jueves, 14 de julio de 2011

Familia Este





Familia Este
Isabel d'Este
Perteneciente a la familia italiana de Este, que gobernó Ferrara durante el renacimiento, Isabel d’Este era hija del duque Hércules (o Ercole) I y contrajo matrimonio con Francisco II Gonzaga, marqués de Mantua. Este retrato de tan destacada representante del mecenazgo renacentista italiano fue pintado por el artista veneciano Tiziano en la década de 1530 y se conserva en el Kunsthistorisches Museum (Museo de Historia del Arte) de la ciudad austriaca de Viena.

Familia Este, familia principesca de Italia, conocida, sobre todo, por ser la dinastía que gobernó Ferrara durante el renacimiento. Su fundador, Alberto Azzo II (996-1097), obtuvo la soberanía de la ciudad de Este, próxima a Padua, cedida en calidad de feudo por el emperador del Sacro Imperio Romano Enrique III. Welf o Güelfo IV, hijo de Alberto Azzo, se convirtió en duque de Baviera mediante su matrimonio con una princesa alemana en 1070. Welf fue el fundador de las dinastías de Brunswick y Hannover, con posterioridad dinastía de los soberanos de Gran Bretaña desde 1714.
Los descendientes italianos de Alberto Azzo se convirtieron en señores de Ferrara y Módena en el siglo XIII. Leonello d'Este hizo de Ferrara un centro artístico e intelectual. A su hermano Borso le fue concedido el título de duque de Ferrara por el Papa en 1471. El duque Ercole (Hércules) I fortaleció la posición de su familia mediante el enlace matrimonial de sus hijos con miembros de las principales dinastías gobernantes en Italia. Su hijo Alfonso I, famoso como experto en el diseño de piezas de artillería, se casó con Lucrecia Borgia, hija del papa Alejandro VI, aunque más tarde se alió con Francia en contra del Papado. Sus hermanas, Beatriz e Isabel d'Este fueron mecenas de los pintores Leonardo da Vinci, Rafael y Tiziano, y su hijo el cardenal Hipólito II d'Este inició la construcción de la Villa d'Este en Tívoli y fue protector del compositor Giovanni da Palestrina. La Casa de Este perdió el control de Ferrara en 1598, pero continuó hasta 1859 gobernando Módena.




Leer más...

Familia





Familia
Familia, grupo social básico creado por vínculos de parentesco o matrimonio presente en todas las sociedades. Idealmente, la familia proporciona a sus miembros protección, compañía, seguridad y socialización.
La estructura y el papel de la familia varían según la sociedad. La familia nuclear (dos adultos con sus hijos) es la unidad principal de las sociedades más avanzadas. En otras este núcleo está subordinado a una gran familia con abuelos y otros familiares. Una tercera unidad familiar es la familia monoparental, en la que los hijos viven sólo con el padre o con la madre en situación de soltería, viudedad o divorcio.
2
HISTORIA
Árbol genealógico
Los árboles genealógicos trazan el linaje de una familia. Muestran, además, las relaciones entre parientes y ancestros, y pueden demostrar la realeza o nobleza de una persona. En la imagen, reproducción del árbol genealógico de la familia del rey Alfonso VII, quien reinó en Castilla y León desde 1126 hasta 1157.

Antropólogos y sociólogos han desarrollado diferentes teorías sobre la evolución de las estructuras familiares y sus funciones. Según éstas, en las sociedades más primitivas existían dos o tres núcleos familiares, a menudo unidos por vínculos de parentesco, que se desplazaban juntos parte del año pero se dispersaban en las estaciones en que escaseaban los alimentos. La familia era una unidad económica: los hombres cazaban mientras que las mujeres recogían y preparaban los alimentos y cuidaban de los niños. En este tipo de sociedad era normal el infanticidio y la expulsión del núcleo familiar de los enfermos que no podían trabajar.
Con la llegada del cristianismo, el matrimonio y la maternidad se convirtieron en preocupaciones básicas de la enseñanza religiosa. Después de la Reforma protestante en el siglo XVI, el carácter religioso de los lazos familiares fue sustituido en parte por el carácter civil. La mayor parte de los países occidentales actuales reconocen la relación de familia fundamentalmente en el ámbito del derecho civil.
3
LA FAMILIA MODERNA
Los estudios históricos muestran que la estructura familiar ha sufrido pocos cambios a causa de la emigración a las ciudades y de la industrialización. El núcleo familiar era la unidad más común en la época preindustrial y aún sigue siendo la unidad básica de organización social en la mayor parte de las sociedades industrializadas modernas. Sin embargo, la familia moderna ha variado con respecto a su forma más tradicional en cuanto a funciones, composición, ciclo de vida y rol de los padres.
La única función que ha sobrevivido a todos los cambios es la de ser fuente de afecto y apoyo emocional para todos sus miembros, especialmente para los hijos. Otras funciones que antes desempeñaba la familia rural (trabajo, educación, formación religiosa, actividades de recreo y socialización de los hijos) son hoy realizadas por instituciones especializadas. El trabajo se realiza normalmente fuera del grupo familiar y sus miembros suelen trabajar en ocupaciones diferentes lejos del hogar. La educación la proporcionan el Estado o grupos privados. Finalmente, la familia todavía es la responsable de la socialización de los hijos, aunque en esta actividad los amigos y los medios de comunicación han asumido un papel muy importante.
La composición familiar ha cambiado de forma drástica a partir de la industrialización de la sociedad.
Algunos de estos cambios están relacionados con la modificación actual del rol de la mujer. En las sociedades más desarrolladas la mujer ya puede ingresar (o reingresar después de haber tenido hijos) en el mercado laboral en cualquier etapa de la vida familiar, por lo que se enfrenta a unas expectativas mayores de satisfacción personal a través del matrimonio y de la familia. En los últimos tiempos se ha desarrollado un considerable aumento de la tasa de divorcios, que en parte se ha producido por las facilidades legales y la creciente incorporación de la mujer al trabajo.
Durante el siglo XX ha disminuido en Occidente el número de familias numerosas. Este cambio está particularmente asociado a una mayor movilidad residencial y a una menor responsabilidad económica de los hijos para con los padres mayores al irse consolidando los subsidios de trabajo y otros beneficios por parte del Estado que permiten mejorar el nivel de vida de los jubilados.
En la década de 1970 el prototipo familiar evolucionó en parte hacia unas estructuras modificadas que englobaban a las familias monoparentales, familias del padre o madre casado en segundas nupcias y familias sin hijos. Las familias monoparentales en el pasado eran a menudo consecuencia del fallecimiento de uno de los padres. Actualmente la mayor parte de las familias monoparentales son consecuencia de un divorcio, aunque muchas están formadas por mujeres solteras con hijos. En 1991 uno de cada cuatro hijos vivía sólo con uno de los padres, por lo general, la madre. Sin embargo, muchas de las familias monoparentales se convierten en familias con padre y madre a través de un nuevo matrimonio o de la constitución de una pareja de hecho.
La familia de padres casados en segundas nupcias es la que se crea a raíz de un nuevo matrimonio de uno de los padres. Este tipo de familia puede estar formada por un padre con hijos y una madre sin hijos, un padre con hijos y una madre con hijos pero que viven en otro lugar o dos familias monoparentales que se unen. En estos tipos de familia los problemas de relación entre padres no biológicos e hijos suelen ser un foco de tensiones, especialmente en el tercer caso.
Las familias sin hijos son cada vez más el resultado de una libre elección de los padres, elección más fácil gracias al control de natalidad (anticoncepción). Durante muchos años, el número de parejas sin hijos se había ido reduciendo de forma constante gracias a la gradual desaparición de enfermedades que, como las venéreas, causaban infertilidad. Sin embargo, en la década de 1970 los cambios en la situación de la mujer modificaron esta tendencia. Hoy las parejas, especialmente en los países más desarrollados, a menudo eligen no tener hijos o posponer su nacimiento hasta gozar de una óptima situación económica.
A partir de la década de 1960 se han producido diversos cambios en la unidad familiar. Un mayor número de parejas viven juntas antes o en vez de contraer matrimonio. De forma similar, algunas parejas de personas mayores, a menudo viudos o viudas, encuentran que es más práctico desde el punto de vista económico cohabitar sin contraer matrimonio. Actualmente las parejas de homosexuales también viven juntas como una familia de forma más abierta, compartiendo a veces sus hogares con los hijos de una de las partes o con niños adoptados. Las comunas (familias constituidas por grupos de personas que no suelen estar unidas por lazos de parentesco) han existido en el mundo desde la antigüedad. Estas unidades familiares aparecieron en Occidente en las décadas de 1960 y 1970, pero en la década siguiente disminuyeron de forma considerable.
4
TENDENCIAS MUNDIALES
Todos los países industrializados están experimentando tendencias familiares similares a las de Occidente. La mejora de los métodos de control de natalidad y la legalización del aborto han reducido de forma considerable el número de familias monoparentales no autosuficientes. El número de divorcios está aumentando incluso en aquellos países donde las trabas religiosas y legales son muy fuertes. Además, en todas las sociedades industriales están apareciendo unidades familiares más pequeñas con una fase pospaternal más larga.
En los países en vías de desarrollo, la tasa de hijos que sobreviven en una familia ha ido aumentando con rapidez a medida que se han ido controlando las enfermedades infecciosas, el hambre y otras causas de mortalidad infantil. La reducción de esta tasa de mortalidad infantil y el consiguiente crecimiento de la población presentan en estos países un grave problema de recursos para que las familias puedan mantener económicamente a tantos hijos.




Leer más...

Familia Adam





Familia Adam
Casa de Osterley Park
Robert Adam reconstruyó entre 1761 y 1780 esta casa de Osterley Park en Middlesex, siguiendo los planteamientos neoclasicistas. Su estilo, conocido como georgiano, estaba inspirado en la obra de Palladio, que a su vez había reinterpretado la arquitectura de la antigüedad clásica.

Familia Adam, familia de arquitectos y diseñadores escoceses del siglo XVIII, que desarrollaron un estilo neoclásico depurado. Los cuatro hermanos Adam, John, Robert, James y William, eran hijos de un arquitecto de Edimburgo. Trabajaron en Londres, donde proyectaron casas en la ciudad y en el campo y decoraciones que fueron reflejo de la creciente prosperidad de Inglaterra.
2
ROBERT ADAM
Salón Rojo de la Syon House
Robert Adam proyectó y construyó la Syon House en Middlesex (Gran Bretaña) entre 1762 y 1769. Su trabajo se inspiró en la antigüedad clásica y en las ideas de sus contemporáneos franceses.

 (1728-1792) fue el más importante de los cuatro hermanos. Inició su aprendizaje junto a su padre, y viajó a Italia de 1754 a 1758, donde estudió las ruinas romanas, especialmente las del palacio de Diocleciano en Spalato (actualmente Split, Croacia). Se estableció en Londres, y allí mantuvo una dilatada actividad, tanto privada como al servicio del Rey (fue arquitecto real desde 1761 a 1768). Uno de sus proyectos más ambiciosos fue el Adelphi (1768-1772; demolido en 1936), el área de Londres que da a una de las orillas del Támesis. Proyectada como unidad arquitectónica, incluía muelles y almacenes bajo los arcos que sostenían un paseo y calles de viviendas. También son notables las remodelaciones de Osterley Park (1761-1780) y la Syon House (1762-1769), dos grandes casas cercanas a Londres, y su proyecto para el Kedleston Hall (1765-1770) en Debyshire. Destacó por su convicción de que los interiores de un edificio y su decoración son el auténtico objetivo de la arquitectura; en consecuencia, diseñó muebles, telas y metalistería para sus edificios. Sus publicaciones Ruinas del Palacio de Diocleciano (1764) y Obras arquitectónicas de Robert y James Adam (1773-1779) fijaron el estilo Adam —una versión del neoclasicismo más sencilla, precisa y delicada que la del rico estilo palladiano, anteriormente de moda—. El estilo Adam es de dibujo y proporciones armoniosas, y procura una sensación de luminosidad y espaciosidad. Utiliza motivos clásicos, como festones, guirnaldas y urnas. El mobiliario Adam tiene características muy similares.
3
JAMES ADAM
(1730-1794) trabajó como dibujante junto a Robert y le sucedió como arquitecto real. John y William también colaboraron con Robert.




Leer más...

Entradas populares