martes, 27 de enero de 2015

El cuento mexicano de Florance Cassez.


El  cuento o telenovela, de misterio, intriga y ficción, protagonizada por autoridades mexicanas y una ciudadana francesa; no deja en claro el mágico realismo que encierra la justicia mexicana.
Un ciudadano común y corriente, como usted y yo,  nunca tendrá  en claro  sobre la culpabilidad o inocencia de Florance Cassez; bella francesita  que bien podría ser protagonista en un cuento de los hermanos Grimm; sin ninguna dificultad podría  tener el papel  de la princesa  buena o modosita  o, el de la terrible bruja, mala como la condenación.

Ante el montaje televisivo del que fue objeto, su captura por el delito de secuestro, televisado a nivel nacional, la convirtieron,  más pronto, que ahorita, en una víctima del corrupto sistema de justicia mexicano.

Al parecer a la bella francesita, se le comprobaron los delitos de secuestro, de los que era señalado por sus víctimas, siendo condenada a 60 años, de los que cumplió siete, al ser liberada por un amparo de la  Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Esta joyita  de nacionalidad francesa, fue acusada de al menos diez secuestros; no sabemos si era una bruja disfrazada de princesa o una princesa, víctima de las circunstancias; su encarcelamiento tensó las relaciones bilaterales con Francia, a tal grado, que Nicolás Sarkozy, presidente Francia pidió a Felipe Calderón que Florence fuera entregada para que purgara su condena en su país.

Ahora esta preciosa víctima o villana y maléfica bruja, ha presentado una demanda contra Felipe Calderón, García Luna  y otros involucrados en su  captura y encarcelamiento.
El ex presidente de México, prácticamente quiso decir que estaba loca y que a pesar de que la corte haya decidido sobre su liberación, la señora Florence Cassez, no era tan inocente como ahora la quieren pintar.
Imagínense  lo que le hubiera pasado a  cualquier hijo de policía, si lo agarra la judicial por mucho menos, seguramente se pudre en la cárcel, ya sea inocente o culpable.
Esperemos el desenlace de este cuento mexicano, de ganar la demanda, se le abrirían las puertas de la cueva de Ali Babá y los cuarenta ladrones, y podría la francesita bañarse en oro mexicano.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares