martes, 15 de noviembre de 2011

Independencia de Ecuador





Independencia de Ecuador

La plaza de la Independencia, Quito
La ciudad de Quito, capital de Ecuador, fue una de las primeras poblaciones fundadas por los conquistadores españoles. En la imagen aparece la plaza de la Independencia. En ella se alza la catedral, construida en el siglo XVI y reconstruida tras el terremoto de 1755. Hablando de “independencia”, ¿sabes en qué año se produjo la de Ecuador? Se proclamó por primera vez en 1810, pero sin éxito; se logró en 1822, con la derrota de los españoles, y se consolidó en 1830, cuando Ecuador se separó de la República de la Gran Colombia.

¿Sabías que el nombre de Ecuador fue una solución de compromiso para denominar a este nuevo país, surgido en 1830, ya que los habitantes de otras ciudades no querían que se llamara Quito, que era un nombre con mayor tradición histórica?
¿QUÉ FUE LA INDEPENDENCIA DE ECUADOR?
Fue un movimiento de lucha contra el poder colonial español, que se produjo en medio de un inmenso y generalizado proceso de guerras de independencia en América Latina, y que en 1830 acabó con el nacimiento de un nuevo país que tomaría el nombre de Ecuador.
Los territorios ecuatorianos formaron parte del virreinato del Perú desde el siglo XVI, y a partir del siglo XVIII pasaron a integrar el virreinato de Nueva Granada, ambos creados en América por los españoles. Durante el periodo de colonia española, el espacio geográfico que luego sería Ecuador era conocido como audiencia de Quito, por el nombre (Real Audiencia de Quito) de la institución que ayudaba al virrey en el gobierno de aquellas tierras.
PRIMEROS PASOS DE LA INDEPENDENCIA
La independencia ecuatoriana dio comienzo en 1809, cuando se constituyó, en la ciudad de Quito, una Junta Suprema de Gobierno, presidida por Juan Pío de Montúfar, que depuso a las autoridades coloniales españolas. Al año siguiente, el 11 de octubre de 1810, se proclamó la independencia de Ecuador. Sin embargo, este primer paso emancipador no triunfó; las tropas realistas españolas enviadas por el virrey del Perú, José Fernando Abascal y Sousa, mandadas por Toribio Montes, acabaron con el intento.
Aunque el territorio de Ecuador pertenecía al virreinato de Nueva Granada, las autoridades españolas que se harían cargo de evitar su independencia serían las de Perú. Así, dada la situación que vivía gran parte de Sudamérica, alzada contra el poder español, el ya citado virrey del Perú, Abascal, incorporó la audiencia de Quito a su gobierno.
Pasaron diez años hasta que las luchas por la independencia sudamericana provocaran que Ecuador también la alcanzara.
LA VICTORIA DEFINITIVA
En junio de 1821, Venezuela se independizó de España, después de la victoria de Simón Bolívar, el gran libertador sudamericano, en la batalla de Carabobo. Bolívar envió al mariscal Antonio José de Sucre, venezolano como Bolívar y lugarteniente de este, a la ciudad ecuatoriana de Guayaquil para ayudar a los patriotas que llevaban un año combatiendo contra los españoles. Sucre venció a los realistas en la batalla de Yahuachí (19 de mayo de 1821) y, aunque fue derrotado cuatro meses después en la batalla de Huachi, entró finalmente triunfante en la ciudad ecuatoriana de Cuenca, el 21 de febrero de 1822.
Cuando se dirigía a liberar Quito, Sucre libró un combate decisivo, el que permitió la liberación ecuatoriana del dominio español: la batalla de Pichincha. Tuvo lugar el 24 de mayo de 1822, y finalizó con la total victoria de los patriotas sobre las tropas españolas de José Aymerich. Poco después, Sucre entró en la liberada Quito. Toda la República de la Gran Colombia, creada en 1819, quedaba independizada del poder español, incluida la antigua audiencia de Quito, el actual Ecuador.
LA CREACIÓN DE ECUADOR
La República de la Gran Colombia estaba integrada por Venezuela, Nueva Granada (la actual Colombia) y la audiencia de Quito, que en realidad se llamó Distrito del Sur. El Distrito del Sur estaba, a su vez, compuesto por tres departamentos:
·                     Ecuador, con capital en Quito.
·                     Azuay, cuya capital era Cuenca.
·                     Guayaquil, con capital en la ciudad del mismo nombre.
En 1830, tanto el Distrito del Sur (Ecuador) como Venezuela decidieron separarse de la Gran Colombia. A partir de entonces, los conflictos entre las tres ciudades (Quito, Cuenca y Guayaquil) se intensificaron.
Resumiendo: en 1830, el Distrito del Sur de la República de la Gran Colombia, que se correspondía con el territorio de la audiencia de Quito (así llamado durante su pasado como colonia española) se convirtió en un nuevo país: Ecuador.
El general conservador Juan José Flores, uno de los héroes de la guerra de Independencia ecuatoriana, convocó una Asamblea Constituyente en Riobamba que aprobó la primera Constitución del país, en la que se le daba nombre. Su primer presidente fue el propio Flores, a quien se considera el auténtico creador del nuevo Estado.
UNA CURIOSIDAD… ¿POR QUÉ ‘ECUADOR’?
El nombre de este país proviene de la expedición científica hispano-francesa llevada a cabo entre 1735 y 1744 que creó el concepto geográfico de ecuador. Dirigida por el francés Charles de La Condamine, con la ayuda de, entre otros, los marinos y científicos españoles Jorge Juan y Antonio de Ulloa, tenía como objetivo determinar con exactitud la forma de la Tierra. Las mediciones se llevaron a cabo entre Quito y Cuenca. Pues bien, ahí surgió el nombre de ecuador para la línea imaginaria que divide la Tierra en dos hemisferios. Desde entonces, esa palabra se hizo célebre en el territorio, tanto, que fue la adoptada por quienes votaron la primera Constitución ecuatoriana y acordaron darle ese nombre al país.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares