martes, 7 de mayo de 2013

Jacob Ludwig Karl Grimm



Jacob Ludwig Karl Grimm (1785-1863), filólogo y literato alemán, el mayor de los dos célebres hermanos Grimm, considerado el fundador de la gramática histórica gracias a la ley que lleva su nombre.
Nacido en Hanau, estudió derecho en Marburgo y París, fue bibliotecario en Kassel en 1816 y formó parte del grupo de los siete profesores expulsados de la Universidad de Gotinga en 1837 por defender ideas liberales. Tras su destitución, fue elegido miembro de la Academia de Ciencias de Berlín, donde emprendió junto a su hermano Wilhelm Karl Grimm la redacción de un Deutsches Wörterbuch (Diccionario alemán) en 32 volúmenes, del que sólo se publicó una parte en vida de sus autores. Como hermanos, son mundialmente conocidos por sus colecciones de cuentos tradicionales infantiles: Cuentos de niños y del hogar (2 volúmenes, 1812-1815) y Cuentos de hadas de los hermanos Grimm (versión aumentada de la colección anterior publicada en 1857). Fruto de su labor investigadora conjunta son asimismo la monumental Deutsche Grammatik (Gramática alemana, 1819-1837), admirada ya por sus contemporáneos, y su Geschichte der deutschen Sprache (Historia de la lengua alemana, 1848). Otras publicaciones de Jakob Grimm son Deutsche Rechtsaltertümer (Antigüedades del derecho germánico, 1828), Deutsche Mythologie (Mitología alemana, 1835) o Über den altdeuschen Meistergesang (Sobre los antiguos menestrales alemanes, 1811).
La ley enunciada por él en 1822 e indicada ya por Rask unos años antes, introdujo en la lingüística la noción de perspectiva histórica y sentó las bases para la futura germanística. Esta ley describe un proceso de evolución fonética (o mutación, como él la llamó) de las consonantes en el paso del indoeuropeo al germánico, por el cual las oclusivas sonoras indoeuropeas se convirtieron en sordas, las oclusivas sordas en fricativas y las oclusivas sonoras aspiradas en fricativas sonoras (por ejemplo, a las consonantes germánicas p, t, k, les corresponden en otras lenguas indoeuropeas las consonantes b, d, g).
La ley de Grimm llegó a ser fundamental para la gramática comparada al establecer una de las características fonéticas decisivas del germánico frente a otras lenguas indoeuropeas.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares