viernes, 19 de mayo de 2017

DEMENCIA Y FRAGILIDAD

Diagnóstico de la demecnia

Como ya se mencionó, el diagnóstico de una demencia siempre estará en manos del personal especializado. Inicialmente, el médico de primer contacto será el encargado de solicitar exámenes de laboratorio, realizar exploración física y una o varias entrevistas al paciente y a sus cuidadores o familiares; además, los vinculará con otros especialistas.
Es importante que consideres que para poder diagnosticar a una persona con demencia se requieren, entre otros elementos:
  • Historia clínica
  • Exploración física
  • Análisis de sangre y orina
  • Marcadores biológicos
  • Examen neuropsicológico
  • Evaluación psicoemocional
  • Pruebas funcionales y/o estudios de neuroimagen: tomografías y resonancias magnéticas
  • Evaluación gerontológica integral
Este protocolo permitirá al especialista conocer si la persona cursa por una demencia o presenta otra enfermedad o condición que provoque trastornos en las funciones mentales.

3. Clasificación

 
¿Cómo se clasifican las demencias?
Las demencias se pueden clasificar de diferentes maneras, pero una forma común de hacerlo es por su origen o causas.

Demencias degenerativas primarias

Este tipo de demencia es causada por un trastorno que afecta de modo primario al sistema nervioso central. Dentro de las demencias degenerativas primarias se encuentran la demencia de Alzheimer, la enfermedad de Pick y las demencias asociadas con otras enfermedades neurológicas como la enfermedad de Parkinson o la de Huntington.
  • Enfermedad de Pick
  • Enfermedad de Alzheimer (EA)
  • Degeneración lobar frontotemporal (DLFT)
  • Demencia asociada a enfermedad Parkinson (DEP)
  • Enfermedad de Huntington
  • Parálisis supranuclear
  • Demencia con cuerpos de Lewy (DCLW)

Demencias vasculares

Estas demencias son producidas por múltiples infartos (muerte de tejido cerebral por falta de aporte sanguíneo) en la corteza del cerebro y en zonas más profundas de este, llamadas estructuras subcorticales. Los principales factores de riesgo para desarrollar este tipo de demencias son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y las cardiopatías. El inicio de este tipo de demencias es súbito o agudo y suele manifestarse después de un evento vascular cerebral.
  • Enfermedad multifocal-difusa
  • Demencia de grandes vasos
  • Demencia por enfermedad de pequeño vaso
  • Hipoperfusión, demencia hipóxico-isquémica
  • Demencia por infarto venoso
  • Demencia hemorrágica
  • Enfermedad focal/Demencia por infartos estratégicos

Demencias secundarias o tratables

Son aquellas demencias que tienen una causa identificable y, al ser tratadas en un plazo razonable, permite la mejora e, inclusive, la desaparición del proceso demencial. Las causas más frecuentes de estas son las enfermedades sistémicas como los trastornos en el cerebro por el mal funcionamiento del hígado o de los riñones, que provoca que haya toxinas que afectan su función, alteraciones en el nivel de hormonas de la tiroides o, en menor medida, por causa de un déficit nutricional. También son causas de demencias reversibles:

  • Tumores primarios e hidrocefalia normotensa
  • Traumatismos (cuando generan hematoma subdural)
  • Infecciones como la tuberculosis, neurosífilis, SIDA, etc.
FUENTE: ISSSTE.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares