miércoles, 14 de octubre de 2015

El candidato


Cuando le dijeron que sería candidato del partido a la Presidencia de la República, se lo tomó con calma; cada respuesta era hecha a la  medida para la ocasión, y colmada de una  dignidad de príncipe que se siente honrado  de manera inmerecida. Los que le  llevaron la buena nueva se asombraron de la actitud  desapegada  y la confundieron con  una humildad inexistente; con esa creencia en la cabeza,  creyeron  estar ante un gran estadista,   sin ambición por el poder y una enorme necesidad de servir al país. 
El grupo de importantes  hombres habían llegado sin anunciarse; el los esperaba ansioso, mordiéndose las uñas  al borde del colapso. Pero cuando los recibió, asumió el papel tantas veces ensayado, el de un hombre tranquilo, dispuesto a acatar sin objetar, las decisiones del partido y dispuesto a sacrificar sus aspiraciones, por el bien común.
—¡Señor!, queremos informarle que el partido ha tenido a bien, nombrarlo candidato a la presidencia de la República. Tras larga deliberación,  han decidido que usted es el hombre que ha de representarnos en las elecciones. Cuenta en su haber con todos los méritos  que destacan a un buen político, pero sobre todo a un gran hombre.
Somos los portavoces de la buena nueva, hemos sido nombrados como la comisión  encargada de  informárselo, debe usted estar al tanto de lo ocurrido, pero principalmente prepararse para  los grandes acontecimientos que se avecinan. 
El rubor encendió  su rostro, antes demacrado por la angustia;  la energía   recorría su cuerpo una y otra vez,  y se sintió invencible, muy superior a los hombres que tenía enfrente y que ya le brindaban sus respetos. En poco tiempo sería el hombre más poderoso del país, muchos tendrían que humillarse, agachar la cabeza y besarle la mano para ganarse sus favores.
Él,  los miró con los ojos húmedos y  agradecidos, pero  por dentro el orgullo hacía hervir  su sangre; pero él sabía, que si había llegado  hasta donde estaba, era porque sabía muy bien esconder sus emociones y sus verdaderos sentimientos; se sabía un actor consumado, despreciaba profundamente a la chusma, a la maldita plebe, pero ante las cámaras, podía, hacer un lado el  asco y besar la mejilla sucia de un chaval.
Les dijo que estaba agradecido de la enorme  responsabilidad con que lo habían honrado; que en el partido, hombres de gran carisma y méritos, tenían mayores merecimientos que él,  y, que en el momento que lo consideraran oportuno, él estaba dispuesto  a pasar la estafeta al hombre que el partido decidiera, si él no podía, ni sabía cumplir su encomienda.
También de manera  encarecida, encargó brindarán sus respetos al presidente del partido, pero sobre todo al presidente de la República, por haberlo considerado, como el hombre que podía dirigir las riendas del país.
Cuando se marcharon  su ego iba en ascenso, como un gran  globo que se infla sin parar.
¡Por fin!, dijo, mirándose al espejo; me han dado lo que merezco, gobernaré con la mano  dura de un padre, que corrige al hijo descarriado. Por fin sabrán lo que es el verdadero orden, yo estaré dispuesto a sacrificar a la patria, si es necesario, por fin sabrán lo que es tener un verdadero gobierno; no como el del infeliz blandengue que ahora gobierna.
Leer más...

domingo, 4 de octubre de 2015

Los destinos turísticos que más visita la gente


Los destinos turísticos que escogen las personas  con los recursos suficientes para viajar por el mundo, van en función de la celebridad del país y la seguridad que este les pueda brindar. Algunos pocos,  van en busca de aventuras  sin importarles arriesgar su vida.
Por ejemplo Francia, es el país que más turistas visitan en el mundo,  los visitantes internacionales que buscan la  tranquilidad y cultura de París y su hermosa lengua, es de 84 millones de turistas internacionales al año.
Por  increíble que parezca, estados Unidos es el segundo país con más visitas internacionales, a pesar de los tiroteos en centros escolares, los turistas tienen la percepción que es un destino muy seguro para  incluirlo en su lista de destinos turísticos, esta nación poderosa recibe 75 millones de visitantes, turistas, sin contar la ola de  migrante ilegales.
España y su historia de conquistas  virreinales, es el tercer país con mayor afluencia de visitantes,  a sus tierras  hispanas llegan más 65 millones de turistas.
China  y sus misterios no se puede quedar atrás, al pasar de ser una economía cerrada con un régimen  autoritario, a una economía en crecimiento y con cierta protección para los ciudadanos del mundo que los visitan con la intención de conocer la Muralla China, recibe 56 millones de turistas al año.
Italia,  su nostalgia y cuna de la civilización,  queda en quinto lugar, recibiendo más de 48 millones de turistas al año.


Leer más...

viernes, 2 de octubre de 2015

Historia de una mujer perdida en el bosque, y, como fue rescatada.



La extraña historia de una mujer que se pierde en la oscuridad del bosque y es rescatada por una  extraña mujer y su hijo.
Leer más...

jueves, 1 de octubre de 2015

El día en que un niño predijo un temblor



Un niño recien nacido predijo un temblor, ante el asombro y susto de los médicos y enfermeras.
Leer más...

martes, 29 de septiembre de 2015

Cuento, leyenda de la dama de blanco


Voy a contarles la experiencia paranormal  que tuve hace algunos años; experiencia que me ha llevado a creer en las cosas inexplicables  que no tienen una razón científica, por tal causa, los hombres de ciencia, simplemente las ignoran,   argumentando  que son simples casualidades, visiones  o invenciones de la gente.
Cuando cumplía quince años,  me encontraba esperando el autobús  que me llevaría de regreso a casa;  me entretenía jugando un cubo de rubik, junto a una banqueta,  cuando algo llamó poderosamente mi atención, cosa  que me sacó de la concentración de armar el rompecabezas; era una mujer de mirada intensa, que me sonreía, curiosamente  vestía de blanco,  un largo vestido que en otras circunstancias me hubieran movido a la burla;  pero extrañamente me  llamó por mi nombre con  un gesto amistoso. —¡Ven conmigo! —Me dijo dulcemente—. ¡No temas, yo te protegeré!

Siempre me han educado sobre los peligros que entrañan las calles, sobretodo, nunca hablar con desconocido. Pero la mujer de blanco me infundía confianza y  me acerqué a ella vacilante.
La miraba directamente sin quitarle la vista, sus ojos azules y tranquilos   me llamaron la atención, me pareció una buena mujer, aunque algo triste, estaba a punto de preguntarle, inquirirle sobre quien era y qué quería. En ese momento escuché un estruendo espantoso, en el lugar donde había estado jugando mi cubo de rubik, un automóvil se estrelló aparatosamente; me quedé estático por un momento, antes de correr a buscar un refugio, después   todo fue conmoción, gritos y llanto; la gente pedía ayuda para los heridos, que se miraban espantosos entre los fierros retorcidos. Las ambulancias llegaron, aumentando el desconcierto, entre la gente que se arremolinaba curiosa;  en ese momento busqué a mi salvadora, la busqué sin poder encontrarla.
Llegue a mi casa, mis padres inmediatamente se dieron cuenta que algo ocurría, mi semblante aterrado, amarillo y desencajado no dejaba ninguna duda. Caí enferma de calentura;  en ese momento les conté, casi con balbuceos lo del accidente; pero al otro día, cuando estaba más recuperada, hablé con mi madre sobre el  caso, contándole cada detalle, en especial, sobre la mujer de blanco y  sus facciones algo tristes.
Mi mamá se quedó mirándome, vi que algo ocurría, lo supe por su cara de turbación. Fue directo a un cajón, buscó por varios minutos, hasta  sacar del fondo un gran sobre, de allí se puso a mirar varias fotografías, de entre todas ellas extrajo una foto, que me mostró.
Allí estaba la mujer de blanco, exactamente como la recuerdo llamarme por mi nombre para que me acercara, cosa que salvó mi vida. —¡Es tu tía! Murió en un accidente de autos, el día en que se iba a casar; era la mayor  de las hermanas de tu padre.

Antes de ocurrirme este extraño y fortuito caso, yo me burlaba de la ignorancia de la gente que cree en fantasmas o aparecidos
Leer más...

jueves, 24 de septiembre de 2015

Un caso tenebroso sobre la inseguridad del país




Como un joven empresario es asaltado, rescatado por la policía, misma que lo entregó a los grupos criminales.
Leer más...

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Descarado robo a plena luz del día en Edo Mex.



Sin importarle las cámaras de seguridad, los criminales  asaltan  una joyería en el Estado de México.
Leer más...

La donación de órganos en México



Algo de historia de los trasplantes en México.
Leer más...

Fabrican láminas de tallo del plátano



Estudiantes de bachillerato presentan proyecto para fabricar láminas de la planta de plátano.
Leer más...

Los delincuentes se han convertido en actores.




Los delincuentes, ahora son actores nacionales, las cámaras de seguridad los graban cometiendo sus fechorías. Como este ladrón de una óptica de Guadalupe | Noticias de Nuevo Leó


Leer más...

martes, 22 de septiembre de 2015

MISA DONDE CANONIZAN A JUAN XXIII Y JUAN PABLO II




MISA CANONIZACION JUAN XXIII Y JUAN PABLO II

Leer más...

Nacen cuatro ejemplares de tigre blanco



nacen ejemplares de tigre blanco en el zoológico del centenario de Mérida, las crías nacieron a principios de mes


Leer más...

Demencia



En el mundo existe más de 47 millones de personas con demencia, en México cerca de 80 mil personas la padecen, la principal causa en adultos mayores de la demencia es el alzheimer.
Leer más...

Ritmo Intestinal



Ayude a regular su ritmo intestinal, ejercítese con una caminata de media hora al día.
Leer más...


Decenas de personas salen a limpiar las calles de Salamanca
Leer más...

Un dato para la memoria



Dato memorable de la virgen de la caridad del cobre.
Leer más...

lunes, 21 de septiembre de 2015

El terremoto que unió a México



En septiembre de 1985, el  terremoto más devastador  destruyó la ciudad de México. Video.
Leer más...

El mañanero, avances del 21 de septiembre



Avances del mañanero del 21 de septiembre con Brozo, el payaso
Leer más...

La joven Daniela Saucedo Castellanos se encuentra extraviada



¿Dónde está Daniela Saucedo Castellanos? su familia la busca

Leer más...

La funcionaria federal Celina Oseguera tenía historial con el Cártel del Pacífico



Cuando el Chapo Guzman estuvo preso, denuncian de privilegios en su celda.
Leer más...

Ataque a la fiscalía de Guerrero



Atacan y vandalizan la fiscalia del estado de Guerrero, por supuesto estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, los supuestos alumnos encapuchados se retiraron poco despues.
Leer más...

martes, 8 de septiembre de 2015

El encargo de los malos amigos





La mala decisión de un joven, que paga muy caro sus errores.
Leer más...

domingo, 30 de agosto de 2015

EL NIÑO MÁS INTELIGENTE DEL MUNDO



El niño más inteligente del mundo, decide seguir siendo niño.
Leer más...

El vendedor de frituras



La historia de un niño que tiene que vender frituras para poder asistir a la escuela,  vive con su pobre madre  enferma y su perro..
Leer más...

jueves, 13 de agosto de 2015

El papalote gigante



El papalote gigante.
Pedro apenas cumplía  los seis años  y ya tenía fama de ser el mejor  construyendo papalotes. Los construía de todos los tamaños y colores que se le ocurrían; niños de calles vecinos, de otras colonias y de otros pueblos iban en su busca para que les construyera un bonito cometa.
Pedro construía estrellas, soles, aviones, culebrinas, cocoles, tiburones  y cuanta forma se ocurriera en su   hechura. Igualmente los forraba de distintos materiales, desde papel de china multicolor, hasta de grandes hojas de plástico.
Sus papalotes, eran los  mejores de la comarca, perfectos y equilibrados, volaban a la menor brisa del viento; algunos muchachos los armaban de filosas navajas que relampagueaban en el aire. Estos cometas se construían de varillas de otate, muy ligeras y resistente, tan elaborados que su construcción necesitaba de 10 largas varillas, bastante papel, engrudo y paciencia; una larga cola, fabricada de cordel trenzado y pitas de tela. En la cola iban las navajas, muy filosas; en el aire, a gran altura, se sostenían cruentos combates; los mejores papalotes, cabeceaban de un lado a otro, sacudiendo la cola , filosamente armada, cuando el papalote era maniobrado con habilidad, la cola daba un chicotazo contra la cuerda y la cortaba, el papalote empezaba  a caer, primero se deslizaba suavemente, después giraba y giraba  hasta perderse en la lejanía; los muchachos iban tras del papalote, atravesando los cerros lo perseguían  en su caída; a veces se perdían para siempre, quedando en los grandes árboles, otras veces, localizado por el enemigo, era destrozado.
Pedro y su papalote resultaban rivales   imbatibles, sus pequeñas manos, tenían tal agilidad al jalar la  cuerda que  sus papalotes obedecían dócilmente  a sus órdenes. No resultaba raro  que siempre ganara, que cortara las cuerdas de los enemigos que osaran enfrentarlo.
Un buen día, Pedro papalote, como le llamaba la gente, anunció que volaría un gran papalote, lo llevó al campo de vuelo y esperó la llegada del viento; el papalote era enorme y lleno de colorido, a la menor corriente de viento se hinchaba  y amenazaba con elevarse.
Los cordeles,  los había atado a sus  manos, Pedro papalote, como buen inventor, fabrico un par de muñequeras de cuero  que ató firmemente a sus manos: —¡No se irá sin mí —dijo misterioso.
Y efectivamente, cuando el papalote hinchó su vientre,  y el viento lo cogió para llevarlo a las alturas; se vio, que pedro papalote, a pesar de su habilidad y don de mando con estos artefactos; en esta ocasión se había extralimitado, al construir una bestia indomable.

Pedro papalote estaba bien plantado domándolo,  en las alturas  el monstruo cabeceaba y rugía  furioso,  mas no pudo más, sus pies se separaron de la tierra, a la vista y el espanto de todos; Pedro papalote no se asustó, les gritaba a todos que no se preocuparan, que iría hasta donde lo llevara  el cometa, dijo que volvería pronto, así lo escucharon en la lejanía. Muchos muchachos lo siguieron, esperanzados de que en el cerro, se atascara en algún árbol. Pero no fue así, el papalote de Pedro, seguía y seguía ganando altura, yendo más allá de las montañas.
Leer más...

martes, 11 de agosto de 2015

El hijo más bello del mundo


En cierta mañana, de cualquier día, en un cerro de pobre vegetación, una madre coyote cazaba; hambrienta corría   detrás de una lagartija y no queriendo dejar escapar  a su presa, dejó atrás a su pobre hijo. Cuando regresó en su búsqueda, no lo pudo encontrar.
Con la lagartija en el hocico, lo llamaba, la colocaba sobre una roca, la husmeaba y advertía al hijo  de la gran comilona que se perdía  si no aparecía pronto.
Pero el hijo coyote no apareció, ella lo buscó por el camino sin encontrarlo, en las cuevas, debajo de las grandes rocas y en los lugares que ella le enseño, podrían  servirle de refugio. Lo buscó sin descanso, sin encontrarlo;  lloraba de tristeza  y la acongojaba el dolor de saber a su hijo  padeciendo hambre y frio. Descendió del cerro con la esperanza de encontrarlo a la orilla del arroyo que tanto le gustaba.
En el camino,  encontraba animales: el hermano lobo, la hermana ardilla, el zorro, la iguana y hasta un armadillo; a todos les preguntó por su hijo, preguntaba por el hijo perdido de ojos azules,  cola de terciopelo y atentas y finas orejas;  le respondían preocupados y la consolaban, pero ninguno había visto un coyote perdido tan hermoso.
Desalentada seguía su búsqueda, hasta encontrar a un ágil gato montés  que daba grandes saltos.
—¡Hermano gato! —Le gritó, al verlo saltar sobre una roca—,  ¡quiero hacerte una pregunta!
De dos saltos el elegante gato, estuvo a su lado.
—¿Qué te pasa hermana coyote?,  ¿cuál es tu preocupación?
—¡He perdido a mi hijo! Y no lo puedo encontrar, ¿no lo has visto tú? —Preguntó la madre coyote.
—¡Dime, dime, hermana coyote!, ¿cómo es él?
—¡Hay hermano gato!, es el hijo más hermoso del mundo, el coyotito  más precioso que te puedas imaginar. Pelambre fino como el terciopelo, ojos azules como el cielo,  orejas y cola elegante, y cuando se ríe, muestra colmillos tan blancos como el marfil.
—¡Qué  pena hermana!, no he  visto a tu hijo. Encontré un pequeño coyote muerto,  pero no puede ser tu hijo. Está tirado en el camino,  tiene los ojos plagados de lagañas, el hocico sucio  y la cola pelada.
La madre coyote gritó de dolor: —¡Hay hermano gato, que dolor me has causado!, ¡es mi hijo, pobre de mí!
—¡Hermana coyote! Tú me dijiste que tu  hijo era un coyote precioso.

Entre sollozos la madre coyote le dijo:  —Sí hermano gato, pero mis ojos de madre lo ven  tan hermoso como te lo he pintado; para una madre, no hay hijo feo.
Leer más...

lunes, 10 de agosto de 2015

La verdadera tragedia de México y Venezuela



La consecuencia de malos gobiernos y su intolerancia a la crítica. Políticos corruptos ansiosos de enriquecerse rapidamente.
Leer más...

domingo, 9 de agosto de 2015

El pez ambicioso





Lalo la mojarra  vivía  con su madre en un pequeño estanque, muy pequeñito por cierto y de muy poca profundidad; allí también habitaban toda clase  de renacuajos, bichos y  pequeños peces que se divertían en grande, buscando aventuras en las zonas más profundas y entre las  raíces de los árboles.
Lalo no estaba conforme,  todos los  días se quejaba con  su madre del tamaño del  “charco”  que habitaban;   molesto, mortificaba a la pobre madre diciéndole que un pez de su tamaño debe merecer  un gran lago, un río y, por qué no, un mar, un océano  donde  lograr las  metas que un pez de su tamaño se debe trazar en la vida.
La madre mojarra, tiernamente hablaba con él, lo acariciaba y le decía que el lugar era perfecto, muy hermoso  y sobretodo seguro;  nunca tendría que preocuparse  por nada, la comida sobraba y  nada podría dañarlo.
Lalo la mojarra, lleno de vanidad  y presunción le contestaba,  que en este pequeño estanque  la vida le parecía muy aburrida, que él era un gran pez, que nada ni nadie podía dañarlo; creía firmemente, que cuando emigrara a un lugar más grande, crecería de un tamaño inmenso.
Su madre se entristecía y lloraba por Lalo,  pensaba que su hijo no conocía la vida ni el mundo y que eso lo hacía hablar de esa manera; ella era muy vieja y sabía de los grandes  peligros que acechaban en las afueras del estanque. Para ella era el estanque más hermoso del mundo, rodeado de árboles, limpio y… sobretodo  oculto a las acechanzas  malignas de otros lugares.
Una tarde, el viento empezó a doblar las cañas, pronto bajó la temperatura y  enormes nubes  taparon la luz del sol. Por la noche, el viento arreció y el estruendo de los rayos sobresaltaba el ambiente y acallaban las ranas. De pronto los truenos cesaron y el viento se quedó quieto; eso sólo fue por  un momento, de inmediato comenzaron a caer gruesas gotas de lluvia, que pronto se convirtió en la peor tormenta  de años.
La lluvia no cesaba, amanecía  y el diluvio parecía no tener fin; por  la tarde  la tormenta inundaba la campiña, el estanque rebosaba a plenitud; todos estaban espantados, menos Lalo la Mojarra, que empezaba a vislumbrar el milagro de su escape; y sin pensarlo mucho trazó un plan.
No tardó mucho en ocurrir lo esperado, la lluvia lo desbordó todo, los arroyos corrían y el estanque  se confundía  con el paisaje  anegado de agua. Lalo la Mojarra, hizo lo que tenía que hacer, se lanzó a la aventura, feliz nadaba y huía de lo que consideraba su prisión; el pequeño estanque se encontraba muy lejos, la velocidad del agua  corriendo rapidamente lo llevaba por aguas lejanas, al lago que siempre soñó, al mar ambicionado, al océano  inmenso donde   lograría sus ambiciones.
Cuando la lluvia cesó, ya amanecía, Lalo por fin pudo mirar  su nuevo hogar, su nuevo mundo; en verdad era amplio,  su mirada sólo encontró  agua y más agua; estaba donde quería, en el lugar que siempre ambicionó.

Empezó a nadar feliz, a trazarse metas y sueños; se había olvidado para siempre de su madre, tan solo era un recuerdo  en una pequeña charca perdida en la lejanía.  Dio un salto fuera del agua, salto que le pareció digno de campeonato; se sintió orgulloso de sus logros  y se disponía a saltar de nuevo. Fue cuando lo vio venir; era enorme, inmenso,  tan inmenso  que no tuvo oportunidad al ser arrastrado  por la corriente de agua, que lo llevó  al interior del gigantesco pez.
Leer más...

viernes, 7 de agosto de 2015

El niño que quería volar


Soñaba con volar,  ir de un lado a otro, conociendo lugares desconocidos, visitando tierras extrañas, dejando amigos  a los que siempre prometía volver; ese era su sueño, apenas empezó a soñar, apenas creció, el sueño se presentaba cuando cerraba los ojos y entonces empezaba su viaje y era totalmente feliz.

Pero Mario, que así se llamaba, no quería volar como las aves o las libélulas, no quería ser gaviota, águila, pato  o mariposa monarca que atraviesa el océano para llegar a lugares lejanos. Él quería volar  en una florecita, en un diente de león;  viajando al vaivén del viento, junto a las nubes en la más absoluta libertad. Él se colgaría en una hermosa flor  con forma de paraguas, una tan diminuta que al más leve rumor de la brisa, el viento la llevaría a los lugares mágicos de sus sueños.

Quería ir en un diente de león, volando; viajando, lejos, muy lejos, en un vuelo que obedece un designio de aventura benévola, donde en  cada viaje se  tiene un final feliz.  Tenía un plan trazado, pronto tendría la oportunidad de hacerlo. Se acercaba el verano y había descubierto un gran campo de dientes de león. Allí esperaría la briza que lo llevaría lejos, el viento  viajero que cogería un diente de león entre sus manos de aire y lo llevaría  a su lado, para que lo tomara  y remontara el vuelo deseado. Así sería para siempre, nunca se cansaría de volar, de viajar eternamente conociendo  mundos y maravillas que lo ilustrarían. Nunca comería ni bebería agua,  solo sorbos de néctar que lo harían cada día más liviano y más parte del diente de león; hasta que un día ya no fuera una carga, sólo una brizna ligera  como siempre lo había deseado.

El día escogido, la tarde de su viaje, el viento soplaba suavemente, él supo que era lo suficientemente fuerte para elevarlo a las alturas.  Corrió al campo de dientes de león, el espectáculo lo colmó de contento y esperanza, el viento barría las florecillas, levantando una maravillosa nube de dientes de león que sobrevolaban el acantilado;  él fue tras una flor inmensa,  tenía todo trazado, perfectamente calculado; al llegar al borde del acantilado, un inmenso precipicio, lugar  donde los dientes de león  eran empujados por un  chorro de aire ascendente;  en ese preciso momento el saltaría y cogería el gran diente de león que lo llevaría en su vuelo sin regreso.


Leer más...

viernes, 31 de julio de 2015

La garrapata, mortal parásito


Para los que no saben cómo me llamo, soy la garrapata,  soy el parásito perfecto, me alimento de sangre y sólo es cuestión de tiempo para dejar  en los huesos al infeliz que tenga la mala suerte de ser invadida por  nosotras las garrapatas. Algunos metiches nos han bautizado como ixodoidea, un feo nombre que no nos gusta.
Emboscamos a nuestras presas, esperamos que pasen por dónde estamos y nos ganchamos a su pelambre, luego a su piel y empezamos a chupar sangre hasta hartarnos, en un dos por tres  nuestro tamaño aumenta y parecemos  bonitos globos llenos de sangre de nuestras víctimas.

A veces  chupamos sangre de los humanos, no nos gusta su sabor, pero nosotros no despreciamos a nadie, igualmente nos hartamos de sangre humana; somos los verdaderos vampiros, somos indestructibles y podemos permanecer, meses y años  sin alimentarnos, hundidos en alguna hendidura, esperando la oportunidad de vivir nuevamente.
Dicen que trasmitimos enfermedades, como si  cualquier bicho no lo hiciera, hasta los mismos humanos son trasmisores de enfermedades, no sé de qué se quejan, ellos son peores que nosotros.  Pero como se creen los mejores y ellos hacen los libros y la ciencia, tienen una lista de malas enfermedades que disque, nosotros trasmitimos como la  Tularemia, Rickettsiosis, enfermedad de lyme y otras más que sólo ellos saben.

Soy perfecta, aunque a ellos, los humanos, les parezca horrorosa, estoy bien armada para sobrevivir, tengo unas pinzas bucales  que me permiten prenderme a la piel  y chupar sangre a mi gusto, hasta saciarme.
Me gusta la sangre de perro, de caballo, alce, vaca, becerro y muchos más, no me gusta la de gato, a   los felinos se los  dejo a las pulgas, a las pulgas les encanta la sangre de gato; fúchilas, yo la detesto. Tampoco me gusta la sangre de cerdo, es de sabor fuerte y nos mata.

Cuando, por millares invadimos a un infeliz animal, chupamos hasta dejarlo en los huesos, pronto queda flaco y triste, quien va a estar contento cuando le chupan la sangre y se les cae el pelo y la piel.
Si nos botan, nos vamos en busca de otro hospedero, siempre hay otra oportunidad, si tardamos en encontrarla, no importa, podemos resistir sin comer mucho, pero mucho  tiempo.

Soy la garrapata, si te descuidas, puedes encontrarme en tu cabellera, axilas, orejas, entrepiernas y otros oscuros lugares de tu cuerpo , ten cuidado o me alimentaré de tu sangre.
Leer más...

martes, 27 de enero de 2015

El cuento mexicano de Florance Cassez.


El  cuento o telenovela, de misterio, intriga y ficción, protagonizada por autoridades mexicanas y una ciudadana francesa; no deja en claro el mágico realismo que encierra la justicia mexicana.
Un ciudadano común y corriente, como usted y yo,  nunca tendrá  en claro  sobre la culpabilidad o inocencia de Florance Cassez; bella francesita  que bien podría ser protagonista en un cuento de los hermanos Grimm; sin ninguna dificultad podría  tener el papel  de la princesa  buena o modosita  o, el de la terrible bruja, mala como la condenación.

Ante el montaje televisivo del que fue objeto, su captura por el delito de secuestro, televisado a nivel nacional, la convirtieron,  más pronto, que ahorita, en una víctima del corrupto sistema de justicia mexicano.

Al parecer a la bella francesita, se le comprobaron los delitos de secuestro, de los que era señalado por sus víctimas, siendo condenada a 60 años, de los que cumplió siete, al ser liberada por un amparo de la  Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Esta joyita  de nacionalidad francesa, fue acusada de al menos diez secuestros; no sabemos si era una bruja disfrazada de princesa o una princesa, víctima de las circunstancias; su encarcelamiento tensó las relaciones bilaterales con Francia, a tal grado, que Nicolás Sarkozy, presidente Francia pidió a Felipe Calderón que Florence fuera entregada para que purgara su condena en su país.

Ahora esta preciosa víctima o villana y maléfica bruja, ha presentado una demanda contra Felipe Calderón, García Luna  y otros involucrados en su  captura y encarcelamiento.
El ex presidente de México, prácticamente quiso decir que estaba loca y que a pesar de que la corte haya decidido sobre su liberación, la señora Florence Cassez, no era tan inocente como ahora la quieren pintar.
Imagínense  lo que le hubiera pasado a  cualquier hijo de policía, si lo agarra la judicial por mucho menos, seguramente se pudre en la cárcel, ya sea inocente o culpable.
Esperemos el desenlace de este cuento mexicano, de ganar la demanda, se le abrirían las puertas de la cueva de Ali Babá y los cuarenta ladrones, y podría la francesita bañarse en oro mexicano.



Leer más...

El Sur primitivo de México

El Sur primitivamente poblado por chichimecas, nahuas, Coixcas, Tarascos Mixtecos y y otras tribus se vinculan a la hegemonía del México Tenochtitlán mediante el establecimiento de las siete provincia Mexicas. De esos tiempos data la alianza de los pueblos chontales con los señores Mexicas al casarse el príncipe Ahuizotl con la princesa Cuayautitla, hija del señor de Ixcateopan, fruto de ese enlace nació Cuauhtémoc.
El Estado de Guerrero
El Estado de Guerrero, en la época colonial forma parte de las intendencias de México, Puebla y Valladolid. Por su singular contribución en la Independencia de México se forma una provincia con el nombre de Tecpan en 1811.
El 27 de octubre de 1849 Guerrero adquiere la categoría de Estado, formándose con los distritos de Acapulco, Chilapa y Taxco del Estado de México, de Tlapa del estado de Puebla y con la municipalidad de Coyuca, perteneciente al Estado de Michoacán. Según García Cubas, el Estado de Guerrero en 1889 tenía una extensión geográfica de 59,231 km². Extensión que después aumentó cuando en 1906 el presidente Porfirio Díaz dictó un laudo que puso fin a las dificultades existentes por cuestiones de límites territoriales planteadas por el gobernador de Michoacán don Aristeo Mercado, pero impugnadas con éxito por el gobernador de Guerrero don Manuel Guillén. En la actualidad Guerrero cuenta con una extensión de 64,450 km² que representa el 3.27% del Territorio nacional.
Época arcaica
Aún no se iniciaba la era cristiana y ya se registraban en el Sur el paso de las primeras tribus que venían de la costa de Michoacán; algunas de ellas poblaron la Costa Grande de Guerrero. En Coyuca de Benítez se ha localizado cerámica roja, los restos arcaicos más conocidos, corresponden al Balsas medio, a Coyuca de Benítez, a la pirámide de San Jerónimo, a Mexcaltepec, Atoyac, Corral Falso y el Humo.
Época preclásica
Durante la época preclásica llegaron al Estado de Guerrero los Olmecas que se asentaron en la Cuenca del Río Mezcala y lugares aledaños, probablemente a la época Olmeca corresponden los murales más antiguos de América, los de Juatlahuaca con más de 2,500 años de antigüedad, así como las pinturas rupestres de las Grutas de Pantitlán y de la Gruta de Acatlán.
Época Pre-Nahua
Siglos después, al principio de la actual era penetraron por la Tierra Caliente los Chichimecas, tribu de cultura muy atrasada, cuyo nombre significa: “Chupador de sangre”. El grupo Chontal entre los Chichimecas, es uno de los más antiguas, hablaban la lengua Chontal, un idioma gutural que denotaba su antigüedad. En la relación de Iguala de 1579, dice al respecto: “Hablan en la garganta” y que no se escribe porque no se pronuncia.
Los Cuitlatecos ocuparon una extensa región comprendida en los actuales municipios de San Miguel Totolapan y de Ajuchitlán , su centro político fue Mezcaltepec, dominando las regiones de Atoyac y Tecpan. Los Tepuztecas poblaron el vecino municipio de Tlacotepec; tanto uno como otro penetraron por Zacatula, donde se extendieron por la Costa Grande, para subir por la Sierra Madre, desde Atoyac y Coyuca de Benítez y descender a la Cuenca Meridional del Río Balsas, fundando numerosos poblados como: Mezcaltepec, Citlaltomagua , Anecuilco y Tepetixtla.
Los Pantecos, los Chumbias y los Tolimecas convivieron con los Cuitlatecos de la región de Atoyac y con los Tepuztecos de la parte norte de Coyuca de Benítez donde se asentaba Citlaltomagua y Anecuilco.
Los nahuas.
Corría el siglo XI cuando los nahuas penetraron en el territorio del actual Estado de Guerrero, los nahuas procedían del noroeste del país, estableciéndose un grupo de ellos en Zacatula, Atoyac y Tlacoptepec, había un grupo nahua llamado Coixca que quiere decir “Llanura de culebras”. Los Coixcas, dice Borlow, llegaron en un estado totalmente primitivo. Adoraban a Huitzilopochtli y Cihuacóatl, enterraban a sus muertos sentados y colocaban almuerzo sobre su sepultura. Los nahuas Coixcas fueron sometidos a la postre por los nahuas Mexicas, en las épocas en en que estos conquistaron a los pueblos surianos.
Los Tarascos
Hacía el occidente del Estado se registró la invasión de los Purepechas o tarascos de Michoacán, se posesionaron de Tierra Caliente y fundaron las poblaciones de Coyuca de Catalán, Pungarabato, y Zirándaro.
Tariacuri, el primer y más famosos de los reyes tarasco, hijo de una isleña de Janitzio yPauácume quien era un axamiech o un sacerdote sacrificador, quién inició la guerra de conquista y expansión de su señorío y divide su territorio en tres señoríos: Pátzcuaro, gobernado por Hiquingare, hijo de Tariacuri.
Tzintzuntzan (lugar de colibríes), gobernado por su sobrino Tangaxoan.
Ihuatzio, gobernado por su otro sobrino Hirepan, quien se estableció en Coyuca.
A mediados del siglo XV, en 1450 el señorío tarasco fue gobernado por Tzintzipandácure, quien como jefe o canzonci absoluto y teniendo como capital Tzintzuntzan, gobernó una extensión superior a la del actual Estado de Michoacán.
Según el historiador Chavero Hiripán o Hirepan tenía en su corte al dios Caricaveri, a su muerte le sucedió su hijo Ticatome. Coyuca sobresalía entonces como ciudad rica y culta, así como santuario del dios Caricaveri, suprema deidad tarasca; se hizo famosa por sus lapidarios, su gente sabía cortar y pulir con maestrías las piedras preciosas.
Sus dominios se extendían hasta colindar con el reino de Coliman por el poniente, por el sur hasta el litoral del Pacífico, comprendiendo Zacatula , se ha dicho que Coyuca fue la ciudad más notable de la antigüedad en el actual Estado de Guerrero.


Leer más...

La Iliada

La Ilíada es la joya literaria épica de la antigüedad occidental más conocida e incomprendida por quienes solo atisban circunstancialmente en sus letras. El sólo nombre de la Ilíada evoca el caballo de madera que propicia la toma de Troya o la muerte de Aquiles, flechado en su parte vulnerable, el Talón de Aquiles, por Paris.
Obra homérica
La obra, atribuida a Homero, es la epopeya griega y el poema más antiguo de la literatura occidental, cuenta con 24 cantos o rapsodias y un total 15.693 versos hexámetros dactílicos. Homero narra acontecimientos ocurridos, según Eratóstenes entre el 1194 y el 1184 a.C., y Heródoto en el 1250 a.C.
De acuerdo a estas fechas, y a que se atribuye el siglo VIII a.C., como el siglo en que nace Homero, el aeda narra acontecimientos ocurridos 400 o 450 años atrás. La misma circunstancia y dificultad temporal que arrostraría el escribir ahora los hechos acaecidos en la conquista de México, multiplicado por los inconvenientes de acervo histórico que debieron existir en aquella época antigua.
Guerra troyana, la venganza de los aqueos
La guerra de Troya es el conflicto bélico derivado del rapto o fuga de Helena de Esparta con el príncipe troyano, Paris. Ante lo cual se crea una coalición de ejércitos contra la ciudad de Troya (Ilión), ubicada en Asia Menor. Se trata de una expedición punitiva para vengar la afrenta impuesta al pueblo aqueo.
La Ilíada de Homero comienza con la cólera de Aquiles contra Agamenón, comandante de la coalición de ejército, Rey de Reyes, y hermano de Menelao, esposo afrentado de Elena; Agamenón arrebata a Briseida de manos de Aquiles, lo que ocasiona la furia del guerrero, a punto de matar a Agamenón es detenido por su madre, la Nereida Tetis. Aquiles decide retirarse de la batalla, jura volver a ella, sólo cuando el fuego troyano alcance sus propias naves.
Así mismo, la Ilíada termina con la muerte de Héctor a manos de Aquiles; enfurecido por la muerte de Patroclo, quien vistiendo su armadura se enfrenta a Héctor y muere, decide volver a la batalla, vistiendo una impresionante armadura provista por el dios Vulcano a instancias de su madre Tetis.
Los dioses del Olimpo toman partido en la guerra
Los 24 cantos de la Ilíada narran los acontecimientos ocurridos durante 51 días, del último año, de los diez del accedió a Troya, diez habían transcurridos en armar un ejército de cientos de barcos y miles de hombres con sus respectivos príncipes capitaneando las naves.
Cada príncipe conocía su destino, a muchos de ellos el oráculo les había advertido de las consecuencias; el mito cuenta que la madre de Aquiles lo previno de ir a la guerra, de la que nunca volvería si participaba. Larga vida de quedarse, corta de marchar, pero gloria inmensa y eterna. La gran mayoría de los príncipes, al terminar su participación en la guerra troyana, murió trágicamente.
En la obra se manifiestan los dioses del Olimpo tomando partido por uno u otro combatiente, pero siempre domeñados por la voluntad suprema de Zeus, a su vez, existiendo una voluntad inquebrantable que todo lo rige, aun por encima de la voluntad de los dioses: el hado o destino, que obra de manera irresistible sobre dioses y hombres.
El Caballo de Troya y la muerte de Héctor
El Caballo de Troya y la muerte de Aquiles corresponden directamente a una obra que debió culminar con la muerte de Aquiles, pero el patriotismo homérico, decide terminarla con la muerte del enemigo troyano, representado por Héctor, al que visten con la nobleza del guerrero valiente que pelea por su patria y su familia y que enfrenta en desventaja a un semidiós, un guerrero portentoso de fuerzas insuperables como Aquiles.
Los diálogos de la obra también manifiestan el decaimiento, el quebranto de la fortaleza de los hombres, en relación a sus antepasados; ni el príncipe Ajax, cuyos hombros sobresalían por encima de las cabezas y portaba un escudo como una torre, fabricado con siete pieles de bueyes y una octava capa de bronce, podría competir con ellos.
Los orígenes de la fundación de Roma
A la caída de Troya, muerto la mayoría de sus hombres y aliados; un reducido grupo, liderado por Eneas; hijo de la diosa Afrodita y el príncipe Anquises, logra huir, durante la guerra su madre lo protege, salvándolo de la muerte cuando lucha con Diomedes; navegaron hasta Cartago y luego a la Península Itálica, donde llegaron a ser los ascendiente de los fundadores de Roma.
Durante muchos siglos se cuestionó la existencia de Troya. Heinrich Schliemann, rico alemán, descubre en 1871, tras años y una serie de excavaciones, el sitio arqueológico de Troya. La anécdota cuenta que los datos que lo condijeron a la ubicación de Troya los obtuvo de un sueño.
Brad Pitt protagonizó la película "Troya", rodada en 2004
La película de Troya, filmada en el 2004 y protagonizada por Brad Pitt en el papel de Aquiles, poco contribuye a la “verdad mítica”, para su argumento se incluye material de diversas fuetes u obras como la Eneida de Virgilio.
La lectura de la Ilíada, muestran una belleza y una fuerza literaria que da cuenta de su supervivencia a través de los siglos. La pelea de Aquiles con el Escamandro y el Simois, dos ríos dioses, que enojados con Aquiles por lanzar tantos cadáveres a sus aguas deciden atacarlo, es terriblemente cautivante y la primera manifestación de la polución del medio ambiente por el hombre.


Leer más...

viernes, 23 de enero de 2015

El último jaguar


Lo habían escuchado gruñir, no sabían a ciencia cierta de dónde venían los rugidos;  algunos campiranos creían que de lo alto del cerro, otros de una profunda cueva  que servía de refugio a la fiera. Muy pocos podían  presumir de haberlo visto y, esos pocos decían que era un enorme tigre, de manchas negras y muy hermoso. Los más enterados  lo llamaban jaguar; el mayor felino  de América; animal muy fiero y peligroso.
El tigre, era poco sociable; en tiempos pasados  abundaban por la región y la gente los cazaba  por pura diversión, aprovechando también  la piel que era muy cotizada.  Pero ahora, parecía que se habían extinguido, hacía tiempo que la gente había dejado de verlos y oírlos.  El jaguar que rugía, era una novedad, una rareza, posiblemente el último de su especie. Al principio  su rugido se escuchaba ocasionalmente, causando asombro  en quienes lo escuchaban; pero ahora era diferente, el animal rugía todo el tiempo, un rugido  que detenía al caminante  y lo obligaba a tomar precaución. El rugido era desesperado, no de bestia herida, un rugido inmenso  que buscaba traspasar la montaña.
Los hombres escuchaban su rugido, arqueaban las cejas y maquinaban ideas; salían en su busca  cargando armas que lo hacían   sentirse invencibles; temerarios se sumergían en el umbrío bosque o en la oscura noche; sus perros ladraban y olisqueaban y, cuando el rugido agitaba el aire, gemían temerosos.
El  jaguar estaba solo, su potente rugido no alcanzaba a salvar las grandes distancias de la montaña, para llamar a la hembra que necesitaba; pronto la tristeza lo invadió, su llamado carecía de respuesta alguna, y entonces nada era importante, ni sus dominios, ni la presa que lo alimentaba.
Una tarde los hombres volvieron eufóricos, daban gritos de júbilo y festejaban. La carreta rechinaba presadamente, sobre ella reposaba el enorme cuerpo, el bello cuerpo del fiero animal. La sangre cuajada y terrosa manchaba  el rosado pelaje de rosetas negras mancillado por las balas.


Llegaron al pueblo como héroes, la gente los recibía  admirada, aplaudiendo la hazaña; pronto la hermosa piel   exánime   colgaba de un árbol, la cola arrastrando por el suelo, inanimada y sin  dignidad; su carne hervía en un cazo para ser degustada como exquisito platillo. Su hermosa y temible cabeza, en manos de los chiquillos que jugaban con ella, como si de un juguete se tratara.
Leer más...

Entradas populares