martes, 7 de mayo de 2013

Paul von Heyse



Paul von Heyse (1830-1914), novelista, poeta y dramaturgo alemán, que destacó por el realismo y la perfección estructural de sus escritos. Nació y se educó en Berlín. La mayor parte de su carrera transcurrió bajo el mecenazgo de los reyes de Baviera, Maximiliano II y Luis II. Su narración más famosa es La furia (1855); otras son: La muchacha de Treppi (1858) y Andrea Delfin (1859). Entre sus novelas se encuentra Hijos del mundo (1873).
Aunque escribió alrededor de sesenta obras teatrales, Heyse es recordado sobre todo por su poesía. Su ideal poético era el de una belleza desprendida de la realidad cotidiana y fue un oponente conservador a los movimientos naturalistas e impresionistas en la literatura alemana de finales del siglo XIX. A pesar de que las nuevas tendencias literarias hacían aparecer su obra irreal y artificial, Heyse fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1910; fue el primer escritor alemán en recibir este honor.


Leer más...

Ludwig Uhland



Ludwig Uhland (1787-1862), poeta y filólogo alemán, nacido en Tubinga, y estudiante de derecho en la Universidad de su ciudad natal. Ejerció el derecho, enseñó lengua y literatura alemana en Tubinga (1829-1833), y fue miembro de los parlamentos de Württemberg (1820-1848) y de Frankfurt (1848) que surgió de la revolución de 1848. Uhland es recordado por sus baladas y poemas, a muchas de las cuales les puso música el compositor Franz Schubert. Los poemas más famosos de Uhland son ‘El buen camarada’ y el ‘Himno al pastor’. Fue uno de los fundadores de la filología germánica, publicó numerosos tratados, entre los que se encuentra una monografía sobre el Minnesinger Walther von der Vogelweide. Quizás el logro más importante de Uhland fue la colección de canciones populares, Canciones populares alemanas (1844-1845).


Leer más...

Ludwig Tieck



Ludwig Tieck (1773-1853), escritor alemán, que fue uno de los líderes del romanticismo germánico. Nació en Berlín y estudió en las universidades de Halle, Gotinga y Erlangen. Aunque produjo numerosos poemas, obras de teatro y novelas, y tradujo El Quijote y muchas de las obras de Shakespeare, la fama actual de Tieck se debe a sus cuentos populares y a sus versiones satíricas de los cuentos de hadas para el teatro, como la todavía popular El gato con botas (1797). Entre sus novelas, que tienden hacia lo mórbido y lo fantástico, destacan La historia del señor William Lowell (3 volúmenes, 1795-1796), escrita en forma epistolar; Vida de poeta (1826) y El joven ebanista (1836). El más conocido de sus cuentos populares fue Eckbert el rubio (1796).


Leer más...

Karl Georg Büchner



Karl Georg Büchner (1813-1837), dramaturgo alemán. Nació en Goddelau y estudió Medicina. Se vio forzado a huir a Suiza a causa de sus actividades políticas radicales. Allí enseñó Anatomía y escribió. Murió de tifus a los 24 años. Su primera obra, La muerte de Danton (1835), es un comentario pesimista sobre los logros del revolucionario francés Georges Jacques Danton, y quizás es un reflejo de su propia desilusión revolucionaria. Por el contrario, Woyzeck (1836), cuenta la historia de una humilde y oscura figura, un pobre hombre que mata a su mujer y se suicida porque no puede desenvolverse en medio de las injusticias de la sociedad. Incompleta a la muerte de Büchner, en ésta obra se ve su gran pesimismo. Sirvió de libreto para la ópera Wozzeck (1925) del compositor austriaco Alban Berg. Una de las comedias de Büchner, Leoncio y Lena (1835), es una sátira sobre las condiciones políticas de su época. Nunca representadas en vida de su autor, estas tres obras ejercieron una gran influencia en el posterior teatro alemán, anticipando el drama naturalista de 1890 con su compasión por el pobre y el oprimido; y más tarde en el expresionismo, que daría voz a la desilusión de los artistas e intelectuales después de la I Guerra Mundial.


Leer más...

Joseph Eichendorff



Joseph Eichendorff (1788-1857), poeta alemán. Nació en Lubowitz (ahora Lubowice Raciborski, Polonia), y estudió en las universidades de Halle y Heidelberg. Aquí recibió las influencias del poeta romántico Otto von Loeben así como de los poemas populares de origen medieval El muchacho del cuerno maravilloso, recogida por Achim von Arnim y por Clemens Brentano. En el otoño de 1809, se encontró con esos dos poetas y con Heinrich von Kleist durante una visita a Berlín. Formó parte del círculo romántico religioso del crítico y filósofo alemán Friedrich von Schlegel y su esposa, a quienes conoció en Viena mientras estudiaba para ingresar en la administración civil. De 1813 a 1844, Eichendorff sirvió al gobierno prusiano como consejero para asuntos culturales de la Iglesia católica. Su primera novela, Presentimiento y presente, apareció en 1815, y su narración más famosa, La vida de un vagabundo tunante, en 1826. Después de su segunda novela, en 1834, El poeta y sus compañeros, se dedicó a trabajos de historia literaria. A muchos de sus poemas les pusieron música compositores como Robert Schumann y Felix Mendelssohn.


Leer más...

Johann Wolfgang von Goethe



Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832), poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán y una de las figuras señeras de la literatura alemana.
La poesía de Goethe expresa una nueva concepción de las relaciones de la humanidad con la naturaleza, la historia y la sociedad; sus dramas y sus novelas reflejan un profundo conocimiento de la individualidad humana. La importancia de la obra de Goethe puede ser juzgada por la influencia que sus escritos críticos, su amplia correspondencia, su poesía, sus dramas y sus novelas ejercieron sobre los escritores de su época y sobre los movimientos literarios que él inauguró y de los que fue la figura principal. Según el crítico inglés del siglo XIX Matthew Arnold, Goethe debe ser considerado no sólo “el centro indiscutible de la literatura alemana, sino una de las figuras más versátiles de la literatura universal”.
2
ESTUDIOS E INFLUENCIAS
Goethe nació el 28 de agosto de 1749 en Frankfurt del Main, hijo de un funcionario del gobierno. De 1765 a 1768 estudió Derecho en la Universidad de Leipzig; allí empezó a interesarse por la literatura y la pintura y conoció las obras dramáticas de sus contemporáneos Friedrich Gottlieb Klopstock y Gotthold Ephraim Lessing. La influencia de estos autores y su amor por la hija de un comerciante de vinos, en cuya taberna solía cenar, se reflejan en su poesía más temprana y en sus primeras obras dramáticas. Entre estas obras primerizas se encuentran una comedia en verso de un acto, El capricho del enamorado (1767), y una tragedia en verso, Los cómplices (1768). Goethe enfermó en Leipzig y volvió a Frankfurt, donde, durante la convalecencia, estudió ocultismo, astrología y alquimia. A través de la influencia de una amiga de su madre, Katharina von Klettenberg, que era miembro del movimiento de reforma luterano conocido como pietismo, Goethe se introdujo en el misticismo religioso. De 1770 a 1771, estuvo en Estrasburgo para proseguir sus estudios de Derecho; además profundizó en los estudios de música, arte, anatomía y química.
3
PRIMERAS AMISTADES
En Estrasburgo, Goethe hizo dos amistades, que tuvieron una enorme repercusión en sus obras literarias. Una fue la de Friederike Brion, la hija de un pastor religioso de la ciudad de Sesenheim que le inspiró la mayoría de sus personajes femeninos, incluso el de Gretchen de su drama poético Fausto. La otra amistad, que más tarde reconoció como la experiencia intelectual más estimulante de su juventud, fue la del filósofo y crítico literario Johann Gottfried von Herder. Por esta influencia, Goethe se hizo un escéptico sobre la validez de los preceptos del clasicismo francés que dominaban sin discusión en la Alemania de la época, incluidos los de las tres unidades dramáticas —lugar, tiempo y espacio— que la escuela teatral francesa había adoptado del antiguo teatro griego. Herder le enseñó también a apreciar las obras de Shakespeare, en las que las unidades clásicas se sustituyen por el placer de la expresión directa de las emociones, y a darse cuenta del valor de la poesía popular y de la arquitectura gótica alemanas como fuentes de inspiración.
El resultado fue que, Goethe, después de graduarse en Derecho y volver a Frankfurt para ejercerlo, escribió la tragedia Götz von Berlichingen (1773). La obra, inspirada en las de Shakespeare, es una adaptación de la historia de un caballero alemán que se hizo bandido en el siglo XVI; las acciones de bandidaje exitosas de su protagonista son interpretadas como una revuelta popular nacional alemana contra la autoridad del emperador y la Iglesia en la primera mitad del siglo XVI. Götz von Berlichingen tuvo enormes repercusiones en la historia literaria alemana. Junto al manifiesto Sobre el estilo y el arte alemán (1773), al que contribuyeron Goethe, Herder (con dos ensayos en los que elogiaba a Ossián y a Shakespeare) y otros, Götz inauguró el importante movimiento literario alemán conocido como Sturm und Drang (tormenta e impulso), precursor del romanticismo alemán.
Al año siguiente, como resultado de un desdichado incidente amoroso con Charlotte Buff, prometida de uno de sus amigos, Goethe escribió la romántica y trágica historia de Die Leiden des jungen Werthers (Las desventuras del joven Werther, 1774). Esta obra fue la primera novela representativa de la literatura alemana moderna y se convirtió en el modelo de muchísimas narraciones de “Entusiasmo”, el resultado fatal de un gusto por los absolutos, ya sea en amor, arte o pensamiento, que se escribieron a imitación suya en Alemania, Francia y otros países. El diablo mundo, del poeta español José de Espronceda, es un ejemplo de ello. También en Latinoamérica su influencia se hace evidente, entre otros autores, en el puertorriqueño Eugenio María de Hostos y en el mexicano José Joaquín Fernández de Lizardi.
Entre las obras de Goethe escritas entre 1772 y 1775 están los dramas Clavijo (1774) y Stella (1775) y muchos ensayos breves sobre temas literarios y teológicos. Se prometió con Lili Schönemann, hija de un rico banquero, pero los círculos elegantes en los que ella se movía le parecieron restrictivos para su creatividad artística. Desde entonces su refugio fue la naturaleza, en la que se inspirarán muchos de sus poemas líricos, como “Auf dem See”.
4
GOETHE EN WEIMAR
El año 1775 fue importante para Goethe y para la historia literaria alemana. Este año, Carlos Augusto, heredero del ducado de Sajonia-Weimar, invitó a Goethe a vivir y trabajar en Weimar, su capital, que entonces era uno de los centros intelectuales y literarios de Alemania. Desde 1775 y hasta su muerte, Goethe fijó en esta ciudad su residencia. Los primeros diez años de este contacto con la corte de Weimar fueron para él un periodo de desarrollo intelectual más que de producción literaria. A través de los contactos que allí realizó con Herder y con el escritor Christoph Martin Wieland, y a través de su amistad con Charlotte von Stein, esposa de un oficial de la corte y mujer de gran encanto y talento, se amplió su vida intelectual.
La experiencia en la administración pública, que incluyó destinos en cargos importantes del gobierno de Weimar, así como un periodo de consejero privado, le dio a Goethe un amplio conocimiento de los asuntos prácticos. Además continuó sus trabajos científicos, estudiando mineralogía, geología y osteología. Escribió poco durante los primeros diez años de su estancia en Weimar, si se exceptúan algunos magníficos poemas inspirados por Charlotte von Stein, entre los que se encuentran la lírica “Canción nocturna del caminante” y la balada “El rey de los elfos”. Comenzó la composición de algunas de sus obras más famosas, como el drama en prosa Ifigenia en Tauris (1787) y los dramas de carácter Egmont y Fausto, que luego sometería a cambios como resultado del siguiente acontecimiento importante de su vida: su estancia en Italia desde 1786 hasta 1788.
5
ESTANCIA EN ITALIA
Varias razones indujeron a Goethe a ir a Italia. Se había cansado de la vida en la corte de Weimar, su relación con Charlotte von Stein se había frustrado, y, sobre todo, sentía la necesidad de nuevas experiencias sobre las que apoyar sus futuros escritos. En Italia encontró una nueva vitalidad y la revelación de la grandeza del mundo clásico. Después de visitar varias ciudades en el norte de Italia, se estableció en Roma, donde, salvo para un corto viaje a Nápoles y Sicilia, permaneció hasta 1788. Estudió el arte, la arquitectura y la literatura de Grecia y Roma y aquellas obras del renacimiento en las que era más manifiesta la influencia clásica; comprendió perfectamente el espíritu del clasicismo, que acentuaba el equilibrio y la perfección formal más que el contenido emocional. Desde entonces su obra desarrollaría temas universales e intemporales, expresados con mesurado sosiego aún vibrante de pasión.
Los escritos de su estancia italiana y del periodo inmediatamente posterior incluyen una versión en versos yámbicos (véase Versificación) de Ifigenia en Tauris, los dramas Egmont (1788) y Torquato Tasso (1790); y un trabajo suplementario sobre Fausto, parte del cual apareció como Fragmento (1790). Estas obras llevaron a la literatura alemana la disciplina de ideas y formas que inició el así llamado periodo clásico. Véase Literatura alemana: Periodo clásico.
6
REGRESO A WEIMAR
Cuando Goethe regresó a Weimar en 1788 se enfrentó con dificultades inesperadas. Encontró oposición a sus nuevos principios literarios y se ganó la enemistad de algunos círculos de la corte por llevarse a vivir con él a una joven, Christiane Vulpius, que en 1789 le dio un hijo. Habría podido abandonar Weimar pero lo retuvieron dos razones: la dirección del Teatro Ducal, que ejerció de 1791 a 1813, y el renovado interés por seguir con los estudios científicos, para los que en Weimar encontraba facilidades. Antes, en 1784, había hecho el descubrimiento, por métodos que prefiguraban la ciencia de la morfología comparada, de que la mandíbula humana presentaba huellas de una estructura similar al hueso intermaxilar en otros mamíferos. En 1790, escribió Ensayo para explicar la metamorfosis de las plantas, que desarrollaba aún más sus ideas sobre morfología comparada y que para algunos son antecedentes de las ideas de Darwin sobre la evolución humana. Goethe fue el autor también de un tratado de óptica, Aportes a la óptica (2 partes, 1791 y 1792).
Su dedicación al trabajo científico eclipsó durante un tiempo su interés por la literatura. Este interés adquirió nuevo vigor a través de su amistad con Friedrich von Schiller, uno de los más grandes dramaturgos alemanes y una figura prominente del periodo clásico alemán. La relación, que duró desde 1794 hasta la muerte de Schiller en 1805, fue trascendental para Goethe; las críticas y sugerencias de Schiller lo estimularon para emprender un nuevo esfuerzo creador. Las principales producciones fueron las contribuciones al periódico de Schiller, Las Horas, que incluyeron Elegías romanas (1795), una serie de tiernos poemas amorosos inspirados en su relación con Christiane Vulpius; la novela Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister (1796), que se convirtió en un modelo para toda la novela alemana posterior; y el idilio épico en verso Hermann y Dorothea (1798). Schiller animó también a Goethe para que volviera a trabajar en Fausto, cuya primera parte fue publicada en 1808.
7
ÚLTIMOS AÑOS
El periodo desde 1805 hasta su muerte en Weimar, el 22 de marzo de 1832, fue para Goethe muy productivo. En 1806 se casó con Christiane Vulpius. Los disturbios de la Revolución Francesa y las sucesivas campañas de las Guerras Napoleónicas no interrumpieron seriamente sus trabajos científicos y literarios. No se opuso a la guerra de liberación (1813-1815) llevada a cabo por los estados germánicos contra Napoleón, pero permaneció alejado de los esfuerzos patrióticos para unificar las distintas partes de Alemania en una sola nación; abogaba, en cambio, por el mantenimiento de pequeños principados regidos por déspotas benévolos.
De sus escritos entre 1805 y 1832, los más célebres son las novelas Las afinidades electivas (1809) y Los años de andanzas de Wilhelm Meister (1821, revisado en 1829); un relato de su viaje por Italia, Viajes italianos (1816); Poesía y verdad, su autobiografía (4 volúmenes, 1811-1833); una colección de magníficos poemas, Diván de Oriente y Occidente (1819), que intentan el maridaje del Este y el Oeste; y la segunda parte de su poema dramático Fausto (publicado póstumamente en 1832).
Fausto fue la obra que ocupó la larga vida de Goethe. Es una de las obras maestras de la literatura alemana y universal. No es sólo una reelaboración de la leyenda del erudito mago medieval Johann Faust, sino una alegoría de la vida humana en todas sus ramificaciones (Véase también Fausto).
Desde el punto de vista argumental y estilístico, la obra refleja el impresionante alcance de la evolución de Goethe desde los días rebeldes del periodo del Sturm und Drang hasta el clasicismo y la sabiduría sosegada de su madurez. Su énfasis en el derecho y el poder del individuo para indagar libremente en todos los asuntos humanos y divinos y para construir su propio destino justifica su reputación universal como primera gran obra de la literatura dentro del espíritu del individualismo moderno.


Leer más...

Wilhelm Karl Grimm



Wilhelm Karl Grimm (1786-1859), crítico literario y textual alemán. Wilhelm era el menor de los célebres hermanos Grimm, pioneros en el estudio de la filología y el folclore. Nació en Hanau el 24 de febrero de 1786 y estudió, junto a su hermano Jacob, en la Universidad de Marburgo. Durante varios años residieron en Kassel, donde ejercieron cargos administrativos y en bibliotecas. En 1830 los hermanos se trasladaron a la Universidad de Gotinga, donde Wilhelm trabajó como bibliotecario y Jacob como profesor asistente. Por razones políticas volvieron a Kassel en 1837; y en 1841, invitados por Federico Guillermo IV de Prusia, se establecieron en Berlín, donde permanecieron como profesores de la universidad hasta el final de sus vidas. Wilhelm murió el 16 de diciembre de 1859.
Algunas de sus obras, que incluyen ediciones y discusiones críticas sobre literatura y folclore medievales alemanes, son Antiguas canciones de gesta danesas (1811), Leyendas heroicas alemanas (1829), La canción de Roldán (1838) y El antiguo idioma alemán (1851).
Fruto del trabajo conjunto de los hermanos Grimm, así como de su interés por los antiguos cuentos tradicionales alemanes es la recopilación Cuentos de niños y del hogar (2 volúmenes, 1812-1815). Esta colección, aumentada en 1857, es conocida como Cuentos de hadas de los hermanos Grimm. Ambos hermanos colaboraron en muchos otros libros, como el monumental Deutsches Wörterbuch, el diccionario alemán de referencia, concluido en 1954 (ellos trabajaron en él desde 1852 a 1861), la Deutsche Grammatik (Gramática alemana, 1819-1837), admirada ya por sus contemporáneos, y su Geschichte der Deutschen Sprache (Historia de la lengua alemana, 1848).


Leer más...

Jacob Ludwig Karl Grimm



Jacob Ludwig Karl Grimm (1785-1863), filólogo y literato alemán, el mayor de los dos célebres hermanos Grimm, considerado el fundador de la gramática histórica gracias a la ley que lleva su nombre.
Nacido en Hanau, estudió derecho en Marburgo y París, fue bibliotecario en Kassel en 1816 y formó parte del grupo de los siete profesores expulsados de la Universidad de Gotinga en 1837 por defender ideas liberales. Tras su destitución, fue elegido miembro de la Academia de Ciencias de Berlín, donde emprendió junto a su hermano Wilhelm Karl Grimm la redacción de un Deutsches Wörterbuch (Diccionario alemán) en 32 volúmenes, del que sólo se publicó una parte en vida de sus autores. Como hermanos, son mundialmente conocidos por sus colecciones de cuentos tradicionales infantiles: Cuentos de niños y del hogar (2 volúmenes, 1812-1815) y Cuentos de hadas de los hermanos Grimm (versión aumentada de la colección anterior publicada en 1857). Fruto de su labor investigadora conjunta son asimismo la monumental Deutsche Grammatik (Gramática alemana, 1819-1837), admirada ya por sus contemporáneos, y su Geschichte der deutschen Sprache (Historia de la lengua alemana, 1848). Otras publicaciones de Jakob Grimm son Deutsche Rechtsaltertümer (Antigüedades del derecho germánico, 1828), Deutsche Mythologie (Mitología alemana, 1835) o Über den altdeuschen Meistergesang (Sobre los antiguos menestrales alemanes, 1811).
La ley enunciada por él en 1822 e indicada ya por Rask unos años antes, introdujo en la lingüística la noción de perspectiva histórica y sentó las bases para la futura germanística. Esta ley describe un proceso de evolución fonética (o mutación, como él la llamó) de las consonantes en el paso del indoeuropeo al germánico, por el cual las oclusivas sonoras indoeuropeas se convirtieron en sordas, las oclusivas sordas en fricativas y las oclusivas sonoras aspiradas en fricativas sonoras (por ejemplo, a las consonantes germánicas p, t, k, les corresponden en otras lenguas indoeuropeas las consonantes b, d, g).
La ley de Grimm llegó a ser fundamental para la gramática comparada al establecer una de las características fonéticas decisivas del germánico frente a otras lenguas indoeuropeas.


Leer más...

Heinrich Wilhelm von Kleist



Heinrich Wilhelm von Kleist (1777-1811), dramaturgo alemán, cuya descripción de las tribulaciones de la humanidad ante los deseos que no puede satisfacer hicieron de él uno de los más notables dramaturgos alemanes, a pesar de su corta carrera.
Nació en Frankfurt del Oder en una familia de militares. Después de siete años en el ejército prusiano, Kleist se pasó el periodo 1799-1810 estudiando derecho y filosofía en Frankfurt, como funcionario en Berlín y Königsberg y viajando por Europa. También escribía. Estaba muy influido por el romanticismo, especialmente por su filosofía, y muy interesado por la actividad inconsciente de la mente humana. Los temas fundamentales de su obra, reflejo de sus preocupaciones vitales, son su lucha por conciliar el destino con la individualidad, el conflicto entre emoción y razón, y la toma de conciencia de que todo conocimiento es ilusorio. Entre sus obras teatrales más importantes se encuentran la tragedia La familia Schroffenstein (1803), el popular drama romántico Catalina de Heilbronn (1808-1810), la comedia El cántaro roto (1806) y la obra patriótica El príncipe de Homburg (1811), que nadie en la Alemania ocupada por los ejércitos de Napoleón quería estrenar. En la revista Phöbus, de la que fue cofundador, publicó algunos poemas, la tragedia Pentesilea (1808), y la novela corta Michael Kohlhaas (1808). Sus ocho mejores novelas cortas —entre las que se encuentra La marquesa de O— se publicaron en Cuentos (1810-1811). Fundó un periódico patriótico, Berliner Abendblätter, en 1810, pero fue prohibido en 1811. Sin trabajo, editor ni productor, y deprimido por la ocupación francesa, Kleist se suicidó en compañía de su amante en 1811 cerca de Berlín.


Leer más...

Heinrich Heine



Heinrich Heine (1797-1856), uno de los poetas más grandes de Alemania, cuyos poemas, punzantes y en ocasiones llenos de espíritu satírico, gozan de prestigio universal.
Heine nació en Düsseldorf el 13 de diciembre de 1797, de padres judíos. Asistió a escuelas de Düsseldorf hasta 1815. Durante una estancia con su tío Salomon Heine, un banquero de Hamburgo, Heine se enamoró de su prima Amalie, pero no fue correspondido. Esta primera decepción amorosa pudo haber sido la fuente de la languidez, decepción y romántica ironía que llenan su poesía, aunque él rechazara categóricamente el romanticismo. En 1819, empezó a estudiar Derecho, primero en Bonn y después en la Universidad de Gotinga. Descontento con la atmósfera pedante de Gotinga, se trasladó a Berlín en 1821. Allí entró en contacto el también escritor Chamisso y el filósofo alemán G.W.F.Hegel, que influyó profundamente en sus concepciones filosóficas. También se relacionó con muchos eminentes románticos alemanes.
2
PRIMEROS ESCRITOS
Heine permaneció en Berlín hasta 1823 escribiendo poesía. En 1822 se publicó su primer libro de versos, Poemas; este libro llamó la atención a causa de la delicadeza y belleza lírica de los poemas. De 1824 a 1825 volvió al estudio del derecho. Como el ejercicio de la profesión de jurista estaba prohibido a los judíos en la Alemania de aquella época, Heine se hizo cristiano en 1825 para conseguir el título académico; aunque lo consiguió, nunca ejerció de hecho esa profesión. En 1826 publicó El viaje por el Harz, una relación en prosa de una excursión que había hecho a las montañas del Harz. Esta obra, con su vigor espiritual y la gracia de su estilo, tuvo un éxito inmediato y fundamentó la fama literaria de Heine. En 1827 se publicó su Libro de canciones, una recopilación de sus poemas anteriores y que compositores como Franz Schubert, entre otros, pusieron música a muchas de estas lieder.
De 1827 a 1831 Heine viajó por Inglaterra, Italia y distintas partes de Alemania. El resultado de esta experiencia fue la publicación de tres volúmenes de poemas, Cuadros de viaje (1826-1831). También escribió muchas obras en prosa en las que mostraba su simpatía por las ideas democráticas de la Revolución Francesa y satirizaba agriamente contra los regímenes despóticos y feudales de los reinos y ducados alemanes.
Heine se convirtió en un miembro prominente de un grupo literario conocido como Junges Deutschland (Joven Alemania), que atacaba a la escuela romántica alemana por haber caído bajo el poder monárquico y eclesiástico y proponía un arte y un compromiso vital más revolucionario. Como por sus ideas políticas no le concedieron la cátedra de Literatura alemana, y cada vez se sentía más rechazado por la sociedad alemana se marchó a vivir a Francia buscando una atmósfera política y literaria más afín. Desde 1831 hasta su muerte vivió en París y sólo hizo dos visitas breves a su país natal durante todo este periodo.
3
ÚLTIMAS OBRAS
En París, Heine escribía para varios periódicos alemanes y se hizo amigo de escritores como Honoré de Balzac y George Sand, y de compositores como Hector Berlioz y Frédéric Chopin. En 1835 los escritos del grupo Junges Deutschland fueron prohibidos en la mayor parte de Alemania y los ingresos de Heine se redujeron considerablemente. En 1841 se casó con una dependienta francesa. Cuatro años más tarde contrajo una enfermedad en la columna que le confinó en la “tumba de su colchón”, como él decía, desde 1848 hasta el día de su muerte, el 17 de febrero de 1856. A pesar de todo, algunas de sus obras más notables provienen de estos últimos años de su vida, en los que predomina una temática de compromiso político. Historia de la religión y de la filosofía en Alemania (1835) se ven las influencias del socialismo de Saint-Simon, El rabino de Bacharach (1840) que trata de las persecuciones de los judíos durante la edad media; tanto en Heinrich Heine sobre Ludwig Börne (1840) como en Atta Troll (1843) hizo una apasionada y dura defensa de sus ideas artísticas y políticas en respuesta a las críticas que sobre él se difundían en Alemania. La sátira Alemania, cuento de invierno (1844) es una obra claramente política en la que se percibe la influencia de Karl Marx, uno de sus amigos de París. A este último periodo también corresponde el libro de poemas Romancero (1851), lleno de sufrimiento —era ya el periodo de su atrofia muscular— y a la vez de una gran profundidad ética, religiosa y artística.
4
VALORACIÓN CRÍTICA
La personalidad de Heine estaba compuesta de elementos claramente incompatibles: una alegría de vivir pagana y una sensibilidad basada en los valores éticos del judaísmo; un amor al romanticismo y un odio a los escritores románticos alemanes de su época a causa de su sumisión a las fuerzas reaccionarias políticas y religiosas; patriotismo germánico y un humanitarismo que alcanzaba al mundo entero; cristianismo nominal y un apego al judaísmo que duró toda la vida. Estos conflictos crearon en Heine el espíritu de desencanto, de burla y de sátira amarga que caracteriza a tantos de sus escritos. Su obra, en especial, el Libro de canciones, está considerada como precursora de la lírica moderna, no sólo en la poesía alemana sino en la europea, por ejemplo, las Rimas del poeta español Gustavo Adolfo Bécquer.


Leer más...

Friedrich von Schlegel



Friedrich von Schlegel (1772-1829), crítico y filósofo alemán, nacido en Hannover, estudió derecho en las universidades de Gotinga y Leipzig. Dedicado a la literatura, escribió Los griegos y romanos (1797), entre otras obras sobre la antigüedad clásica. Desde 1798 fue el principal filósofo del primer movimiento romántico de la literatura alemana, expuso sus ideas en el periódico que él y su hermano August Wilhelm habían fundado, El Ateneo. Friedrich von Schlegel editó después otros periódicos y también dio clases de filosofía, historia y literatura. Su obra más importante, Del idioma y la sabiduría de los indios (1808), ayudó a fundar la ciencia moderna de la lingüística comparativa. También publicó bastantes de las lecciones impartidas en sus clases, una novela, Lucinde (1799), y una tragedia, Alarcos (1802).


Leer más...

Friedrich Hölderlin



Friedrich Hölderlin (1770-1843), uno de los más grandes poetas líricos alemanes, cuya obra tiende un puente entre las escuelas clásica y romántica. Su poesía, olvidada muchos años, fue redescubierta al principio del siglo XX.
2
VIDA
Hölderlin nació en Lauffen-am-Neckar. Estudió teología en la Universidad de Tubinga donde se hizo amigo de Hegel y se interesó por la filosofía de Jean-Jacques Rousseau. Aunque se graduó en 1793 nunca ejerció la carrera eclesiástica sino que ejerció como tutor en familias nobles de diferentes ciudades europeas. En Jena conoció al poeta alemán Friedrich von Schiller que le facilitó que publicara sus primeros versos en las revistas que él dirigía. En 1796, marchó a Frankfurt para trabajar como preceptor de los hijos del banquero Gontard, y se enamoró de la mujer de su mecenas, Susette Gontard, que fue la figura inspiradora de Diotima, “la muchacha griega” de sus poemas y su novela Hyperion (1797-1799). De allí marchó a Hamburgo donde pasó dos años y se empezó a desarrollar su característico estilo poético. Pidió a Schiller que le buscara un puesto de profesor en la Universidad de Jena pero no tuvo suerte y se fue a Burdeos a trabajar con otra rica familia, en parte atraído por conocer de cerca el proceso revolucionario que Francia vivía (véase Revolución Francesa). Abandonó Francia en 1802 y regresó andando hasta Alemania donde se enteró de la muerte de Suzette Gontard y ese mismo año sufrió el primero de sus ataques de esquizofrenia que no le abandonarían hasta su muerte. En 1807, tras haber pasado algún tiempo en un manicomio de Tubinga, fue confiado a los cuidados de un maestro carpintero local llamado Zimmer. Hölderlin pasó el resto de su vida con Zimmer tocando el piano y escribiendo versos que firmaba como Scardanelli.
3
OBRA
Hölderlin debe su fama a las composiciones líricas que se caracterizan por una intensa subjetividad, aunque sus cualidades expresivas se ven atemperadas por la contención y el equilibrio del clasicismo griego. No usaba rima, en su lugar escribía con una forma poética flexible conocida más tarde como verso libre.
Sus primeras obras, al estilo de Schiller, fueron himnos que exaltaban grandes ideales, como Himno a la humanidad (1791) o Himno al amor (1791). Después se entusiasmó por los temas clásicos en los que la naturaleza está contemplada desde un punto de vista panteísta, que corresponden a su periodo de Frankfurt, como “A las parcas”, “Al dios del sol” “El aeda ciego”. Siguió, por último, una poesía entre mística y simbólica de una gran profundidad y belleza, como El archipiélago (1800), El Rin (1802) o Recuerdo (1803), obra en la que ya se nota su menta trastornada.
Además de las poesías, Hölderlin escribió una novela epistolar Hyperion (2 volúmenes 1797-1799), una alegoría sobre la nación alemana en la que cuenta la historia de un luchador por la libertad griega, que derrotado por los turcos va a refugiarse a tierras centroeuropeas (Alemania); y la tragedia en verso inacabada Empédocles (1798-1799).
La obra de Hölderlin permaneció casi ignorada hasta principios del siglo XX: Su descubrimiento se debe a escritores como Rainer Maria Rilke o Thomas Mann. En España influyó poderosamente en la generación del 27, sobre todo en Luis Cernuda.


Leer más...

Entradas populares