martes, 5 de febrero de 2013

La causa de la explosión fue la acumulación de gas metano


La acumulación de gas fue la causa  de la explosión  en el edificio de oficinas  de PEMEX, explosión que cobró  37 vidas.  El procurador general de justicia, Jesús Murillo Karam,  declaró  que la filtración de gas, posiblemente metano, más un chispazo provocó la explosión en el sótano del edificio. Para reafirmar el dicho o la hipótesis,  dice de tres trabajadores que estaban dando mantenimiento en el sótano, los cuales  se alumbraban  con un foco conectado a un cable de uso rudo,  el cual provocaría el chispazo.
El procurador afirma  que los expertos no han encontrado evidencia de artefacto explosivo  y que el tipo de explosión  era difusa como la ocasionada por gas, que no existen quemaduras en las víctimas, sólo en los tres trabajadores, el deceso  de las personas fue ocasionado por traumatismo al venirse abajo la losa del edificio.
En las declaraciones no explican  claramente  de donde vino el gas y porque los tres trabajadores no se percataron que en el ambiente había gas metano;  para producir una explosión capaz de derrumbar un edificio de esas características se necesitaría  una acumulación importante de gas y aunque fuera un gas  sin olor, este debería provocar  graves efectos en el organismo al estar expuesto  al gas por algunos minutos.
Muchas dudas quedarán en una sociedad  perspicaz que generalmente no cree en sus autoridades, a pesar  de los argumentos  sólidos que puedan ofrecer, la sospecha, el sospechosismo  se adhiere en la sociedad  con la argamasa de la desconfianza.


Leer más...

Entradas populares