martes, 30 de julio de 2013

Movimiento carismático


Movimiento carismático (del griego, charismata, 'dones espirituales'), movimiento cristiano internacional, interconfesional y evangelista, también conocido como neo-pentecostalismo. Sus seguidores creen que han sido 'llenados' o 'bautizados' por el Espíritu Santo a través de la imposición de manos. Los signos de este bautismo incluyen dones espirituales como hablar en idiomas desconocidos, o glosolalia, la profecía, la curación, interpretación de lenguas y discernimiento de espíritus (1 Cor. 12, 8-10). Las Iglesias pentecostales tienen su origen en un movimiento similar a principios del siglo XX, como pequeños grupos de creyentes alejados de las normativas protestantes, con el fin de rezar, estudiar la Biblia y practicar sus enseñanzas.
Se considera con frecuencia, que este movimiento carismático empezó en California en 1960, formado por un grupo de episcopalianos. Pronto surgieron redes y organizaciones distintivas y carismáticas dentro de las denominaciones bautismales, luteranas, metodistas y presbiterianas, así como protestantes. Existe un pequeño núcleo adscrito a la ortodoxia oriental.
El más llamativo desarrollo reciente es la renovación católica carismática, que comenzó en 1967 en las universidades estadounidenses. En 1969 se publicó en la conferencia episcopal de Estados Unidos, un estatuto exhaustivo y favorable relativo a la renovación y en 1975 el papa Pablo VI pronunció un detallado discurso a una audiencia especial de 10.000 carismáticos que asistían a una conferencia en Roma. El cardenal Leon Joseph Suenens, de Bélgica, miembro participante en el Concilio Vaticano II, se convirtió en el patrocinador del movimiento dentro de la jerarquía católica, pero muchos de sus líderes más destacados eran seglares.
El movimiento carismático ha producido una serie de grupúsculos y activistas independientes así como unas cuantas ramas esotéricas culturales. Sin embargo, la mayoría de los carismáticos, son ortodoxos en el plano doctrinal y actúan de acuerdo con estas premisas. Su culto es extático, aunque, por lo general, más sereno que los pentecostales y se suman a otros protestantes en su énfasis en el evangelismo y la fe personal en Cristo.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares