de una duradera civilización en siglos posteriores. Aunque el budismo había alcanzado el punto culminante de su popularidad durante los pacíficos y prósperos años de los primeros Tang, a mediados de la dinastía apareció una clase de oficiales letrados, de creencias básicamente confucionistas, que veían en el budismo una fuerza desorganizadora de la sociedad china. En el año 845, el entonces emperador comenzó una persecución a gran escala de los budistas. Más de 4.600 monasterios y 40.000 templos y santuarios fueron destruidos, y más de 260.000 monjes y monjas budistas fueron obligados a volver a la vida seglar. También otros grupos religiosos acataron el control estatal.
El crecimiento social y económico preservó la unidad durante los años de fragmentación política. Los gremios, el uso de billetes y la centralización comercial comenzaron durante los últimos años del periodo Tang.
Las presiones de los tibetanos por el norte, y del reino de Nanchao (Nan-chao o Nanzhao) por el sur, agotaron los recursos militares Tang durante el siglo IX. Las rebeliones y los desórdenes aumentaron, y en el 880 un ejército de campesinos rebeldes invadió una vez más Chang’an, obligando al emperador a huir. Aunque oficialmente la dinastía duró hasta el año 907, el poder Tang no volvió a ser restaurado después de este último desastre, y China se desintegró, definitivamente desde esa fecha, en los principados feudales del periodo conocido como de las Cinco Dinastías, que habría de durar hasta la instauración de la dinastía Song en el 960.




Leer más...

sábado, 24 de septiembre de 2011

Dinastía Romanov





Dinastía Romanov
La familia del último zar ruso
Nicolás II fue un gobernante relativamente liberal pero débil y se vio obligado a abdicar en 1917. En la imagen, Nicolás II es el segundo a la izquierda y a su lado están sus cuatro hijas: Tatiana, Olga, María y Anastasia. A la derecha está su hijo hemofílico Alexis. La familia fue asesinada un año después por los bolcheviques.

Dinastía Romanov, familia que reinó en Rusia desde 1613 hasta 1917.
2
BREVE HISTORIA
Los Romanov eran descendientes de un aristócrata de Moscú cuya hija, Anastasia Romanovna, contrajo matrimonio con el zar Iván IV el Terrible. Los hijos de Nikita, el hermano de Anastasia, adoptaron el nombre de Romanov en honor de su abuelo, que fue el padre de una zarina. El nieto de Nikita, Miguel, pasó a ser el primer zar de los Romanov, cuyos sucesores permanecieron en el trono hasta el triunfo de la Revolución Rusa, en 1917.
En 1991, tras la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, un descendiente de los Romanov, aspirante al abolido trono de Rusia, defendió la restauración de una monarquía constitucional. Su única hija, la gran duquesa María, pasó a ser la heredera de la familia real rusa en 1992 tras la muerte de su padre.
3
ZARES RUSOS DE LA DINASTÍA ROMANOV
Pedro I el Grande
Pedro I introdujo la cultura occidental en Rusia, construyó caminos y canales, modernizó el Ejército y la Armada y adquirió puertos de mar para el comercio, con lo que logró hacer de Rusia una gran potencia mundial.

A continuación, se indica la sucesión de los monarcas de esta dinastía y los años de su reinado: Miguel III Fiódorovich (1613-1645), Alejo Mijáilovich (1645-1676), Fiódor III (1676-1682), Pedro I el Grande (1682-1725), Catalina I (1725-1727), Pedro II (1727-1730), Ana Ivanovna (1730-1740), Iván VI (1740-1741), Isabel Petrovna (1741-1762), Pedro III (1762), Catalina II la Grande (1762-1796), Pablo I (1796-1801), Alejandro I Pavlovich (1801-1825), Nicolás I (1825-1855), Alejandro II (1855-1881), Alejandro III (1881-1894) y Nicolás II (1894-1917).





Leer más...

Dinastía Ming





Dinastía Ming
Diadema Fénix
El adorno para el cabello conocido como la Diadema Fénix procede de la realeza china de la dinastía Ming (1368-1644). La pieza presenta un elaborado diseño en oro y plata, esmalte azul, perlas y piedras preciosas. Fue hallada en una tumba de Pekín.

Dinastía Ming, dinastía imperial china que gobernó desde 1368 hasta 1644. Fundada por Chu Yuanziang (Zhu Yuanzhang), antiguo monje budista, que capturó Pekín a la dinastía mongol Yuan en 1371, aunque Yingtian (posteriormente Nanjing), que hacia 1400 era la ciudad más grande del mundo, con una población de un millón de habitantes, siguió siendo la capital imperial hasta 1409. Por entonces, tuvo lugar una enorme reconstrucción de Pekín, después de la cual se convirtió en sede de la corte, del poder ejecutivo y militar. Nanjing siguió siendo la segunda capital oficial, encargada de supervisar los asuntos fiscales del estado.
2
ADMINISTRACIÓN MING
Al principio, Chu Yuanziang tuvo que restablecer el orden y el gobierno chino. Se deshizo de decenas de miles de oficiales en 1380 y 1393, más de 40.000 perdieron la vida, y tomó personalmente el control de las formas ejecutivas de gobierno. Pocos de los que le ayudaron llegaron a ver cómo la dinastía sobrevivió. Por otra parte, los Ming desarrollaron la administración, dando mayor importancia a los exámenes competitivos como forma de acceder a la función pública.
Progresivamente, los Ming fueron extendiendo su poder a los territorios del norte, del oeste y del suroeste, permitiendo a los líderes de las minorías continuar en sus cargos como sus representantes. Allí donde el Estado chino se había visto obligado a tratar a los estados vecinos en términos de igualdad, una situación que perduró cuatro siglos, los primeros Ming restablecieron el sistema de relaciones tributarias por el cual los estados no chinos de Asia oriental reconocían la supremacía cultural y moral de China, y enviaban tributos periódicos a su. Económicamente, el país necesitaba una restauración. La agricultura había padecido por los estragos de la guerra y los desastres naturales. La población global había descendido de más de cien millones a unos setenta millones de habitantes. La tierra se hallaba en mal estado. Se llevaron a cabo importantes esfuerzos por incrementar el cultivo, a veces utilizando unidades militares. Entre 1383 y 1393 la tierra de cultivo se incrementó en un 650% hasta 51,6 millones de ha, la cifra más alta hasta el siglo XX, aunque después disminuyó en un 20% antes de estabilizarse. Al menos por un tiempo, los impuestos de los campesinos no fueron demasiado altos.
3
DESARROLLO COMERCIAL
Una vez más el comercio floreció, sobre todo en el sur, a lo largo del río Yangzi Jiang. La ciudad meridional de Suzhou, centro de los tejidos de seda y algodón, se convirtió en la mayor ciudad del mundo durante los siglos XV y XVI. Cada vez se exportaba un mayor número de productos chinos, sobre todo jarrones de cerámica azul y multicolor. La actividad marítima china alcanzó su punto culminante con anterioridad al siglo XX. Entre 1405 y 1434 un almirante de origen musulmán, Zheng He, realizó siete expediciones financiadas por el emperador con el fin de establecer contactos diplomáticos. Llegó a Asia suroriental, India, el golfo Pérsico, el mar Rojo, La Meca y la costa oriental de África. Sin embargo, el inmenso coste de estas armadas (sólo la primera ya constaba de 62 barcos con casi 28.000 soldados a bordo) provocaron una creciente oposición, y después de estos viajes fueron entregadas a comerciantes privados. Un número cada vez mayor de visitantes europeos empezó a llegar a China durante el final de la dinastía, sobre todo emisarios católicos como Matteo Ricci.
4
DESARROLLO CULTURAL
Altar del Cielo, Pekín, China
El altar del Cielo es parte del templo del mismo nombre, o Tian Tan, construido en Pekín durante la dinastía Ming. Está situado en la parte antigua de la ciudad, en el Parque Tian Tan. La arquitectura del siglo XV, con sus muros rojos y ornamentación dorada, es típica de la dinastía Ming.

La dinastía Ming también favoreció y presidió un importante desarrollo cultural. A comienzos del siglo XV, el emperador ordenó la compilación de una serie de libros considerados como el alma de la cultura china, y que alcanzaban los 22.877 títulos. La literatura china en general se desarrolló enormemente. Dos de las novelas chinas más famosas aparecieron en aquella época: Sanguozhi Yanyi (Historias noveladas de los reinos) y Shuihuzhuan (Al borde del agua), que sigue gozando de una enorme popularidad.
5
CONFLICTOS INTERNOS Y FIN DE LA DINASTÍA
No obstante, a pesar de su éxito, la dinastía Ming padeció continuas rebeliones campesinas, conflictos militares con los mongoles y otros grupos nómadas del norte, así como la piratería y las aventuras militares japonesas. Todo ello intensificó las presiones para aumentar los impuestos. El problema empeoró con la costumbre de los últimos emperadores Ming de confiar su autoridad a los eunucos de la corte, quienes con frecuencia eran acusados de corrupción. A mediados del siglo XVI, las rentas públicas solían representar sólo la mitad de los gastos.
A principios del siglo XVII, la dinastía tuvo serios problemas. Se vio envuelta en décadas de conflicto con las tribus manchúes del norte. Estalló una rebelión campesina en la provincia de Shaanxi, tomando un Pekín indefenso en 1644, y el último emperador de la dinastía Ming se ahorcó. El comandante del ejército Ming en el norte invitó a los manchúes a colaborar en la expulsión de los rebeldes de Pekín, pero después aquéllos se negaron a retirarse y proclamaron la nueva dinastía Qing o Manchú.





Leer más...

viernes, 23 de septiembre de 2011

Dinastía Shang





Dinastía Shang
Recipiente de bronce de la dinastía Shang
El bronce que aparece en esta fotografía fue modelado durante el gobierno en China de la dinastía Shang, es decir, entre los siglos XV y XI a.C.

Dinastía Shang o Dinastía Chang, primera dinastía imperial de China respecto de la cual existen evidencias históricas. Los primeros calendarios y documentos históricos chinos aparecen durante la dinastía Shang, pero conocer la época exacta de su reinado sigue siendo un tema controvertido. Existen pruebas arqueológicas y documentales claras de una dinastía de 28 o 29 reyes que gobernó durante 17 generaciones entre los años 1480 y 1050 a.C. aproximadamente, aunque existe una cronología efectuada durante el periodo de gobierno de la dinastía Han que cita los años de 1766-1122 a.C.
La dinastía gobernaba lo que hoy en día es China centro-oriental: la llanura del Huang He (río Amarillo) y el territorio de las actuales provincias de Henan, Hebei y Shandong. Desde el 1384 a.C. aproximadamente, la capital se situó en Anyang, cerca de la frontera norte de Henan. La autoridad del rey guerrero (wang) se basaba en la fuerza, las alianzas dinásticas y la sabiduría que se desprendía de la adivinación. Entre la clase aristocrática y el pueblo existía una clase sacerdotal que custodiaba los documentos del gobierno y se encargaba de la adivinación: si se producían dos predicciones contradictorias sobre el futuro, aplicaban una barra candente a huesos de ganado o caparazones de tortuga para distinguir cuál era la verdadera. Desde 1899 se han encontrado más de cien mil huesos de oráculo con inscripciones, cerca de Anyang. Contienen unos 4.500 caracteres, de los cuales han podido ser descifrados menos de la mitad.
Según la religión china de aquella época, el pueblo del que formaban parte los miembros de la dinastía Shang veneraba a sus antepasados y a una infinidad de dioses. El principal de estos dioses era Shang Di (‘el Señor en las Alturas’), pero no era adorado directamente. Llegaban a él por mediación de los antepasados Shang y los reyes decían ser descendientes de su hijo. Los Shang creían en una vida después de la muerte, y las tumbas eran equipadas con armas y artefactos que preservaban la categoría y el buen nombre de los que eran enterrados en este lugar. A veces sus esclavos eran enterrados con ellos. Creían que los antepasados tenían poder sobre los vivos, y el rey dependía de la voluntad de sus antepasados para mantener el legítimo mandato del cielo (Tian).
La economía se basaba en la agricultura y en un campesinado dócil. Cultivaban mijo, trigo, cebada y posiblemente arroz. Criaban cerdos, perros, ovejas y bueyes, así como gusanos de seda. La caza también era una importante fuente de alimentos. Los Shang poseían poderosos ejércitos y sabían fabricar armas de hierro, aunque no hay constancia de que elaboraran aperos de labranza de metal. También poseían una metalurgia del bronce muy desarrollada y comenzaron a producir artesanías: tejidos de lino y seda, cerámica negra y roja, y primitiva porcelana blanca. La tecnología Shang era una combinación de elementos de la edad del bronce y de la edad del hierro.
La tradición china describe al último monarca Shang como un tirano cruel y pervertido, que fue derrocado por un enérgico rey Zhou del valle del río Wei. La dinastía Zhou abandonó los sacrificios humanos característicos de la dinastía Shang, aunque es posible que la tiránica reputación de los últimos reyes Shang sea un mito posterior. En todo caso, el dominio Shang sentó las bases de la civilización china.




Leer más...

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Meiji





Meiji
La Revolución Meiji
La Revolución Meiji, que se inició en 1868, transformó a Japón, una sociedad feudal, estratificada y amenazada por el colonialismo de Occidente, en una monarquía constitucional y en la primera potencia industrializada de Asia. Los jóvenes radicales que derrocaron al último sogún Tokugawa en nombre del emperador Meiji Tenno importaron tecnología y personal especializado de Occidente para llevar a cabo una modernización notablemente rápida y satisfactoria. Los artistas de la tradicional escuela Ukiyo-e comenzaron a representar las nuevas maravillas del Japón Meiji, convirtiéndose en eficaces propagandistas de la corriente de modernización. Esta imagen muestra uno de los primeros trenes de vapor de Japón, observado por espectadores vestidos al estilo occidental, que circula junto a naves extranjeras ancladas en Yokohama, el principal puerto del comercio con Occidente.

Meiji, revolución acaecida en Japón que derrocó al sogunado Tokugawa, restauró el dominio imperial y convirtió al estado feudal de Japón en un estado moderno. La apertura de los puertos del Japón a las flotas coloniales occidentales, forzada por Matthew Calbraith Perry, entre otros, a partir de 1853, puso de manifiesto la debilidad de los sogunes Tokugawa, y provocó agitaciones nacionalistas, bajo el lema de sonno joi (“venerar al emperador, expulsar a los bárbaros”). Los radicales, inspirados por las ideas de Motoori Norinaga, vieron una solución en el restablecimiento del gobierno directo imperial —sobre todo, los jóvenes samuráis de los feudos daimios occidentales Choshu y Satsuma, que nunca habían aceptado la soberanía Tokugawa. En la década de 1860, sogunado y daimio importaban tecnología occidental y proponían nuevas estructuras de gobierno con el fin de enfrentarse a la amenaza extranjera. En 1867, el daimio proimperial sugirió que el sogún Tokugawa Yoshinobu debía renunciar y reconocer la autoridad imperial. Yoshinobu accedió a primeros de noviembre de 1867, pero recelosos radicales Satsuma tomaron el palacio imperial de Kioto el 3 de enero de 1868, y proclamaron la restauración imperial con el joven Meiji Tenno. Las fuerzas de Yoshinobu fueron expulsadas de Kioto, y un ejército imperial formado con guerreros de los clanes Choshu, Satsuma y Tosa aseguró la rendición pacífica de la capital sogunal de Edo. La mayoría de los daimio permanecieron neutrales, y la guerra civil finalizó en 1869. Yoshinobu se retiró y dejó el gobierno en manos de Saigo Takamori, Okubo Toshimichi, Kido Takayoshi y otros líderes de la restauración. Una vez confiscadas las propiedades Tokugawa, que comprendían casi el 25 por ciento de la tierra cultivable del Japón, éstas fueron puestas bajo su control, sirviendo de trampolín para políticas más amplias. En 1869, el emperador se trasladó a la ciudad de Edo, rebautizada con el nombre de Tokio (Capital del Este), la nueva capital imperial. El emperador era utilizado por el nuevo gobierno como centro de la lealtad nacional y como sanción de los cambios revolucionarios introducidos. En 1871 los dominios daimio ya habían pasado a poder del trono, convirtiéndose en prefecturas, y los daimio en miembros de una nueva nobleza. Se estableció la enseñanza generalizada y el reclutamiento militar, y las restricciones al budismo, inspiradas por la ideología proimperial sinto del régimen, provocaron revueltas iconoclastas. Llegaron expertos occidentales para crear vías férreas, ejércitos, flotas e industrias nuevas, fundamentando las labores de la prerrestauración. Los samuráis, descontentos con la abolición de su privilegio de llevar espadas y la imposición de contribuciones a sus estipendios, se rebelaron, destacando la rebelión Satsuma de 1877, que fue aplastada por las nuevas fuerzas alistadas. Se creó el Banco del Japón, se reformó la política fiscal y se suprimió con firmeza la agitación cívica. Una autoritaria Constitución, elaborada por Ito Hirobumi y otros, fue promulgada en 1889, estableciendo la Dieta, pero durante la mayor parte del periodo Meiji el poder fue ejercido por una informal oligarquía Choshu y Satsuma, alejada de los controles constitucionales. Gracias a la Guerra Chino-japonesa y a la Guerra Ruso-japonesa, el Japón Meiji alcanzó el derecho a ser tratado al mismo nivel que las potencias imperialistas de Occidente. A pesar de la rápida y fructífera modernización, la ambigua estructura constitucional, la orientación militar y la ideología nacionalista que legó la Restauración Meiji llevaron al Japón en las décadas de 1930 y 1940 a la desastrosa aventura imperialista.




Leer más...

Entradas populares