miércoles, 28 de agosto de 2013

Renos


Al igual que el caballo salvaje y que el antepasado del dromedario y del camello, el reno cruzó desde América del Norte, en dirección oeste, hasta Siberia a través de la lengua de tierra de Bering. Al final de la última época glacial, grupos enormes de cazadores atravesaban Eurasia coincidiendo con las migraciones estacionales de los renos. El paso de la caza al pastoreo y a la posterior domesticación ocurrió no hace más de 3.000 años, aunque algunos arqueólogos creen que miles de años antes.
El reno, el único ciervo domesticado, tiene varias utilidades para los pastores de Escandinavia y de Rusia. Ellos se alimentan de su carne, su grasa y su leche, con la que además hacen queso; confeccionan ropas y tiendas con su pelaje; fabrican herramientas y utensilios a partir de sus cuernos, huesos y tendones; y los utilizan para tirar de los trineos, llevar fardos o incluso como monturas. El reno domesticado fue traído desde Eurasia a Alaska y a Canadá, donde el caribú, miembro de la misma especie, siempre ha sido salvaje.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares