miércoles, 7 de agosto de 2013

Carmen


Este fragmento pertenece a la sinopsis argumental de la ópera Carmen, una de las obras más célebres del compositor francés Georges Bizet. Se trata de una pieza cómica en cuatro actos con libreto de Ludovic Halévy y Henri Meilhac basada un relato de Prosper Mérimée. Se estrenó sin gran éxito en la Opéra-Cómique de París el 3 de marzo de 1875.

Fragmento de Carmen.
Edición de Alberto González Troyano.
Sinopsis argumental.

ACTO PRIMERO
Plaza de Sevilla. A un lado la Fábrica de Tabacos, en otro, entrada a un cuerpo de guardia del Regimiento de Alcalá. El cabo Morales y los soldados charlan y miran a los paseantes. Se acerca, con timidez, una joven, Micaela, vestida con un traje tradicional de Navarra. Pregunta por don José. Morales le informa que no estará hasta el relevo de la guardia y pretende retenerla. Micaela lo rechaza y le indica que volverá más tarde. Llega don José con la guardia entrante, acompañados todos por un grupo de niños que imitan el desfile de los soldados. Morales informa a don José de la visita de Micaela. Tras el relevo, el teniente Zúñiga pregunta a don José por el comportamiento de las cigarreras que trabajan en la Fábrica. La campana interrumpe la conversación y las cigarreras salen a la plaza. La aparición de Carmen es bien acogida por todos. Canta su Habanera y coquetea. Le dirige unos comentarios irónicos a don José. Don José se mantiene retraído y Carmen le lanza una flor de casia. Suena nuevamente la campana y se recogen las cigarreras. Regresa Micaela y transmite a don José un mensaje de su madre y un beso. Su madre, en una carta, le pide que se case con Micaela. Al marcharse ésta, don José se promete a sí mismo cumplir el deseo de su madre. Se oyen gritos de mujeres, las cigarreras salen bulliciosamente y rodean al teniente Zúñiga para explicarle lo sucedido. En una disputa Carmen ha herido a otra cigarrera en la cara. Don José, enviado por Zúñiga, detiene a Carmen. Al quedarse solos don José y Carmen, antes de que éste la conduzca a la prisión, Carmen trata de seducirlo y le promete, si la deja en libertad, reunirse con él en la taberna de Lilas Pastia en Triana. Don José seducido y visiblemente enamorado ya de Carmen, se deja empujar mientras se dirige con ella a la cárcel. Ella escapa.
ACTO SEGUNDO
Taberna de Lilas Pastia. Carmen, Frasquita y Mercedes bailan y beben con algunos militares, entre ellos, Morales y Zúñiga. Ante la hora del cierre, el tabernero invita a los presentes a marcharse. Carmen conversa con Zúñiga y se entera de que don José ha sido degradado por haberle facilitado la fuga, y tras haber estado encarcelado, está de nuevo en libertad. Llega a la taberna Escamillo, famoso torero de Granada. Se suceden los brindis entre Zúñiga y Escamillo. Este promete brindarle a Carmen la muerte de su próximo toro y parece seducido por sus encantos. El teniente Zúñiga también pretende conseguir a Carmen y le indica, al marcharse, que va a volver. Dancaire y Remendado, contrabandistas ambos, piden a las mujeres que están en la taberna, una vez que todos se han marchado, que colaboren con ellos en un golpe que tienen previsto. Carmen se niega porque espera a don José. Este acude en esos momentos a la cita que ella le prometiera el día que le permitió fugarse. Don José, aunque celoso de que haya bailado antes para los otros, le declara su amor. Mientras tanto llega el sonido de la llamada de retreta para el cuartel. Don José quiere retirarse. Carmen se burla de sus compromisos militares y le propone que se vaya con ella a la sierra, para vivir con ella en libertad. Aparece Zúñiga, desprecia a don José y le ordena marcharse. Don José se rebela y lucha con él. Los demás contrabandistas intervienen, vencen a Zúñiga, y don José ya se ve obligado a seguirlos a la sierra.
ACTO TERCERO
En la serranía. Don José se ha integrado con el grupo de contrabandistas. Don José se lamenta a veces de su deserción, mientras que Carmen se cansa de su carácter celoso. Frasquita y Mercedes echan las cartas, acude Carmen y lee las suyas: le sale un ineludible y fatal destino, la muerte. Llega Micaela a las proximidades del refugio con el fin de convencer a don José de que vaya a ver a su madre. Mientras tanto aparece Escamillo, don José desconfía hasta comprobar que es el famoso torero. Pero, de nuevo, cuando éste le explica que busca a Carmen porque la ama, don José lo desafía. Don José queda en poder de Escamillo, pero éste no lo apuñala. En una nueva lucha, Escamillo queda a merced de don José y cuando éste va a matarlo, llega Carmen y lo sujeta. Escamillo con gran aplomo, invita a todos a la corrida próxima en Sevilla. Se acerca Micaela y le comunica a don José que su madre se está muriendo. Don José la sigue, no sin antes amenazar a Carmen.
ACTO CUARTO
Entrada a la Plaza de Toros de Sevilla. Ambiente previo a una corrida de toros. Llega la cuadrilla de toreros, con Escamillo, acompañado de Carmen, a la que declara su amor. Frasquita y Mercedes advierten a Carmen que don José la busca. Carmen se queda sola aguardando a don José. Este llega, desesperado, y se inicia el diálogo que culminará con la muerte de Carmen, mientras se escuchan los vítores y aplausos por el triunfo de Escamillo.
Fuente: Bizet, Georges. Carmen. Edición de González Troyano, Alberto. Madrid: Cátedra, 1992.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares