lunes, 31 de octubre de 2011

Las antiguas civilizaciones andinas





Las antiguas civilizaciones andinas

En el sur de Perú existen unas misteriosas líneas que solo pueden verse desde una gran altura. Se trata de uno de los restos más enigmáticos del pasado americano. Pertenecieron a una cultura llamada Nazca, una de las antiguas civilizaciones andinas...
¿CUÁLES FUERON LAS CIVILIZACIONES ANDINAS?
Hace más de 4.000 años comenzaron a desarrollarse una serie de civilizaciones en la zona de la cordillera de los Andes y en sus áreas cercanas. Aproximadamente, en los espacios que hoy ocupan Perú, gran parte de Ecuador y Bolivia, y el norte de Chile. La última de aquellas civilizaciones fue la de los incas, que, en el siglo XV, crearon un gran imperio. En el siglo XVI, el Imperio incaico (de los incas) fue conquistado por los españoles.
Las principales civilizaciones andinas hasta la llegada de los españoles fueron las siguientes:
·                     Huaca Prieta.
·                     Chavín de Huantar.
·                     Paracas.
·                     Mochica o moche.
·                     Nazca.
·                     Huari.
·                     Tiahuanaco.
·                     Chimú.
·                     Inca.
La historia de aquellas civilizaciones se suele dividir en varios periodos. Sigue leyendo si quieres acercarte a aquellos momentos tan interesantes de la historia de América.
EL PERIODO PRECERÁMICO
Este periodo comenzó hace aproximadamente 4.500 años, es decir, sobre el 2500 antes de Cristo.
En aquella época fueron construidas unas monumentales tumbas ceremoniales en Huaca Prieta. Este lugar está situado en el valle de Chicama, en el norte de la costa peruana. Los restos de Huaca Prieta son los más antiguos de las civilizaciones andinas.
Hace 3.800 años, se construyeron, en Las Haldas (también en la costa norte de Perú), los considerados primeros templos y pirámides de toda América.
EL PERIODO PRECLÁSICO
Las dos culturas más importantes del periodo preclásico fueron las de Chavín de Huantar y Paracas.
Chavín de Huantar. Hace casi 3.000 años (en el 900 a.C.) floreció en el norte del altiplano peruano, en el centro ceremonial de Chavín de Huantar, una civilización similar a la cultura mesoamericana de los olmecas. Su notable influencia en la costa cercana a los Andes duró hasta hace unos 2.200 años. Chavín de Huantar fue el centro de esa civilización; otros puntos fueron Cerro Blanco y Cerro Sechín. De la cultura de Chavín de Huantar hay que destacar su escultura y su cerámica.
Paracas. Esta cultura se desarrolló en la costa sur del Perú. Los historiadores tienen dudas sobre cuándo nació y cuándo desapareció. Sus fechas de inicio oscilan entre el 1200 a.C. y el 600 a.C. Su finalización pudo tener lugar entre los años 100 d.C. y 500 d.C. Debes saber que uno de los aspectos más interesantes de esta cultura fueron sus tejidos, que se han conservado en perfecto estado gracias a la aridez de la zona. Los muertos eran envueltos con telas y enterrados en tumbas (en ellas, la sequedad del aire momificaba los cuerpos, por eso, también se han encontrado momias de individuos de Paracas muy bien conservadas). Las telas de la cultura de Paracas estaban bordadas, tejidas o pintadas de forma muy elaborada, con decoraciones de felinos que recuerdan a los de Chavín de Huantar.
PERIODO CLÁSICO
En el periodo clásico destacaron las culturas mochica (o moche), la de Nazca, la de Tiahuanaco y las relacionadas con Huari.
Mochica o moche. La cultura mochica apareció en torno al año 200 a.C. (es decir, hace unos 2.200 años) y duró aproximadamente hasta el año 700 d.C. Se desarrolló en la costa norte de Perú, y su capital fue Moche. Esta ciudad se extendía alrededor de dos grandes pirámides de adobe: las huacas del Sol y de la Luna. Los mochicas fueron una sociedad militar, pero también mostraron un delicado gusto artístico. En las tumbas mochicas se han encontrado objetos de cerámica y orfebrería muy refinados; una de las más importantes es la tumba del Señor de Sipán.
Nazca. Esta cultura, que descendía de la de Paracas, se desarrolló en el sur de la costa peruana, en el valle del río Nazca. Su momento de esplendor se produjo entre los años 100 d.C. y 800 d.C. Destacó por sus tejidos y por su cerámica. Uno de los mayores misterios de las civilizaciones precolombinas son las líneas dibujadas en el desierto de Nazca: son enormes representaciones de animales y formas geométricas, que solo pueden apreciarse en su totalidad desde el aire.
Tiahuanaco. Esta ciudad (cercana al lago Titicaca, en la actual Bolivia) fue el centro de otra importante civilización del periodo preclásico. Surgió en torno al año 200 a.C., y su vida se prolongó hasta casi el 900 d.C. Sus creadores fueron los aimaras. El principal resto de Tiahuanaco es la monumental Puerta del Sol, que está hecha con un solo bloque de piedra y decorada con bellos relieves. Sus numerosas estatuas con forma humana alcanzan alturas de más de 6 metros y están igualmente decoradas con relieves.
Huari (o Wari). Esta civilización se desarrolló en el sur peruano entre los años 650 y 800 de nuestra era. Era una sociedad guerrera, pero también apreciaba el arte.
PERIODO POSCLÁSICO
Las últimas civilizaciones andinas anteriores a la llegada de los españoles fueron la chimú y la incaica.
Chimú. Aproximadamente entre los años 1000 y 1470, la civilización chimú dominó el norte de Perú. La cultura chimú era heredera de la mochica. Su capital fue Chanchán, que ya era una verdadera ciudad, pues en ella había centros ceremoniales, viviendas, mercados, talleres, jardines y depósitos de agua y alimentos. Los edificios estaban decorados con mosaicos hechos con ladrillos de adobe y adornados con relieves que representan animales, pájaros y figuras mitológicas. La cultura chimú destacó también por su cerámica, su orfebrería y sus tejidos.
Inca. Desde su capital, Cuzco o Cosco, los incas gobernarían, a partir del siglo XV, un imperio que se extendía por el área central andina: desde Ecuador hasta Chile. Llegaron a Cuzco hacia el año 1100 d.C., y su esplendor se prolongó hasta el siglo XVI, cuando su gran imperio fue conquistado por los españoles.




Leer más...

La cultura azteca o mexica





La cultura azteca o mexica

El Imperio azteca
A comienzos del siglo XVI, los aztecas habían formado un gran imperio que se extendía desde el centro de México hasta Guatemala.






Tláloc
En la mitología azteca, Tláloc era el dios de la lluvia, el señor del rayo, del trueno, del relámpago, el que hacía fluir los manantiales de las montañas.

Tocado de Moctezuma II

Se cree que este penacho o tocado cubrió alguna vez la cabeza del emperador azteca Moctezuma II. Estos objetos se hacían con plumas de colores y se adornaban con joyas. Eran símbolos de poder.

Al parecer, la palabra ‘azteca’ hace referencia a un lugar mítico, Aztlán, situado, posiblemente, al norte del actual México. Pero los aztecas se denominaban a sí mismos ‘mexicas’.
¿QUÉ FUE LA CIVILIZACIÓN AZTECA?

La civilización azteca se desarrolló en Mesoamérica, a partir del siglo XIV, durante el llamado periodo posclásico. Hasta el siglo XVI de nuestra era, los aztecas dominaron el centro y el sur de México, y crearon un gran imperio, que desapareció tras la conquista española.
FUNDACIÓN DE TENOCHTITLÁN
Cuando la cultura tolteca decayó, durante el siglo XII d.C., muchos pueblos llegaron a la meseta central de México, a los territorios que rodean el lago de Texcoco. Los aztecas, que fueron de los últimos, tuvieron que conformarse con establecerse en la zona pantanosa del oeste del lago. Estaban cercados por enemigos poderosos que les exigían tributos, y la única tierra firme que ocupaban eran los islotes del lago, rodeados de ciénagas.
En 1325, los aztecas fundaron la ciudad de Tenochtitlán, situada donde se encuentra la actual ciudad de México. Los aztecas convirtieron el lago, que era poco profundo, en superficies muy fértiles, llamadas chinampas. Eran unas islas artificiales en las que se cultivaban verduras, hortalizas y flores, y también les servían para criar aves. Además, los aztecas construyeron puentes para unir esas islas con la tierra firme; levantaron una especie de acueductos, y excavaron canales por toda la ciudad para hacer posible el transporte de mercancías y personas.
En la arquitectura de Tenochtitlán destacaban los edificios religiosos; eran gigantescas pirámides escalonadas, en cuya parte superior construían templos. Poco a poco, Tenochtitlán se convirtió en una gran ciudad, con una extraordinaria actividad comercial.
EL IMPERIO AZTECA
Los aztecas establecieron alianzas militares con otros pueblos. Gracias a ello, y a su propio poder, lograron crear un imperio que se extendía desde México central hasta la actual frontera con Guatemala.
La máxima autoridad de los aztecas, y de su imperio, era el tlatoani, el supremo gobernante, que tenía un poder absoluto en cuestiones políticas, militares y de justicia. ¿Quieres saber el nombre de los tlatoanis aztecas? Fueron los siguientes (entre paréntesis verás las fechas de su reinado): Acamapichtli (1361 o 1375-1395), Huitzilíhuitl (1396-1417), Chimalpopoca (1417-1427), Itzcóatl (1427-1440), Moctezuma I (1440-1469), Axayácatl (1469-1481), Tizoc (1481-1486), Ahuízotl (1486-1502), Moctezuma II (1502-1520), Cuitláhuac (1520) y Cuauhtémoc (1520-1521).
A principios del siglo XV, los aztecas gobernaban desde Tenochtitlán un enorme territorio, de forma conjunta con el reino de Acolhuacan y la ciudad de Tlacopan. Tenochtitlán, Acolhuacan y Tlacopan formaron la Triple Alianza para derrotar a los tepanecas. Cien años después, los aztecas habían logrado el poder absoluto.
DESAPARICIÓN DEL IMPERIO AZTECA
Durante el siglo XVI, crecieron las divisiones y los conflictos en el imperio. El enfrentamiento con algunos pueblos de la región facilitó, finalmente, la derrota de los aztecas frente a los invasores españoles, que contaron con la alianza de uno de aquellos pueblos enemigos de los aztecas: los tlaxcaltecas.
En 1519, el español Hernán Cortés había sido bien recibido por Moctezuma II, lo que no evitó ni la muerte del soberano azteca ni la conquista de Tenochtitlán por los españoles, en agosto de 1521. El último emperador azteca fue Cuauhtémoc. Aunque había logrado expulsar a Cortés de Tenochtitlán en 1520, no pudo evitar la derrota final azteca, y fue ejecutado por los españoles en 1525.
LA RELIGIÓN AZTECA: DIOSES Y SACRIFICIOS
Los principales dioses aztecas eran Huitzilopochtli (dios del Sol y de la guerra), Coyolxauhqui (diosa de la Luna), Tláloc (dios de la lluvia) y Quetzalcóatl (símbolo de la sabiduría).
Los sacrificios, de animales y de seres humanos, eran muy importantes en la religión azteca. El máximo honor para un guerrero era morir en batalla u ofrecerse voluntario para ser sacrificado en una ceremonia importante. Los aztecas también realizaron las llamadas guerras floridas; servían para extender las tierras de su imperio, pero también para conseguir prisioneros en los señoríos cercanos y luego sacrificarlos. Los aztecas creían que la sangre humana ofrecida en esos sacrificios alimentaba a los dioses solares; pensaban que así el Sol podría salir cada día, permitiendo la continuidad de la vida humana, animal y vegetal sobre la Tierra.
EL ARTE Y LA CULTURA AZTECAS
En el arte azteca destacan, sobre todo, las impresionantes pirámides que nombramos antes. Pero también fue muy importante el arte plumario, es decir, el realizado con plumas de aves. Los aztecas nos han dejado muy bellas y originales muestras, que hacían con plumas de aves procedentes de los bosques tropicales del sur de México y Guatemala. Un ejemplo muy famoso es el penacho de Moctezuma, un gran tocado o corona hecho con plumas de quetzal y adornado con oro.
Los aztecas utilizaban la escritura pictográfica grabada en papel o en piel de animales. Todavía se conservan algunos de estos escritos, llamados códices.
Tras la conquista española, muchos textos aztecas fueron recopilados en libros escritos en lengua náhuatl. Entre ellos, los Anales de Tlatelolco, los Códices Matritenses, la Colección de cantares mexicanos y Los romances de los señores de la Nueva España.





Leer más...

Entradas populares