sábado, 18 de febrero de 2012

Aparato fonador





Aparato fonador
Los sonidos se originan en nuestro aparato fonador y se modifican en la boca por el movimiento de los labios, la lengua, el velo del paladar y la mandíbula inferior, diferenciándose unos de otros. Es lo que se llama la articulación. Para pronunciar correctamente necesitamos aprender a articular los fonemas.





Leer más...

Los fonemas y el alfabeto





Los fonemas y el alfabeto

Para comunicarse con los demás, el ser humano ha creado una serie de sonidos y los ha representado gráficamente como letras, que ha reunido en alfabetos. A, B, C, D…, todos sabemos recitar de memoria el abecedario, y, además, somos capaces de combinar los sonidos, inconscientemente, formando unidades mayores, como sílabas y palabras, que es lo que nos permite establecer la comunicación humana. Pero ¿te has parado a pensar cuál es el origen de esos sonidos que pronuncias y esas grafías que escribes?
¿CÓMO SE PRODUCEN LOS SONIDOS?
Los sonidos se originan en nuestro aparato fonador, siguiendo este proceso: al aspirar, introducimos aire en nuestros pulmones, que el diafragma expulsa hacia los bronquios, la tráquea y la laringe, donde las cuerdas vocales, al tensarse, vibran y originan sonidos. Estos sonidos se modifican en la boca por el movimiento de los labios, la lengua, el velo del paladar y la mandíbula inferior, diferenciándose unos de otros. Es lo que se llama la articulación.
Ahora, prueba a decir el alfabeto, pero delante de un espejo. Fíjate en cómo mueves los labios, la lengua… Después, pronuncia palabras sueltas. Es curioso, ¿verdad?
LOS FONEMAS Y LOS SONIDOS
Los fonemas son las unidades más pequeñas de la lengua. Solo existen en nuestra mente como una imagen acústica o visual que nos permite usarlos o reconocerlos. Cuando los utilizamos, los convertimos en sonidos, que reconocemos a través del oído por su pronunciación, o en grafías, que llegan a nosotros a través de la vista por su representación gráfica (las letras).
Los fonemas del español son veinticuatro:

/a/, /b/, /z/, /ch/, /d/, /e/,
/f/, /g/, /i/, /j/, /k/, /l/,
/ll/, /m/, /n/, /ñ/, /o/, /p/,
/r/, /rr/, /s/, /t/, /u/, /y/.

Aunque no significan nada por sí mismos, estos fonemas diferencian significados, porque combinándolos formamos muchas palabras distintas: bala, cala, gala, mala, pala, rala, sala, tala.
CLASES DE FONEMAS
Vocálicos: al pronunciarlos, el aire no encuentra ningún obstáculo en su salida hacia el exterior. Son cinco: /a/, /e/, /i/, /o/ y /u/.
Consonánticos: en su articulación, ponemos obstáculos al aire para salir por la boca, ya sea con la lengua, los dientes, los labios, etc. Así, para emitir el sonido /p/ unimos los labios, para el sonido /f/ juntamos los dientes superiores con el labio inferior, para el sonido /m/ expulsamos el aire por la nariz, etc.
Los sonidos vocálicos pueden aparecer solos, como palabras independientes (a, o, etc.), o combinados con consonantes para formar sílabas (a-cer-ti-jo). Los sonidos consonánticos han de unirse a los vocálicos para poder pronunciarse y crear sílabas; nunca forman palabras independientes.
EL ALFABETO
El alfabeto es el conjunto de letras o grafías con que se representan los sonidos de una lengua.
El alfabeto español tiene veintisiete letras, que pueden escribirse de dos formas, en minúscula: a, b, c, d, e, f, g, h, i, j, k, l, m, n, ñ, o, p, q, r, s, t, u, v, w, x, y, z, o en mayúscula: A, B, C, D, E, F, G, H, I, J, K, L, M, N, Ñ, O, P, Q, R, S, T, U, V, W, X, Y, Z.
Debemos aprenderlo en el orden establecido porque con él se organizan las palabras de los diccionarios, se crean listas, se clasifican ficheros, etc.
El número de letras no coincide con el de los fonemas, ni a cada sonido le corresponde un fonema: de la h, por ejemplo, decimos que es muda, porque no representa ningún fonema, mientras que la x suele corresponder a la suma de dos fonemas: /k+s/ o /g+s/. Una letra puede representar dos fonemas diferentes, y al revés: varias letras diferentes pueden representan un solo fonema. Observa la relación entre fonemas y letras en el siguiente cuadro:
CIENCIAS QUE ESTUDIAN LOS SONIDOS, LOS FONEMAS Y LAS GRAFÍAS
La fonética se ocupa de la pronunciación y la evolución histórica de los sonidos; la fonología estudia el valor funcional de los fonemas para formar palabras; la ortografía atiende al uso correcto de las letras y los signos de puntuación; y la ortología, a su exacta pronunciación.





Leer más...

Entradas populares