lunes, 22 de abril de 2013

Alexander Pope



Alexander Pope (1688-1744), poeta inglés que se inspiró en los grandes poetas clásicos de la antigüedad para escribir una poesía intensamente elaborada, con frecuencia en estilo didáctico o satírico. Sus traducciones de poesía, ensayos de crítica o moral, y sus sátiras le convierten en el poeta más importante de su época, que elevó el dístico heroico, que había sido refinado por John Dryden, a su máxima perfección.
Pope fue hijo de un comerciante de ropa londinense, cuya religión católica le impidió estudiar en las universidades protestantes de Inglaterra. Hasta los 12 años recibió clases de sacerdotes, aunque después fue principalmente autodidacta. Leyó ampliamente literatura inglesa, además de francesa, italiana, latina y griega. En la infancia sufrió una grave enfermedad, probablemente tuberculosis de la médula espinal, que le dejó deforme.
En 1717, se trasladó a una casa de campo en Twickenham junto al río Támesis, al oeste de Londres, donde vivió hasta su muerte y donde recibió las visitas de los personajes más famosos de la época. Hombre amargamente pendenciero, atacó ferozmente, muchas veces sin mediar provocación, a los literatos de su tiempo. Para otros, sin embargo, fue cordial y afectuoso, y mantuvo una estrecha y larga amistad con los escritores ingleses Jonathan Swift y John Gay.
La carrera literaria de Pope comenzó en 1704, cuando el dramaturgo William Wycherley, complacido por su poesía, le presentó a un círculo de escritores e ingenios londinenses del momento que le recibieron como a un prodigio. Sin embargo, la primera vez que atrajo la atención del público fue en 1709 con sus Pastorals. En 1711, publicó su Ensayo sobre la crítica, brillante exposición de los cánones del gusto. Su poema más famoso, El rizo robado (publicado por primera vez en 1712, y en edición revisada en 1714), una obra ingeniosa e imaginativa, parodia heroica en la que describe la vida de los 'salones' le consolidó como escritor. En 1713 publicó El bosque de Windsor, obra de poco interés y acogida sin grandes entusiasmos, por lo que decidió dedicarse a la traducción. Tradujo en verso la Iliada (1715-1720) y la Odisea (1725-1726). Estas traducciones le proporcionaron un gran prestigio conseguido también por la publicación de un libro de poemas en 1717 que contiene sus mejores poesías. En 1725 también escribió una edición de las obras de Shakespeare.
Pope y su amigo Swift escribieron durante años desdeñosas y famosas críticas a quienes consideraban los peores escritores del momento, y en 1727 empezaron una serie de parodias de los mismos escritores. A su vez, sus adversarios insultaron a Swift y Pope. En 1728 Pope se burló de ellos con una de sus obras más famosas: La Dunciada, una sátira que celebra la estupidez. Más tarde alargaría la obra a cuatro volúmenes, el último apareció en 1743. En 1734 terminó su Ensayo sobre el hombre. Sus últimas obras, Imitaciones de Horacio (1733-1739), fueron ataques a los enemigos políticos de sus amigos.
Pope empleó el dístico heroico con excepcional brillantez, dándole una cualidad ingeniosa a veces mordaz. Su éxito hizo que se convirtiera en la forma poética dominante del siglo, y que su poesía fuera traducida a muchas lenguas. Fue el primer poeta inglés que disfrutó en vida de una fama que abarcó todo el continente europeo.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares