jueves, 1 de agosto de 2013

Caballos



Los restos que se tienen de los primeros caballos domesticados datan de hace aproximadamente 6.000 años y fueron encontrados en las estepas del norte del Mar Negro y del Mar Caspio, en Ucrania, Rusia y Kazajstán. Estos animales se domesticaron al principio para obtener carne y abrigo, más tarde se empezaron a utilizar para tirar de ciertos vehículos y como montura.
El caballo salvaje evolucionó en las llanuras de América del Norte y, más tarde, pasó desde allí a Eurasia y a América del Sur. Vivió en el continente americano hasta hace aproximadamente 8.000 años, cuando se extinguió, probablemente como resultado de su caza masiva por parte de los humanos. Los conquistadores españoles del siglo XVI volvieron a llevar el caballo en su vertiente doméstica al Hemisferio occidental, donde las poblaciones indígenas lo adoptaron rápidamente. Los rebaños salvajes, descendientes de los animales traídos por los españoles, se instalaron rápidamente en las mismas praderas, campos y pampas que unos cuantos milenios antes habían servido de pasto a los caballos salvajes.

Hoy en día se crían caballos sobre todo para emplearlos como animales de carga, tirar de carros, carretas, arados y trineos, hacer girar molinos y norias de agua, servir de monturas y transportar cargas. Algunos pueblos todavía comen carne de caballo y beben leche de yegua. De estos animales se obtienen pieles, pelo, pegamentos, comida para mascotas y otros productos. Durante este siglo la población de caballos ha descendido vertiginosamente ya que la aparición de tractores, automóviles y otros vehículos de motor los ha desplazado en los países desarrollados.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares