viernes, 24 de octubre de 2014

La guerrilla en México

A inicios de la década de los 70, el Gobierno federal, en persecución de la guerilla, concentra a más de un tercios de los efectivos militares en la zona del Estado de Guerrero, donde la subversión amenazaba con extenderse por todo el país. La sierra guerrerense, era el objetivo de los más 24.000 soldados que el Ejército dispuso para perseguir a Lucio Cabañas que vivía a salto de mata y, cuya captura era prioritaria para las altas esferas del poder político mexicano.
Campos de concentración.
La 27ª Zona Militar, habilita verdaderos campos de concentración en Atoyac, cuna del célebre guerrillero, cientos de detenidos son torturados y arrojados desde helicópteros al mar o lugares inaccesibles.
Nace la FAR.
Para ese entonces, Lucio Cabañas asienta su base de operaciones en el Distrito Federal y viaja a distintos estados de la República para extender la llama subversiva, para esto deja como lugarteniente a Carmelo Cortés Castro, quien fue acusado de radical por el mismo Lucio Cabañas y suspendido del grupo con otros diez elementos que lo siguieron.
Carmelo Cortés promueve la creación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).
El 30 de agosto de 1974 es secuestrada Margarita Saad Valenciado por un comando de las FAR. La DFS informa que su hermano Marcos no está dispuesto a cumplir las condiciones para su liberación, margarita Saad es asesinada cruelmente.
Secuestro del senador de la República.
Rubén Figueroa, senador de la República y candidato del PRI a la gubernatura de Guerrero, quería acabar con la guerrilla, después de varios intentos de entrevistarse con el guerrillero, por fin este accede, la comitiva de Figueroa estaba compuesta por su secretaria Gloria Brito, su sobrino Febronio Figueroa y dos tíos de Lucio Cabañas.
El 2 de junio de 1974, la Brigada da a conocer que tiene a Rubén Figueroa bajo las armas del Partido de los Pobres, señala que su misión es llevar al pueblo a una nueva revolución socialista.
El ejército emprende la mayor ofensiva realizada en un país que no se encuentra en estado de guerra, detenciones, bombardeos en helicópteros que destrozan víctimas inocentes.
El rescate se pacta en cincuenta millones de pesos, un peso, en aquel entonces, a la par del dólar, es entregada una primera parte de 25 millones.
Rescate del senador de la República.
Figueroa es liberado por el ejército el 8 de septiembre, en un lugar conocido como la Pascua, al oriente del ejido de El Quemado de la sierra de Atoyac, refugiándose en una casita abandona y habiendo pasado un campesino al que no detienen, este los delata con los militares; quienes guiados por una docena de ex guerrilleros, lograron acercarse sigilosamente hasta cercarlos.
Tras una escaramuza, es rescatado sano y salvo el senador Rubén Figueroa, su secretaria Gloria Brito Pliego y Pascual Cabañas Ocampo, resultando heridos Febronio Díaz Figueroa y Luis Cabañas Ocampo. quien muere cuando era transportado a la ciudad de México en una aeronave habilitada como ambulancia
Muerte de Lucio Cabañas.
El 2 de diciembre de 1974 muere Lucio Cabañas en la región del Otatal; perseguido, acosado encarnizadamente por un Estado que lo buscaba para ejecutarlo; fue capturado vivo, ejecutado y quemado por el ejército. La captura se da cuando J. Isabel Ramos, campesino cafetalero del ejido de Santa Lucía, Tecpan los guiaba por la sierra. Muy de mañana, pidió permiso para ir a su casa. Al llegar allí estaban los soldados y regresó con ellos adonde estaba acampado Lucio.
Consecuencia de los hechos acontecidos hace más de 35 años hubo en México 1.300 personas desaparecidas, 600 de ellas en el Estado de Guerrero, más de 100 con el apellido Cabañas; miles de masacrados y ejecutados, enterrados donde no se les encontró nunca.
En diciembre de 2001, fueron exhumados los restos, presuntamente de Lucio cabañas, del cementerio de Atoyac. Un pariente lejano aseguraba que los militares lo habían enterrado en ese lugar ante la presión de la sociedad civil y familiares, quienes querían tener la certeza de que los restos pertenecían al legendario guerrillero. Se realizó una prueba de ADN, confirmándose que, efectivamente, la osamenta pertenecía a Lucio Cabañas.
Homenaje póstumo
En Atoyac de Álvarez, el 20 de diciembre de 2002, a las cinco de la tarde en el obelisco inconcluso del zócalo municipal; ante autoridades, intelectuales y al menos 500 personas, se rinde homenaje póstumo al dirigente del Partido de los Pobres (PDLP). La urna, que guarda sus restos se cubre con la bandera de México y la bandera del movimiento Aymara de Perú, se coloca justo donde se encontraba un tamarindo desde donde Lucio Cabañas Barrientos lanzaba arengas contra el Gobierno.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares