miércoles, 21 de agosto de 2013

Catorce puntos de Wilson


Catorce puntos de Wilson, nombre dado a las propuestas hechas por el presidente estadounidense Woodrow Wilson, cuyo objetivo eran sentar las bases de una paz justa y duradera tras la I Guerra Mundial. El idealismo expresado en dichas propuestas gozó de gran apoyo y proporcionó a Wilson una posición de liderazgo moral en la Conferencia de Paz celebrada en Versalles. Sin embargo, al terminar la guerra, los aliados europeos se opusieron a algunos de los puntos, y el intento de puesta en práctica de los 14 dio lugar a un sistema multilateral de acuerdos secretos entre los vencedores. Para lograr el apoyo necesario para su punto 14º, el más importante de todos, en el que se requería la creación de una unión general de naciones, Wilson se vio obligado a renunciar a la aprobación del conjunto de su programa. El punto 14º de Wilson se materializó en la llamada Sociedad de Naciones, que fue el resultado de la Conferencia de Paz de París (1919).
En resumen, los 14 puntos fueron los siguientes: 1) la abolición de la diplomacia secreta mediante la firma de convenios abiertos, que debían alcanzarse públicamente; 2) la libertad de navegación fuera de las propias aguas territoriales, tanto en tiempo de paz como en tiempo de guerra, salvo en el caso de limitación parcial o total para exigir el cumplimiento de los convenios internacionales; 3) la supresión de las barreras comerciales internacionales, allí donde fuera posible, y el establecimiento de un régimen de igualdad en las relaciones comerciales de las naciones defensoras de la paz; 4) una reducción del armamento al mínimo necesario para la seguridad interior de cada estado; 5) renuncia a las pretensiones coloniales y resolución de las disputas de acuerdo con los intereses del gobierno dirigente y de la población colonial; 6) la evacuación del territorio ruso, con la garantía de autonomía; 7) evacuación y restauración de Bélgica; 8) evacuación y restauración de Francia, incluyendo Alsacia y Lorena; 9) el reajuste de las fronteras italianas, de acuerdo con líneas de nacionalidad claramente reconocibles; 10) la autonomía para las nacionalidades existentes en Austria-Hungría; 11) evacuación de Serbia, Montenegro y Rumania, garantizando acceso libre y seguro al mar a Serbia, y protección internacional a las pretensiones nacionalistas de los estados balcánicos; 12) independencia de los pueblos no turcos del Imperio otomano, e internacionalización del estrecho de los Dardanelos; 13) creación de un estado polaco independiente, con acceso al mar, y 14) la creación de una sociedad general de naciones, según unos convenios específicos dirigidos a proporcionar garantías mutuas de independencia política e integridad territorial.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares